A cargo del profesor Rafael Padilla, preparador físico del plantel, los jugadores se expusieron a un testeo evaluativo donde Rafa junto al kinesiólogo Mauricio Galeano, valoraron el nivel físico en que volvieron los atletas. En el parquet del Estadio Delmi hizo sus primeros movimientos Sebastián Puñet, el nuevo base infernal.

Los jugadores Gregorio Eseverri (capitán), Nicolás Copello, Rodrigo Haag, Matías Fioretti, Alejandro Zubriggen, Federico Parada, Cristián Cruz, Nicolás Brito, Iván Vicentin y Sebastián Puñet se movieron al compas de las órdenes del PF. A un costado también comenzó su tarea el utilero Mario Flores, quien además de estar en los pequeños grandes detalles es uno de los que arenga de manera permanente a sus compañeros.

«Realizamos acciones evaluativas y después unos trabajos preventivos y de resistencia. Se notó que los chicos estuvieron en movimiento, la primera impresión es positiva, se los vio bien y eso es bueno», expresó Rafa Padilla, acerca de la primera práctica de Los Infernales de cara al debut en el 2017, el viernes 20 del corriente mes en Mercedes, Corrientes, frente a Comunicaciones.

«Los cambios renuevan las ilusiones»

«Conozco a varios de los compañeros, al cuerpo técnico así que esperemos que sea un cambio para mejor, deportivamente en los personal y por supuesto también en lo grupal. Sabía que no tuvieron el mejor comienzo y pudieron repuntar al último, terminaron jugando bien», apuntó el nuevo base del equipo, Puñet, en diálogo con algunos medios presentes en la práctica.

Acerca de sus características, el conductor santafesino señaló: «Soy un base ordenador, que juega mucho en equipo. Me gusta defender duro, correr la cancha y adelante tratar de buscar la mejor opción que esté en el quinteto de juego para aprovechar la ventaja».

salta_basket_5i

Puñet tiene 27 años y mide 1,88 metros, llegó proveniente de Huracán de Trelew en el TNA, antes fue parte de la temporada 2015/2016  con Unión de Santa Fe también en la segunda categoría del básquet nacional. Pese a su corta edad, el base cuenta con una dilatada trayectoria en competencias nacionales. Otros de los equipos que comandó desde la base y dejó su huella fueron Brown de San Vicente, la Universidad Nacional del Chaco Austral (UNCAus) y Atlético Tala, entro otros, en el Torneo Federal.

«Mucho no lo pensé al momento de tener que decidir si venía a Salta, el hecho de llegar e integrarse a un grupo donde hay varios conocidos suma un punto a favor. Los cambios siempre renuevan las ilusiones», sostuvo el base en alusión a su relación que tiene con algunos de los jugadores como Nicolás Copello, Rodrigo Haag o Alejandro Zubriggen. El armador llegó también a Los Infernales por haber sido jugador del entrenador en jefe, Ricardo De Cecco. «Fue uno de los que me formó basquetbolísticamente», añadió al respecto. También estuvo bajo las órdenes del asistente técnico infernal, Sebastián Saborido, en la selección de Santa Fe, campeones provinciales.

Informe: Prensa Salta Basket

Artículo anteriorCequeira es el nuevo base de Argentino
Artículo siguiente«San Martín ha hecho reformas para el S4»