Barrio Parque 96-66 Echagüe

El Club Atlético Barrio Parque le ganó este viernes como local a Echagüe de Paraná por 96 a 66 en juego correspondiente a la Conferencia Centro Norte de la Liga Argentina y de esta manera logra su primera victoria en su estadio.

Desde el comienzo hasta el final del partido Parque pudo manejar las acciones para llegar a los últimos 4 minutos del encuentro con la ventaja final, lo que le permitió a Alejandro Lotterio darles descanso a los titulares y probar a los juveniles.

Un arranque contundente del local que rápidamente hizo un parcial de 13 a 2, obligando a Barsanti a pedir minuto. Mejoró Echagüe a partir de ese momento, pero “El Verde del Sur” siguió jugando concentrado y defendiendo duro, manteniendo así la diferencia. En el segundo capítulo todo fue parecido al final del primero y el local seguía escapándose en el tanteador.

Después del descanso largo la visita aprovechó la desconcentración de Barrio Parque para hacer un parcial de 8 a 3 achicando la brecha, pero otra vez el local reaccionó y mantuvo la distancia.

En el comienzo del último tramo del juego el conjunto cordobés se mostró sólido, seleccionando la opción de tiro, lo que le daba una buena efectividad y sacaba la máxima diferencia de 31 puntos. Ganó Parque y de esta manera se empieza a mezclar entre los protagonistas de la conferencia.

El partido tuvo parciales 26/17; 46/31 (20/14); 69/49 (23/18) y el final 96/66 (27/17). Juan Kelly con 19 puntos (2 simples, 4 dobles y 3 triples) fue el goleador de Barrio Parque y del partido, mientras que el ex Barrio Parque Sebastián Cabello con 13 tantos (1/6/) fue el máximo anotador de Echagüe.  Ahora Parque recibirá el próximo miércoles en su cancha a San Isidro de de San Francisco, provincia de Córdoba.


Libertad 83-85 Deportivo Norte

El primer tiempo se jugó al ritmo que mejor le sienta a Deportivo Armstrong: con mucho vértigo y tiros rápidos. A los dueños de casa le costó encontrarle la vuelta en el arranque del cotejo porque los dirigidos por Cupulutti estuvieron afilados y encontraron ciertas facilidades para llegar al gol, especialmente con el pick and roll y el juego interno, obteniendo una ventaja de 6 cuando promediaba el cuarto (15-9). Pero en la última mitad del período inicial, la visita ya no estuvo tan precisa y Libertad pudo escalar la pendiente para terminar igualados en 21.

Pero Armstrong volvería a construir una diferencia, aunque esta vez con una puntería letal. Pudo alejarse hasta 8 unidades donde el escolta Cupulutti tuvo mucha responsabilidad. Pero la historia volvería a repetirse y a falta de de 4 minutos para el descanso largo, nuevamente el dueño de casa comenzaría la remontada liderada por Bruno Barovero. Un parcial de 9-2 encogió notablemente la desventaja para que los Tigres se retiraran a los vestuarios perdiendo por la mínima diferencia.

Como un «deja vu», el inicio del complemento arrancó casi calcado al período anterior. Deportivo Norte ingresó con la mano caliente y volvió a ponerse al frente. Un zapatazo de Toia, las intromisiones de Cupulutti y el aporte de Luchi interpusieron una nueva grieta de 7 unidades (51-58) cuando asomaba la mitad del cuarto. Pero dos cañonazos consecutivos de Eseverri y Copello arrugaron la diferencia a la mínima. Pintaba para un tanteador cerrado en el epílogo del período hasta que Gerez y Gallego acertaron en la ofensiva para que la visita se fuera sorpresivamente arriba con 7 en su haber.

Los últimos 10 minutos fueron otro partido. Los Tigres le pusieron intensidad a la defensa porque no tenían casi margen para errores y con la endiablada capacidad de Barovero (6 consecutivos) se puso a 1.  Sin embargo, Armstrong volvió a escaparse con Gallego y Luchi para gozar de media decena de puntos. La respuesta aurinegra no se hizo esperar: Landoni con 5 consecutivos en la pintura y un tremendo zapatazo de Eseverri pusieron la igualdad en 79. Parecía que Libertad se lo llevaba cuando pasó al frente por un doble pero Gallego sacó un triple de la galera y Toia encestó 2 libres para retomar el liderazgo (81-84). El boricua Ruiz los acercó a 1 con dos libres y a falta de 43», sucedió lo inesperado: Armstrong atacó pero falló, Ruiz recuperó el balón con 23» para jugar y 3 segundos más tarde, Copello cometió una pérdida fatal que derivó en una falta posterior, encestando Toia uno de los dos libres. A los Tigres aún le quedaba una oportunidad pero Barovero no pudo concretarla, festejando Deportivo Norte el triunfo en un estadio que aún no conocía derrotas.

Informe: Prensa Libertad


Gimnasia LP 84-81 Parque Sur

Gimnasia edificó otra victoria de esas que tonifican a cualquiera. Y mucho más a un equipo que empieza a saberse protagonista y dueño de su propio destino. Le ganó a Parque Sur por 84 a 81 después de ir en desventaja en gran parte del juego, pero haciendo gala de una determinación consistente para llevarse el partido en el momento en que hace falta. Leonardo La Bella y Howard Wilkerson fueron las figuras del ganador, mientras que Gastón Giménez fue el mejor en la visita.

Fue más claro el visitante en el arranque del partido. Parque Sur fue muy prolijo en el ataque, con paciencia para encontrar siempre la mejor opción de lanzamiento y eso, sumado a los errores de Gimnasia en el campo ofensivo (cuatro pérdidas seguidas) le dieron una rápida ventaja primero (9-2) y de 13-5 un rato después.

De golpe apareció Wilkerson en el partido, con seis puntos seguidos le dio al Lobo la claridad que no encontraba en ofensiva y retomó una confianza que no tenía.Pero otra vez fue el visitante el que mostró su mejor juego con un Alderete que fue un verdadero problema para la defensa Tripera con el tiro de media distancia. Así, la visita se fue al primer descanso 23-17 y marcaba lógica con lo visto en el rectángulo de juego.

Dos triples de Sesto, perfecto desde afuera, pusieron otra vez todo en paridad y adelantaron lo que pasaría durante todo el segundo cuarto: una racha de uno contra otra racha del otro. Y cuando parecía que el local podía afirmarse para jugar cómodo en ataque, entró otra vez en un torbellino de errores y lanzamientos forzados le permitieron a Parque Sur escaparse otra vez y en el duelo de confusión contra prolijidad se fue otra vez a siete: 30-23 Parque.

Paradójicamente, allí nació el mejor momento del Lobo en el partido hasta entonces. Un triple de Rodríguez Barrionuevo, una conversión de Nazione y otra de Villa lo pusieron en juego rápidamente y a falta de 2.08 para el final del primer tiempo, pasó al frente por primera vez: 32-31. La racha ahora había sido platense.

Pero cerró con eficacia el equipo entrerriano, con un Gimnasia nublado en ataque y le metió un parcial de 7-0 para mantener los seis de ventaja. Parque Sur siguió siendo más prolijo de entrada en el tercer cuarto y se escapó a la máxima del partido: 43-32. Con una defensa muy agresiva, siempre al límite de la falta, supo frenar los intentos de los de Adriani y alternando defensas individuales con la zona, complicaron a Gimnasia.

Pero con más amor propio que con juego lúcido, con Wilkerson en el poste bajo y las corridas de La Bella, el Lobo se puso en juego. Y por primera vez en el juego, el trámite se hizo de ida y vuelta, sin un dominador de rachas. Y ya no jugó tan cómodo el equipo entrerriano, el público empezó a jugar su partido y Gimnasia fue con todo lo que tenía, que era más desde lo anímico que desde lo táctico, para poner el partido en un ida y vuelta que se mantendría hasta el final.

El ingreso de Rusconi le dio aire a La Bella para dedicarse a lastimar con sus penetraciones, Nazione se hizo presente en el poste bajo con un par de conversiones importantes y, de golpe, Gimnasia pareció tomar el control del juego.Ya Parque Sur no disfrutó de la comodidad con la que edificó sus ataques y eligió sus lanzamientos. Y por el contrario, el Lobo tiró su chapa de candidato, de equipo con mentalidad ganadora. Fue determinante Nazione otra vez con un par de conversiones y la defensa hizo el resto.

Cuando el partido entró en su momento cúlmine, Gimnasia tuvo su mejor momento. Le sacó cinco de ventaja, puso nervioso a un Parque Sur que ya no tenía la lucidez que había mostrado en toda la noche y una conversión de Nazione más un libre de su compatriota Wilkerson le dieron la victoria a un Gimnasia cada vez más sólido aún cuando sus luces no están a pleno en algún momento. La localía es cosa seria. El Lobo también.

Informe: Prensa Gimnasia


Ciclista 101-92 Platense

El inicio del partido fue favorable para el local que tomó rápidamente una ventaja con apariciones positivas de Carreras (11), Karel Guzmán (9) y Nicolás Mendyk (6). Platense no hizo pie en los primeros minutos, el primer parcial fue de 8-2, mientras que con el pasar de los segundos se estiró a 23-10, hasta que el entrenador visitante decidió frenar las acciones en busca de una reacción de los suyos (5:05 en el reloj).

Tras el regreso al rectángulo de juego, Mignani se puso el equipo al hombro y le cambió la cara al Calamar quien descontó con una muestra de paciencia, totalmente diferente a los primeros cinco minutos. Fueron 13 anotaciones convertidas consecutivas por parte del ex Hispano. Igualmente, Ciclista fue quien se quedó con el primer chico 29–22.

El segundo segmento comenzó a puro gol nuevamente, de un lado Mendyk y Laterza (ocho puntos entre los dos) y Mignani del otro costado estuvo infalible (26 minutos sin descansar un minuto). Aunque el gestor de los de Vazquez era Eslava quien supo utilizar los espacios que la defensa del juninense le brindaba tras intentar doblarlo.

Con 6:25 se dio el ingreso a las pistas de Federico Oggero quien no veía acción desde el debut ante Gimnasia La Plata por una papera (se perdió seis partidos). En los últimos cinco minutos del encuentro, el partido mermó en efectividad y aparecieron los errores no forzados en ofensivas. Interminables fueron los últimos dos minutos ya que todo se canalizó por el lanzamiento de tiro libre por la enorme cantidad de faltas realizadas por ambos (Ciclista 10 – Platense 11) y el segmento culminó para los de Tasso 55 – 51.

En el tercer cuarto, los locales dependieron de la gran producción de Xavier Carreras que de atrás para adelante contagió a sus compañeros quienes lo acompañaron para continuar con el dominio (Mendyk y Guzmán). Si bien la distancia se fue achicando debido a que el Calamar se plantó en zona por momentos y pudo correr la cancha con Morales y Eslava llegando como tráiler. Otra de las claves pasó por la mano desde el exterior por parte del juninense Genaro Lorio (dos triples). Es por eso que tras jugarse 30 minutos, el cotejo dejaba el resultado 71–69 para los dueños de casa.

En los últimos 10 minutos, con un doble de Lee (su primer doble del partido), Platense empató el juego por primera vez y no solo fue eso, en la siguiente ofensiva pasó al frente (74-75). Esto fue contestado con un doble tras rebote ofensivo de Laterza para que el juego se planche por tres minutos a una posesión de diferencia sin que los dos equipos logren convertir.

El trámite final fue austero, muy parejo y a ambos les costó plasmar en cancha lo mejor que hacen. Si bien se rescata la entrega de ambos, el juego no contó con decisiones acertadas y así el resultado se fue acomodando en una paridad que decretó el 86 final, pese a que el equipo local tuvo la última para anotar, pero tras un intento de Karel Guzmán la pelota no ingresó y se debió disputar cinco minutos más.

En el suplementario, Ciclista lo pasó por arriba al Calamar quien no encontró las mismas respuestas para emparejar el juego y tras perder dos oportunidades debajo del canasto, el dueño de casa aprovechó y lastimó con Guzmán que esta vez si pudo anotar y luego Vismara bien plantado en la esquina y dejar la distancia en siete. Eso fue letal para los de Vicente López que ya tenían muy cansado a Mignani (43 minutos en cancha y 32 puntos) y solamente se recostó en el aclarado con penetración de Morales que sumó, pero no fue suficiente para llegar a un confiado rival que con los libres de Mendyk sentenció el juego 101 a 92.

Karel Guzmán Abreu clave en todos los segmentos, pero fundamental en el tercero con sus penetraciones terminó con 33, Nicolás Mendyk aportó 30 en su partido más importante con la camiseta de Ciclista y Xavier Carreras también en su mejor partido en dos temporadas terminó con 20 anotaciones. Este fue el quinto triunfo para los de Tasso que se mantienen en mitad de tabla con solamente tres perdidos. En tanto que Platense lleva dos caídas en filas, la anterior ante Parque Sur.

Informe: Prensa Ciclista


Español 78-86 Rivadavia

Centro Español no encontró la fórmula para cerrar el duelo por una nueva jornada de la Conferencia Sur de la Liga Argentina y cayó 86-78 en El Templo ante Rivadavia de Mendoza. El Torito se quedó en los minutos finales y el Naranja pudo correr para quedarse con la victoria. Khapri Alston fue el goleador del juego con 33 puntos, aunque Nathaniel Jones fue la figura con sus 26 tantos claves para la levantada visitante.

El primer parcial comenzó con viento a favor para los de Fernando Minelli, que se escaparon 8-2. Allí comenzó a aparecer Alston (33 y 11 rebotes) para emparejar las acciones y permitirle jugar de igual a igual a Español. En el cierre Rivadavia sumó y se llevó el parcial 15-13.

La figura de Alston se agigantó en el segundo segmento y Marcelo Piuma acompañó en el trabajo ofensivo (12 puntos). La defensa fue clave para el elenco de Mauricio Santángelo, que le cortó los circuitos a los mendocinos, no les permitió correr y por ello se fue a los vestuarios 33-28 arriba.

En el regreso apareció Jones y su mano caliente. Se presagiaba un partido cerrado e intenso. El extranjero perimetral fue imparable para la defensa del Torito, que igualmente ingresó a los diez minutos finales con una renta de 3 puntos (54-51).

Palo y palo se disputaron los últimos diez minutos. Jones siguió su racha anotadora y Alston contrarrestó esa tendencia. A poco del cierre, en el 69-67 a favor del conjunto de Plottier, dos libres fallados por Español terminaron siendo claves para la visita, que igualó en 69 y luego encontró espacio para anotar en la contra y cerrar mejor el juego con el 86-78 definitivo.

Informe: Prensa Centro Español


Hindú 85-75 Indepediente

Gran comienzo del “Bólido Verde” sacando rápida ventaja con el aporte de Jones en la zona pintada y Fernández desde el perímetro, ante un equipo santiagüeño que le costó entrar en ritmo y obligó a dos pedidos de tiempo muerto a su técnico Montenegro.

El segundo cuarto fue el mejor de los dirigidos por Rovner quienes a lo ya expuesto sumaron una defensa agresiva en todos los sectores que obligaron a varias pérdidas al rival, y contaron además con los aportes desde el banco de Romero, Vieta y Morales para sacar la máxima de 28 (52-24 al cierre del parcial). Por ese entonces Independiente lucía desconcertado y con escasas respuestas, las que ni siquiera Montenegro encontraba en su banca, en un panorama por demás incierto.

Pero en el tercer capítulo Readus continuó su tarea demoledora bajo los tableros, Spalla y Copeland calentaron la mano y así los santiagüeños comenzaron lentamente a descontar diferencias. Ahora el que sufría era Hindú porque se le cerró el aro, comenzó a perder pelotas ante un rival que ajustó su defensa y cada conversión le costaba una enormidad. De todos modos su jerarquía individual estaba intacta y Jones, el Kily Romero y Vieta, se las ingeniaban para tratar de detener la levantada visitante. Así con un doble de Vieta cuando sonaba la bocina terminó un cuarto muy sufrido, pero con los “verdes” siempre arriba.

Los últimos 10’ fueron un intercambio de dobles en un partido abierto, de ida y vuelta que al final los locales lo cerraron mejor, para terminar festejando ante un durísimo adversario. En definitiva fue victoria de Hindú, trabajada, por momentos sufrida, pero victoria al fin que reconforta para lo que viene, ya que el sábado esperará en su estadio por Oberá.

Informe: Prensa Hindú

 

Artículo anteriorSan Antonio venció a Oklahoma
Artículo siguienteUCU TV con el Final Four del Super 20