Cuatro meses y once días pasaron desde el último partido oficial de la NBA. Aquel en el que el Toronto de Leonard, Siakam, Gasol, Van Vleet y compañía le dieron una lección a Golden State Warriors para coronarse por primera vez en la historia de la franquicia canadiense. Aquel partido en el que Klay Thompson hizo 30 puntos pero se lesionó la rodilla tras una volcada, cuando restaban 15 minutos para el final del juego, y volvió para tirar los libres y no dejar a Curry solo en la búsqueda de la hazaña, aunque finalmente tuvo que abandonar el campo de juego.

Cuatro meses y once días tuvieron que pasar para volver a ver acción. ¿En el medio? El Draft de Zion Williamson, uno de los proyectos más esperados de los últimos años de la NBA, con un porte físico y un nivel atlético que hace rato no se veía en la liga norteamericana. Lamentablemente, habrá que esperar casi dos meses para verlo debutar, ya que ayer se operó de un desgarro en su rodilla derecha, sufrido en el partido disputado ante San Antonio el pasado domingo.

¿En el medio? El mundial de China. «No quiero ser la cara de un equipo perdedor», sostuvo CJ McCollum días antes del inicio (ver nota). Estados Unidos culminó en la séptima colocación, la peor de su historia en citas internacionales de este calibre. No hay mucho más para decir.

¿En el medio? Mercado de pases. Irving y Durant se juntaron en Brooklyn, junto a DeAndre Jordan, aunque el ex Oklahoma y Warriors volverá a jugar en la temporada 20/21. Kawhi y Paul George fueron a los Clippers. Kemba Walker a Boston. LeBron sumó a Anthony Davis, DeMarcus Cousins (también ausente unos meses), Danny Green, Dwight Howard y varios más en sus Lakers. El Barba Harden se trajo a Houston a un viejo conocido: Russell Westbrook. ¡Y muchos más! En otras palabras, las estrellas se dividieron, y por eso es que será la temporada más competitiva de los últimos años.

Además, Giannis Antetokounmpo, mejor jugador de la fase regular del último año, intentará nuevamente llevar a sus Bucks a unas finales de conferencia, luego del mal trago vivido en China 2019.

Hoy, el último campeón recibe a New Orleans Pelicans desde las 21, y desde las 23:30, ya hay un plato fuerte: Lakers vs. Clippers, en el Staples Center.

 

 

Artículo anteriorTres locales y el golpe de Petrolero en la ruta
Artículo siguienteBernardo Murphy: «Lo que se vive en las grandes ciudades es realmente caótico.»