Echagüe 80-66 Libertad

El comienzo del juego estuvo marcado por la paridad en ataque, ambos aprovecharon los buenos comienzos de Sandrini y Barovero para que desde el perímetro se centralicen todos los ataques del primer cuarto. Raúl Pelorosso quebró con un triple la paridad en 13 para que luego el goleador sunchalense vuelva a acercar a los de Saborido. Con Gaynor corriendo los locales sacaron 5 de ventaja y así se fueron 20-15 en busca del segundo cuarto.

El segmento siguiente tuvo un ajuste en la defensa de la visita para acercarse a dos puntos con buenos momentos de Ruiz en el tablero propio. 25 a 21 marcaba el tablero cuando promediaba el parcial. Ruiz Moreno convirtió con un lujo y el AEC defendió bien para sacar 6 de ventaja con 3:47 en juego. Eseverri de tres, Ruiz Moreno con doble y falta hacían que el juego crezca en intensidad ofensiva y las defensas se vean superadas por las opciones en ataque de ambos. Cabello corrigió sobre el final de la última posesión y así los de Barsanti se iban con la máxima al entretiempo (36-27).

En el tercero, una bomba de Coleman cortó un parcial de 4 a 1 a favor de los tigres que arrancaron mejor. El extranjero era el octavo jugador que anotaba para Echagüe. Ahí radicaba una de las claves del juego a favor de los de Paraná. Tres pérdidas consecutivas del local le impidieron alejarse en el tanteador cuando Libertad no podía en ataque. (45-34). La segunda falta antideportiva de Eseverri lo deja fuera de cancha y Echagüe con dos simples de Gaynor y una penetración de Coleman vuelve a estirar la diferencia (15) con 5:47 por jugar. La visita presionó en la salida y pudo achicar la diferencia a 10 (2:43 minutos). Barovero convirtió, luego asistió y Alonso clavó un triple desde el rincón para que los de Sunchales se pongan a 5 en su mejor momento de la noche. Un triple sobre la chicharra de Ruiz Moreno hizo que el tercero se cierre 58 a 50 para Echagüe.

Los primeros 120 segundos del último cuarto fueron sin puntos para ambos. Mariano García desde la esquina rompió con un triple esa racha negativa y a esto se sumó una antideportiva de Zago que le dio la chance al local de estirar la diferencia a 16 con otra bomba del “Garra”. Parcial 8 a 0 para Echagüe (66-50). Con 5 exactos por jugar, Saborido pidió tiempo muerto, porque Gaynor y Sandrini se encargaron de llevar la distancia a 18 y el Butta explotó. A partir de allí los entrerrianos se dedicaron a administrar bien la ventaja para cerrar el juego y ganarle a uno de los mejores de la conferencia por 80 a 66. Echagüe volverá a jugar viernes y sábado próximo, en su visita a Barrio Parque y Ameghino por tierras cordobesas.

Informe: Prensa Echagüe


Parque Sur 79-70 Platense

Parque Sur venció anoche en su estadio al puntero Platense por 79-70, tras un parcial 35-32, y volvió al triunfo en la Centro Sur de la Liga Argentina de Básquetbol. Los Sureños hicieron un muy buen partido, sobre todo en el segundo tiempo y le ganaron sin discusión al único invicto que le quedaba al campeonato.

Parque Sur le ganó anoche con el corazón y con básquet, a uno de los mejores equipos del torneo; tocado en su orgullo tras su relajada actuación que le costó una derrota el domingo. En un partido sin respiro, palo a palo, Elnes Bolling y Agustín Richard, dos hombres de la casa, la rompieron en los últimos dos parciales. Ambos fueron los goleadores de la noche, con 18 puntos cada uno. Tyrone Lee, con 15, el máximo anotador calamar.

El primer tiempo fue muy parejo, durísimo y con escaso goleo. Platense se llevó los primeros 10′: 16-17. Y al descanso largo, Parque Sur ganaba 35-32. Los visitantes repartieron su goleo en 8 jugadores. El local tuvo un gran primer cuarto del venezolano Emiro Hernández, por lejos el mejor. Y tres triples de Elnes Bolling, que empezaba a mostrar su mejor partido del torneo. Para destacar los 5 triples consecutivos de los Sureños en la última parte del segundo período. Giménez y dos cada uno de Hernández y Bolling, para romper el planteo de Vázquez. Era un camino para ganarlo.

Si hay un rival que habrá que dejar el alma para ganarle es Platense, que siempre estuvo en juego. Discutido, peleado, caliente, reclamando todo se fue el tercero empatado en 49 con un triple de Lugrín. Era el momento del capitán en la noche. «Entrá y tirá porque te saco», le dijo su entrenador a Agustín Richard. Enorme el base. Entre el cierre del tercero y el arranque del cuarto, clavó cuatro triples consecutivos, manejó la bola y tuvo un par de asistencias de lujo. Terminó con 18 puntos como el goleador. Y esos triples permitieron estar arriba, sacar la diferencia y manejar el cierre. Bolling estuvo a su altura y manejó la bola a su antojo. También sumó 18 y fue el mejor de Parque Sur en rebotes (6) y asistencias (6).

En la noche de los lanzamientos largos -el local metió 11 de 26- y con un muy buen porcentaje de tiros de campo -casi perfectos desde la línea de libres-, Alderete -goleador sureño en el torneo- no necesitó superar los dos dígitos para ganar. Sí tuvo otra muy buena noche el regular Nicolás Giménez -14 puntos-, junto a Hernández Freitez, de lo mejor después de los goleadores.

Parque Sur hizo un gran partido, lo necesitaba después de su actuación ante Villa Mitre. Para creer que puede estar en la pelea con los mejores si no se relaja y juega todo el partido como una final. Platense dejó su invicto en el Gigante, pero dejó en claro porque es el líder. Los Sureños tendrán dos partidos difíciles en las próximas horas. La ruta los llevará a La Plata el viernes y los encontrará tan solo 24 horas después en Temperley. Cuando vuelva al Gigante será para jugar el partido que todos esperan: el primer clásico con Rocamora.

Informe: Prensa Parque Sur


Español 84-81 Estudiantes 

Centro Español revivió en el Templo con un triunfo ante Estudiantes de Olavarría por 84-81 por la Conferencia Sur de la Liga Argentina, cortando la racha negativa de cuatro derrotas. El elenco de Mauricio Santángelo no tuvo un encuentro cómodo, pero lo pudo sacar adelante a pesar de perder por doble técnica a Khapri Alston –23 puntos, 6 rebotes y 4 recuperos-.

El primer cuarto fue parejo, con el local apoyándose en la zona pintada con Alston. Estudiantes, con la mano caliente desde las zona de 6,75, se mantuvo siempre a tiro. Los dirigidos por Álvaro Castiñeira se fueron al descanso arriba por la mínima.

Con Schoppler conduciendo y Rodríguez anotando, el Bataraz comenzó a castigar a Español. El elenco de Santángelo dependió mucho del trabajo de sus extranjeros y no encontró buenas señales en el tiro exterior. El cierre fue mejor para la visita, que partió a los vestuarios con 5 puntos de renta: 42-38.

En el tercer cuarto, apoyado en la conducción de Valentín Burgos (13 puntos, 4 rebotes y 7 asistencias) y los triples de Mario Sepúlveda (17 tantos y 5 de 7 de 6,75), el Torito se fortaleció. Alston siguió anotando, pero se tuvo que ir a los vestuarios luego de una técnica –segunda suya- cruzada con Galardo.

El local no bajó los brazos, anotó de tres puntos, y llegó a los diez minutos finales con cuatro tantos de luz. El cierre fue muy parejo, apareció Marcelo Piuma y Dida Pereira en los de Plottier y Joaquín Gamazo (19 puntos) en la visita. Estudiantes tuvo chances de igualar, pero los triples no entraron y el final decretó el triunfo de Español 84-81 y el regreso a la victoria como local.

Informe: Prensa Centro Español

 

 

Artículo anteriorOlímpico pierde a Williams hasta el 2018
Artículo siguiente«Estará afuera casi dos meses»