Haciendo un balance de los dos partidos ganados de visitante, el cuerpo técnico, que encabezan Jerónimo Trezza y Erik Rovner, mostró su conformismo por la personalidad puesta de manifiesto por el equipo, especialmente frente a San Isidro a quien no sólo le quitaron el invicto de local, sino que lo obligaron a jugar incómodo todo el partido bajándole considerablemente el goleo.

Pero además reconocieron que están defendiendo mejor y partiendo de esa base tienen mayores opciones en las ofensivas, con más vías de gol y buen aporte desde la banca. De manera que el análisis es positivo, aunque reconocen que todavía hay detalles que ajustar y para eso trabajan en el día a día.

Se viene Unión, a quien los “verdes” saldrán a jugarle sin ningún lesionado y con todo su poderío, pero siempre respetando al adversario ante quien deberá extremar recursos porque sin dudas Hindú tendrá frente a los “tatengues” otro duro examen donde habrá poco margen para el error.

Así el “Bólido Verde” se prepara para su próximo compromiso, donde intentará quedarse con los dos puntos, extender su racha ganadora y continuar punteando la Conferencia Norte del certamen.

Informe: Prensa Hindú.

Artículo anteriorLas voces tras la victoria de Obras
Artículo siguienteBuenos rendimientos en la LDD