Ameghino 85-84 Unión

Con este resultado, el León volvió al triunfo en su casa, donde se mantiene invicto, ante más de 400 personas que alentaron de principio al fin en una fecha de La Liga Argentina.

Ameghino impuso su juego durante los primeros diez minutos gracias a un gran arranque en el que logró hacer caer a su rival en una seguidilla de pérdidas y bajos porcentajes. Así, consiguió la primera diferencia considerable, apostando al juego interior y las ofensivas rápidas. Brown, con 8, lideró la ofensiva, y el ingreso desde el banco de Maximiliano Tamburini fue fundamental para el 21-12 con el que cerró el parcial, gracias a un triple sobre la chicharra.

Con otras dos bombas consecutivas del escolta, Ameghino estiró aún más la diferencia en el inicio del segundo cuarto. Inmediatamente, Daniel Beltramo pidió tiempo muerto pero no fue suficiente para ordenar a su equipo. El León, bien plantado, llevó a 13 puntos la distancia en el marcador, sumando otro triple de Baeza. Mientras la visita renegaba mucho para llegar al aro gracias a la buena defensa local. A su vez, siguieron respondiendo con puntos Brown y Abeiro cuando les llegó la pelota, para irse al descanso largo 43-30.

Lo mejor de Unión de Santa Fe se vio en el tercer periodo, donde en el primer minuto y medio hilvanó un parcial de 12 a 3 de la mano de Andrés Mariani y gracias un gran trabajo defensivo colectivo que generó reiteradas pérdidas en el local. Sin embargo, con el correr de los minutos Ameghino consiguió volver a sentirse cómodo en el partido hasta que logró recuperar la diferencia. El cierre por 10 puntos arriba (68-58) maquilló el tanteador tras lo mal que lo había pasado en el desarrollo del período.

El último cuarto estuvo lleno de vaivenes. Por momentos, Ameghino parecía poder hacer pie y sostener la diferencia. Pero también hubo pasajes en los que Unión amagaba con romper definitivamente con el colchón de puntos de su rival. Ameghino se secó y con un parcial de 8 a 0, la visita consiguió empardar el partido en 84, todavía con 1´25´´ por jugar. El cierre fue desprolijo, con pérdidas y reclamos desde ambos costados, hasta que faltando 24´´ Joaquín Baeza tuvo dos libres para poder torcer el rumbo del juego. Tras acertar uno, para que Ameghino quede 85-84 arriba, Unión se jugó la última ficha. La pelota le llegó a John Dickson con un par de segundos en el cronómetro, quien lanzó un triple que pegó en el aro y desató el festejo del León. Ameghino volvió al triunfo luego de dos derrotas fuera de casa. Como local se mantiene invicto y ahora deberá afrontar dos juegos como visitante, el próximo fin de semana.


Libertad 77-76 Tiro Federal

A puro triple. Así transcurrieron los primeros 10 minutos donde el juego interno pasó casi inadvertido. Los Tigres arrancaron con los disparos de Copello al que se le sumó el intratable Barovero. Pero no tardaron en responder los morterenses y lo hizo Martin con dos cañonazos consecutivos desde los 6,25. A partir de ahí, la visita solventó sus ofensivas con una artillería afilada que tuvo a Gago, y a Pineda como los máximos ejecutores. Pero el dueño de casa utilizó la misma vía de gol, replicando una gran puntería en las manos de Eseverri y Zago. Los altos porcentajes de enceste en triple hablan por sí solo: 71% para Tiro y 60% para Libertad, lo que hizo que el cuarto fuera atractivo, de ida y vuelta, donde los dirigidos por Lucato se lo quedaron por un doble (19-21).

En el segundo período, los dirigidos por Saborido arrancaron con un 5-0 que los puso al frente. Pero apareció Araujo de larga distancia y otra vez regresó el equilibrio. Libertad pudo alejarse a 5 promediando el cuarto curiosamente cuando salió Barovero pero Tiro apretó las marcas luego de un minuto solicitado por Lucato y lo revirtió con un 7-0 para pasar al frente restando 2’30». El resto del período se hizo muy trabado a tal punto que Acevedo fue el único que quebró la sequía para que Morteros se fuera ganando nuevamente por 2 unidades (37-39) al descanso largo.

El tercer cuarto arrancó sin muchas novedades hasta que apareció el francotirador Pineda que clavó 2 triples consecutivos para estirar la ventaja a 9. Minuto cantado de Saborido, ajuste en defensa y los Tigres volvieron a escalar lentamente la pendiente con el aporte del infatigable Barovero. Pero cuando estaban a media decena de puntos, Suppi volvió a engrosar la grieta con un triple. En el minuto final, Ruiz capturando un rebote ofensivo y posteriormente con un libre acortó la distancia que culminó en media docena de unidades a favor de los morterenses (50-56) por una guapeada de Suppi.

Dos tremendos triples de Goyo en el primer minuto de juego en el último cuarto lograron la igualdad en el resultado (56-56) y a partir fue otro partido. Porque las ofensivas se hicieron más trabadas a partir de defensas más cerradas. Y Libertad pareció salir ganancioso en ese rubro: Tiro Federal, por primera vez, lució desorientado en el aro contrario y los tiros bien tomados no entraban. En cambio, en el dueño de casa, Ruiz tomaba mayor protagonismo y Barovero atravesó una etapa brillante con 5 puntos para poner la máxima aurinegra: 65-59. Pero apareció el vértigo y la puntería de Suppi para desbaratar todos los planes de Saborido. El escurridizo base lo acercó a la mínima diferencia y por si fuera poco, Pineda acertó desde los 6,25 cuando restaban 37» para el final, pasando al frente Tiro por 2 (67-69). Solo 7 segundos después, Barovero encestaría un disparo para dejar las cosas igualadas en 69 y medio minuto de sobra que Tiro ni Libertad pudieron aprovechar, prolongándose el enfrentamiento en un tiempo suplementario.

En los 5′ de prórroga, Copello fue el hombre clave. 5 puntos y una asistencia formidable a Ruiz para ponerse al frente. Pero apareció Acevedo con un triple a última hora que volvió a poner todo a foja cero restando 1’33». A partir de ahí no habría más puntos hasta que Ruiz se vistió de héroe cuando encaró a la manada morterense que estaba en la pintura cuando restaban 3 segundos. Un libre de los dos encestado por el venezolano le terminaron dando el enorme triunfo de los Tigres, no sin antes sufrir por Acevedo que casi le amarga la noche a los liberteños en el cierre de la épica batalla.

Informe: Prensa Libertad


Talleres 89-91 Villa San Martín

Ajustada derrota de Talleres de Tafí Viejo. En el estadio Dionisio Muruaga, donde nuevamente hizo de local el León, Villa San Martín pisó fuerte Tucumán y se llevó un resultado favorable para Chaco, tras superar 89-91 (parciales de 18-22, 19-15, 27-27 y 25-27) al Aurinegro, con una gran actuación de Alejo Toledo, autor de 32 puntos. En el local, Gastón García fue el máximo anotar con 24 unidades.
 
El partido comenzó muy parejo, como fue todo el desarrollo del juego, donde ninguno de los se medían, simplemente jugaban y mostraron un gran partido para todo el Dionisio Muruaga que estuvo repleto alentando al León. Si bien Talleres arrancó con dos bombas de tres de Jerónimo Solórzano y Cristian Soria, el conjunto visitante pisó fuerte en el primer parcial, para llevárselo por 18-22, donde Toledo empezaría a convertirse en figura. En el segundo cuarto, las cosas cambiarían, ya que el León mostró un buen juego asociado y a pesar de la falta de George Valentine II, fue pura solidez en defensa y achicó el aro del rival, donde Cristian Soria lo reemplazó bastante bien. El final de la primera etapa, sería igualados en 37.
El segundo tiempo, fue para el infarto, porque estuvieron par a par, sobretodo en el tercer chico, donde García sacaría su máximo potencial y daría muestra de carácter con toda su experiencia sacando 4/4 en triples. Pero Martín Cabrera, el base de Villa, mostró su despliegue, que lo llevó a ser una de las figuras en Tucumán. El tercer parcial, quedaría muy parejo 27-27, igualando en el tablero en 64. El último, fue lo más intenso del encuentro, pero en el final se quebró para el León y los chaqueños hicieron correr la bola, para pasar el tiempo y llevarse un triunfo ajustado del Dionisio Muruaga, por 89-91.
 
A pesar de que el equipo de Mario Vildoza jugó bien, la visita mostró todo su poderío, dando a entender que será uno de los rivales más complicados de la Conferencia Norte, ya que en las dos presentaciones que jugó ante el León, se quedó con el triunfo. Pero para el local, habrá revancha el próximo martes, cuando reciba a Independiente de Santiago del Estero.
 
Informe: Prensa Talleres

El resultado final no refleja lo cerrado que fue el juego entre Estudiantes y Rivadavia. El Bata comenzó ganando con un parcial de 7 a 0 y parecía que iba a ser una noche de juego fluido, pero ese pasaje fue efímero. Rivadavia comenzó a cerrar todas las vías de gol del Albinegro y éste no tenías respuestas. El pick and roll no funcionaba y los tiros externos no eran una solución ya que se fue al descanso largo con 3 de 14.

El partido se jugaba con dientes apretados, se le imponía mucha energía a cada defensa y los ataques eran trabajados, y cada tiro se tomaba al filo del reloj de 24”. Al entretiempo se fueron 29  a 27.

Como en noches anteriores, el tercer cuarto volvió a ser el parcial de Estudiantes. Se sintió más cómodo en la cancha, pudo correr en ataque y rotar la pelota. A falta de 03:51 para el cierre del segmento hubo una jugada que pareció marcar el rumbo del juego. Falta antideportiva a Christian Schoppler que convirtió los dos libres y en la reposición un doble de Joaquín Gamazo pusieron al Bata diez arriba, pero Rivadavia no se dio por vencido. El cierre fue 54 a 43.

En cuatro minutos de juego del último cuarto, el conjunto mendocino estaba arriba por uno, gracias al aporte de Jones y Álvarez. La balanza se inclinó a favor del local cuando a 44” del final Schoppler clavó un bombazo desde tercera dimensión y en la posterior posesión de la visita, Patricio Rodríguez la robó en la mitad de la cancha y la depositó en el aro. Estudiantes sacó ocho de ventaja.

Así el Bata construyó su victoria más trabajada del inicio de temporada. Con ella cierra su primera serie de local con un récord de 3 a 1 y ahora saldrá a la ruta donde se enfrentará con Atenas de Patagones, Deportivo Viedma y Centro Español.

Informe: Prensa Estudiantes


Platense 87-64 Parque Sur

Como era de esperar en choque de invictos y líderes, se dio un encuentro muy parejo e intenso en los primeros minutos. El local quería imponer condiciones con la agresividad en ataque de Tyrone Lee (12 puntos en el segmento), mientras que la visita respondía con rápidos contraataques para tratar de sacar ventaja. Así las cosas, el partido fue tanto a tanto en los primeros 10 minutos de juego. Parque Sur se puso arriba 16-12, pero respondió Platense con un parcial de 10-1 para terminar cerrando el cuarto inicial por 22-19 a su favor.

Los entrerrianos iniciaron mejor el segundo cuarto, aprovechando además un par de equivocaciones en el “Marrón”, sin embargo un buen pasaje de Facundo Zárate (con triple incluido) le permitieron al local sacar una luz de 7 puntos (32-25) para empezar a imprimirle su ritmo al juego, y obligar al entrenador visitante a solicitar tiempo muerto. Parque Sur volvió a acercarse en el tanteador, pero una nueva falta antideportiva del pivot brasileño Emiro Hernández Freitez lo hizo dejar la cancha y esta situación complicó a su equipo. Zárate siguió marcando la diferencia en el “Calamar”, que cerró la primera etapa con un “bombazo” de Sebastián Mignani (muy bien marcado por Martínez) para dejar a Platense arriba por 46-37 al descanso largo.

Todo lo bueno hecho en ese segundo cuarto, lo terminó de rubricar en el tercero. El equipo de Alejandro Vázquez fue arrollador en ese tramo de la noche y terminó de darle forma a la victoria. Para comenzar, un parcial de 7-0 con una bandeja de Ariel Eslava, una canasta de Facundo Zárate, una nueva volcada de Tyrone Lee y un libre de Sebastián Morales lo alejaron aún más en el marcador. El conjunto de Concepción del Uruguay sintió el golpe, y Platense no lo perdonó. Llegó a estar 24 puntos arriba con momentos de gran básquetbol, para irse finalmente a los últimos 10 minutos 68-46 en ventaja.

Intentó Parque Sur una reacción en los primeros instantes del cuarto final de la mano de Fabrizio Cosolito y Pablo Alderete, pero la distancia ya era muy grande. El “Calamar” controló las acciones sin poner nunca en riesgo un triunfo que le significó mantener su invicto en este comienzo del certamen, además de volver a hacerse fuerte en su casa al igual que en la primera temporada en la segunda categoría del básquetbol nacional. Ahora Platense deberá afrontar tres compromisos como visitante, en un gran prueba para saber hacia dónde puede llegar este conjunto de Alejandro Vázquez: La Unión (8/11), Parque Sur (14/11) y Ciclista (17/11).

Informe: Prensa Platense

Artículo anteriorTriunfo de Echagüe y Viedma en Liga Argentina
Artículo siguienteFerro ganó como local y hay tercer juego