Del 11 al 14 de enero se llevará a cabo el 1er Campus Sergio Hernández y ayer, en el Club Provincial de Rosario (sede del campus), se realizó una conferencia de prensa con la presencia de Sergio Hernández, acompañado de Ariel Amarillo (coordinador del campamento) y el presidente de la Asociación Rosarina de Básquet, Marcelo Turcato.

Ante la presencia de numerosos medios, «Oveja» profundizó en las actividades que se realizarán en el campus, además de los objetivos principales que se persiguen con estas actividades, donde la técnica individual y los conceptos tácticos tienen un lugar importante pero que se complementan también con la idea de reafirmar valores: «El deporte trae consigo sus valores, y los chicos los tienen porque sino no pueden crecer en un juego colectivo y sus reglas. Pero nosotros también los trasladamos, porque los padres nos dejan a sus hijos para que ayudemos a formarlos.»

También destacó las bondades de las instalaciones del Club Provincial para realizar este tipo de eventos y dio detalles de por qué fue Rosario la ciudad elegida: «En la década del 90 vine a Cañada como asistente y me tocaba dirigir formativas, por lo que varias veces enfrenté a equipos de Rosario y me di cuenta del amor que hay por el básquet, de lo que se siente por sus clubes. Y eso que yo soy de Bahía Blanca, que siente el básquet como una religión. Así que estoy muy feliz de que se pueda hacer acá. Vamos a demostrar que no hace falta ser campeón de Liga A para que en una ciudad se ame el básquet.»

Hernández, junto al entrenador Ariel Amarillo, destacaron la calidad del staff de profesores que trabajará en el Campus y agragaron que, además del trabajo técnico en cancha, se llevarán a cabo charlas con psicólogos deportivos, nutricionistas y reconocidos jugadores y entrenadores del básquet argentino para que esos cuatro días sean algo inolvidable para todos los participantes.

Más información sobre el Campus

Foto: Diario La Capital

Artículo anteriorOtra gran actuación de Campazzo en Murcia
Artículo siguienteLos Nets siguen en caída