Con un emotivo homenaje, el base cordobés Pablo Prigioni, fue reconocido este domingo por la afición del Baskonia. «Dejo el básquet sintiéndome uno más de vosotros«, expresó. Una camiseta gigante lució en la torre 10 del Buesa Arena. No te pierdas el video completo de su despedida.

«Como en los últimos días he dicho, estoy muy agradecido al club, tenemos una relación como la de un matrimonio. Los momentos increíbles y buenos han sido muchos. Esto es más que un sueño y estoy muy contento por haber podido terminar mi carrera en Baskonia», dijo Prigioni ante un Bruesa Arena colmado, en el inicio de su discurso y agregó: «Los voy a llevar siempre en mi corazón, me han enseñado mucho y he aprendido mucho y estoy muy agradecido«.

No te pierdas el video de su despedida:

En el homenaje le hicieron entrega de la camiseta que vistió con el Baskonia en la Euroliga ante el Unics Kazan,  su último partido profesional con Baskonia firmada por todos su compañeros y el cuerpo técnico.

Prigioni estuvo acompañado de sus dos hijos, y recibió el aplauso más sentido de los aficionados. Además lo sorprendieron exponiendo una camiseta gigante con su apellido y con el dorsal cinco, en una de las columnas del recinto alavés.

Captura de pantalla 2017-01-16 a la(s) 12.02.23 p.m.

Informe: unocontraunoweb.com

Foto: ACB Photo/I. Martín

Artículo anteriorLos cruces de la Copa del Rey de la ACB 2017
Artículo siguienteBuenos aportes de Campazzo y Delía