Eric Flor, escolta de Quilmes de Mar del Plata, habló en UCU Radio tras el buen partido de ayer ante Guaros en el que cayó en tiempo suplementario por 88-85 y quedó eliminado de la competencia a pesar de un gran esfuerzo.

«Fue una lastima, hicimos un esfuerzo bárbaro con algunos jugadores con molestias físicas y de visitante, con calor, pero sentimos que hicimos un buen trabajo y estamos contentos. Fue un partido muy duro contra un equipo muy poderoso fisicamente, hicimos un juego bárbaro en la primera mitad, sacamos una ventaja de 10 puntos y al inicio del tercer cuarto ellos nos achicaron la ventaja. El equipo se lavó rápido la cara, tuvimos la chance, pero Guillent metió un triple de 8 metros y a mi se me salió de adentro la pelota en el tiempo regular. En el suplementario, con una rotación un poco más corta, nos complicó y nos dejó sin chances al final», contó Flor tras la derrota ante el equipo conducido por Fernando Duró.

«Hicimos un buen trabajo y estamos contentos con nuestra producción, es triste irse con las manos vacías. Es un equipo luchador que merecía el pase a la final, estábamos con confianza, pero de a poco la derrota se irá procesando y sacando lo positivo del cuadrangular no nos fuimos con las manos vacías. Con el correr del tiempo vamos a valorar lo que hicimos y lo que hizo el cuerpo técnico». 

«Se armó un equipo con la base del año pasado, el equipo sigue trabajando y todavía falta para llegar a nuestra mejor versión. Es un equipo unido que tira para el mismo lado. Pese a la eliminación contra San Lorenzo y a la de ayer, estamos bien. Somos un equipo de grandes personas», expresó el escolta.

«Uno siempre tiene la percepción de que están pitando los jueces en contra, sabíamos que éramos visitantes. En momentos da calentura cometer tantas faltas, pero son circunstancias del partido. Los responsables somos nosotros». 

Foto: LSB – FIBA

Artículo anteriorQuilmes quedó afuera de la Liga Sudamericana
Artículo siguienteLas voces del Final Four del S20