Atenas afronta su segunda semana de entrenamientos tras el receso. El objetivo a corto plazo es mejorar el arranque de temporada que tuvo. Golpeado por los problemas físicos, cerró el 2016 con 6 victorias y 11 derrotas.

Una de las figuras del Griego, Howard Wilkerson, analizó el andar del elenco: “Tenemos un buen equipo, tuvimos un poco de mala suerte con las lesiones. En general nuestro récord no es lo que esperábamos pero sabemos que podemos mejorar”.

“Me siento bien, me gusta el grupo y lo que tenemos para ofrecer para lo que viene. La clave es que estemos sanos, necesitamos el apoyo de todos porque tenemos un gran juego colectivo. Nos conocemos y queremos hacerlo bien”.

Más allá del presente irregular del equipo, Wilkerson es optimista de cara a lo que resta de la Fase Regular. “Es sólo una cuestión de trasladar lo que hacemos en los entrenamientos a la cancha. Somos conscientes de que si hacemos eso podemos contra cualquier equipo”, añadió.

wilkerson_5l

El primer rival del año para Atenas será Petrolero de Plaza Huincul, al que recibirá el próximo martes. Al respecto, sostuvo que será necesaria una victoria: “Es un juego que necesitamos ganar por nuestra cabeza, para levantarnos. Sabemos que lo podemos lograr a pesar de haber perdido tres veces con ellos. Queremos empezar el 2017 de la mejor manera para conseguir una racha positiva”.

Cómodo en Carmen de Patagones, el extranjero dio sus motivos para sentirse así tan lejos de su casa. “Amo a su gente, todos son muy amables. Es muy tranquilo y me recuerda a mi ciudad natal, donde crecí. Todos se conocen entre sí. Me puedo sentar en la vereda a tomar mate o tereré y siempre alguien para a saludar o charlar. Lo mismo pasa con las personas de Atenas. Este último año y medio ha sido más que especial para mí gracias a la gente”, explicó.

La gente y la tranquilidad hicieron que Howard Wilkerson se sienta como un maragato más. Su carisma y buena onda han hecho que Patagones lo adopte también.

Informe: Prensa Atenas

Artículo anteriorGarino le da la victoria a los Austin Spurs
Artículo siguiente«Espero que sigamos así»