El base paraguayo Javier Martínez, que será segundo asistente de Paraguay ante Argentina el jueves en el primer juego de las ventanas de cara al Mundial de China 2019, habló en UCU Radio sobre su presente. Frases destacadas.

«Me habían convocado para jugar esta ventana y les dije que pensaba que no era el momento y me auto nombre por si querían que yo ayudara en el cuerpo técnico. Mañana partimos rumbo a Córdoba donde jugaremos un amistoso y de ahí a La Rioja». 

«Hay cuatro jugadores que ocupamos plaza de extranjero siendo paraguayos, y estábamos limitados no solamente a nivel deportivo si no a nivel laboral. Esto era a nivel de clubes», expresó el ex base de Regatas Corrientes.

«Es una oportunidad única que quiero aprovechar. Cuando me retire de Regatas no sabía ni tenía claro que hacer y decidí probar en Paraguay (Olimpia Kings) y cuando salimos campeones me pidieron renovar un año más y agarrar las formativas del club y tengo la suerte de jugar un año más hasta el 2018 como jugador y luego coordinar todo lo que sería mini básquet del club. Fue épico lo que hicimos con Olimpia». 

«Ha cambiado muchísimo la mentalidad de Paraguay. Cualquiera le puede ganar a cualquiera. No estamos en condiciones físicas de competir a nivel internacional pero no tenemos presión. Estamos a la altura de competir. Faltan 2 o 3 jugadores claves que no podrán estar ahora, pero si en febrero». 

«Yo apunto más a estar confiados y a ver que pasa. Los chicos de Argentina tienen mucho más roce que los de Paraguay, pero podemos hacer un buen trabajo. Es especial enfrentar a Argentina. En Regatas me sentí muy identificado, muy a gusto y agradezco por el homenaje que me hicieron. No es solo especial porque es Argentina y conozco a muchos de los chicos que jugarán el jueves, tengo una relación especial con Sergio (Hernández) y con Maxi (Seigorman)». 

Audio:

Foto: Olimpia.

Artículo anterior«Podemos ser peligrosos»
Artículo siguiente«Nos faltaba el título y llegó»