El conjunto colonense espera por Nick Evans quien está llegando a la Argentina el martes 12 en las primeras horas de la mañana, para arribar a la ciudad de Colón por la tarde y hacer su primer entrenamiento en el turno noche, donde será presentado ante el equipo y cuerpo técnico.
 
El refuerzo estadounidense ocupa la posición de pivote, mide 2,10 metros, tiene 29 años y viene de jugar en el conjunto canadiense, Island Storm.
 
La dirigencia con este cambio de fichaje extranjero buscará que el equipo pueda revertir esta mala racha de 2 partidos ganados y 11 partidos perdidos.
 
 
Informe: Prensa La Unión de Colón
Artículo anterior«Hay que ganar los próximos 3 partidos»
Artículo siguienteSan Martín paró a Instituto y sigue invicto