Marcos Delía, jugador del Segafredo Virtus Bolonia, habló en UCU Radio sobre su gran presente en el basquet italiano tras su paso por Fuerza Regia de México y el subcampeonato con la Selección Argentina en el Mundial de China.

«Virtus Bologna apostó a seguir creciendo y a estar en la Euroliga, es un buen lugar para estar ahora y sin dudas el subcampeonato ayudó a que lo consiga«.

«Terminé de la mejor forma con Fuerza Regia. Cuando firmé mi contrato tenía una cláusula con salida a Europa y sabía que si tenía un buen mundial las posibilidades de llegar eran mucho más grandes, cuando se dio lo de Bologna, se habló con el club y ellos lo entendieron perfectamente. Jugué mi último partido con ellos con el contrato con Virtus firmado. México tiene una liga dura, un poco a lo que yo estaba acostumbrado y fue una experiencia muy buena». 

«Bologna es un equipo con experiencia y con gente ganadora. Es un club con muchas ambiciones, que pelea por estar arriba y por algo hicieron contrataciones. El entrenador (Sasha Djordjevic) me recibió muy bien. Es un privilegio poder jugar en este equipo y compartir con Milos Teodosic«.

«La ACB está un escalón más arriba por infraestructura, la de Italia es una liga que tuvo un bajón, pero que está volviendo a lo más importante, contratando a muchos jugadores y entrenadores de jerarquía. Uno de los objetivos es competir en la Euroliga y poder competir en la liga local».

«El Mundial era un desafío y sabíamos que si hacíamos un buen mundial podíamos clasificar. Los torneos como los mundiales son muy buenos porque podes competir, ganar o perder contra cualquiera. Fuimos de menos a más y en los cruces mano a mano nos dimos cuenta que éramos tan buenos como los rivales«.  

Foto: Virtus Bologna, FIBA, Fuerza Regia

Artículo anterior🎥 Justin Williams, Erik Thomas y Leo Lema, los MVP del martes.
Artículo siguienteTomás Spano: «La química sigue»