Regatas Corrientes consiguió anoche un reconfortante triunfo en la lejana ciudad santacruceña de Río Gallegos al derrotar 109-107 a Hispano Americano en un partidazo que sirvió para inaugurar el camino de ambos en la Liga Nacional de Básquetbol 2017/18.

Lo del equipo del parque Mitre resulta harto meritorio no sólo por cosechar el éxito como visitante, sino por saber sobreponerse a las ausencias. Es que a las bajas de Ramírez Barrios y Santiago Vidal (ver aparte), se sumó antes de cumplirse los siete minutos la de Javier Saiz, quien salió acusando dolencias en la pierna izquierda.

Esto lo consiguió a partir de algunas actuaciones individuales descollantes. Sin dudas la más significativa fue la del base estadounidense Leemire Goldwire, quien debutó en la elite con 33 puntos (4/5 dobles, 7/7 libres y 6/12 triples), más 5 asistencias y 3 rebotes, alcanzando +39 de valoración. Su principal ladero fue Paolo Quinteros, el capitán regatense, con 27 tantos, incluyendo 6/11 en tiros de cancha y 14/15 libres.

Recién el último lanzamiento desde la línea de los suspiros falló Quinteros, aunque lo hizo adrede para que Hispano no tuviera tiempo de armar ninguna salida (el rebote lo terminó cacheteando Troutman -otro de gran tarea- para sellar el festejo correntino en suelo sureño).

Hispano tomó la iniciativa del partido y con el aporte interior de Podestá, más un “bombazo” de Byró, se adelantó 9-2 en menos de tres minutos. Luego fue O’Bannon el estandarte en ofensiva, aprovechando las deficiencias de Harris en la marca, manteniendo la ventaja en el cuarto inicial. Regatas buscó crecer a partir de la presencia de Troutman en la pintura y un triple agónico de Arengo acortó la distancia a uno: 22-21.

Una seguidilla de tres triples consecutivos por parte de Goldwire y posterior corrida de Arengo para sumar con bandeja, obligó a que Richotti pida tiempo muerto. El trámite se hizo más equilibrado y al descanso largo llegaron con la misma diferencia: 45-46 ahora arriba la visita.

En la reanudación, Hispano estuvo letal desde la medialuna y lastimó con ocho triples, distribuidos equitativamente entre Ciorciari, Byró, Austin y Tabarez. Ante semejante eficacia, el local escapó por doce (65-53…68-56) promediando el segmento. La virtud de Regatas fue no perder la paciencia y si bien entró 4 abajo al último cuarto (79-75), siempre tuvo fe en su libreto. Entonces el tándem Goldwire-Quinteros hizo estragos, Thomas surgió como una vía de gol interesante y aún con suspenso sobre el final, pudo cantar victoria.

Destacados

Hispano: Kyle Austin 36 puntos / Larry O’Bannon 22 puntos, 6 asistencias / Mariano Byró 12 puntos / Diego Ciorciari 10 puntos, 7 asistencias

Regatas: Leemire Goldwire 33 puntos, 5 asistencias / Paolo Quinteros 27 puntos, 5 asistencias / Erick Thomas 14 puntos, 10 rebotes / Chevon Troutman 10 puntos, 7 rebotes

Planilla oficial del juego

Nota: Diario Época

Foto: La Liga Contenidos

Artículo anteriorViernes de acción con cuatro juegos
Artículo siguienteTriunfo de Unón, Estudiantes y Oberá