Unión 81-75 San Isidro

San Isidro no logró conseguir una victoria fuera de casa. En su visita a Unión en Santa Fe, los Halcones tuvieron problemas para encontrar las claves del juego luego del salto inicial, siendo dominado en los primeros minutos por el local, que abrió el partido con una ráfaga y rápidamente se puso 10–0  y obligó a San Isidro a correr de atrás. La defensa santa necesitaba revisar el trabajo que venía realizando, y realizar ajustes, y eso fue lo que hizo en el 2° cuarto.

Con un trabajo defensivo más eficaz, San Isidro pudo reconstruir su juego desde la pintura propia, y empezar a generar movimientos ofensivos acorde al ritmo que comenzaba a plantear, para lograr así, un parcial de 23–13 a su favor, y finalizar la primera parte con un resultado de 40 a 34.

La segunda mitad mostró al equipo local más inteligente, al momento de elaborar y de ejecutar tanto los esquemas defensivos como ofensivos. San Isidro pudo respirar a partir de una seguidilla de triples, que parecían darle la delantera en el tablero, pero Unión respondió en los mismos términos, y comenzó a cerrar los espacios de la ofensiva visitante, a pesar de irse abajo por la mínima, 61-60, al finalizar el tercer segmento.

En los últimos minutos, y con una diferencia mayor en el tablero a favor del local, San Isidro buscó equiparar el asunto con la receta de los tiros perimetrales, pero ya sin la eficacia que lo había acompañado en los cuartos anteriores.

Estas ofensivas erráticas, y una defensa sólida por parte de Unión, le terminaron dando al local el triunfo por 81 a 75.

San Isidro finalizó su estadía en la fase Conferencia Centro Norte con 7 victorias, todas en casa y 7 derrotas, todas afuera de casa. Y cosechó 21 puntos. Arrastrará la mitad de ellos, en el inicio de la Segunda Fase que será el domingo ante Oberá en Misiones.

Informe: Prensa San Isidro


Deportivo Viedma 116-113 Villa Mitre

Federico Mariani, con 32 tantos y Francisco Centeno, con 30 puntos y 12 rebotes, fueron los destacados de un encuentro cambiante y muy igualado. Además, en el Deportivo Viedma hubo 14 puntos y 5 asistencias de Pedro Franco y 12 puntos y 6 rebotes de Federico Grun.
 
El Depo arrancó desconcentrado en defensa y Villa Mitre no lo dejó pasar. El visitante sacó 10 de ventaja de entrada (8-18) con Santiago Ibarra, Leandro Portillo y Yerry Flores castigando desde el perímetro. En el local, el goleo se repartió entre Centeno, Mariani y Grun.
 
En el segundo cuarto apareció el capitán de Viedma. En el arranque Franco los hizo jugar a todos y el local metió un parcial de 9-0 para dar vuelta el tanteador (27-26).
 
Pero el equipo Pisani entró en una larga sequía y se fue desdibujando. Los  bonaerenses aprovecharon y sacaron 11 de diferencia en el cierre de la primera mitad (36-47), con una bomba de 3 de Flores.
Viedma se enchufó en la segunda mitad. Centeno y Mariani se pusieron el equipo al hombro y a 2:38, el local lo dio vuelta (59-58). Pero Portillo y Flores frenaron la levantada del local y después Catalano y Cocha aportaron lo suyo para que la visita vuelva a ponerse al frente sobre el final del cuarto (63-70).
 
En el último periodo el Depo metió parcial de 7 (2 de Centeno, 2 de Peralta y 3 de Mariani) y para empatarlo en 70 de arranque. De allí fue gol a gol. Sobre el cierre el partido seguía muy igualado y estaba para cualquiera.
 
Con 1 por jugar, Thygesen cortó hacia el aro y le dio una asistencia bárbara a Centeno, que convirtió y puso las cosas 88-87. En la siguiente el Depo defendió bien, Villa Mitre no encontró opciones de tiro y quemó la posesión. La visita cortó con foul y mandó a Mariani a línea de libres, donde no falló (90-87).
 
Con 8 segundos por jugar, Villa Mitre salió rápido. Portillo comandó y clavó una bomba terrible para igualar en 90 y mandar el partido al alargue.
 
La prórroga fue peleadísima y se jugó con dientes apretados. En los primeros 5 no se sacaron diferencias (102-102) y en el segundo suplementario el Depo desniveló de entrada, pero tuvo que luchar para sostener esa luz. Un 2+1 de Grun sobre el prácticamente sentenció el duelo.
 
El Depo volverá a jugar ante su gente este domingo 17, cuando reciba a Platense en el gimnasio Ángel Cayetano Arias.
Informe: Prensa Deportivo Viedma

El partido comenzó positivo para el local dónde la intensidad defensiva le daba buenos resultados, acompañado por buenas ofensivas se ponía 9 a 4 en los primeros minutos. De a poco, Hindú empezó a prevalecer con Pablo Fernández para convertir y dar vuelta el juego, Independiente careció de ideas en la ofensiva y esto le sirvió al equipo chaqueño para cerrar el primer cuarto arriba por 23 a 15.

El segundo cuarto el conjunto santiagueño intentaba mejorar sus ofensivas pero seguía sin ideas. Esto lo aprovechaba Hindú y alargaba la diferencia;  el entrenador Montenegro cambiaba sus hombres pero no conseguía resultados. La máxima diferencia llegaba a 3 minutos del final con 17 puntos para la visita. Final del primer tiempo Independiente 23- Hindú 44.

El segundo tiempo se esperaba una reacción del local pero no aparecía, el equipo chaqueño continuaba fino y efectivo en ataque la diferencia era de 30 puntos con 2.54 para que termine el tercer capítulo. Las cosas cambiaron muy poco hasta el final del cuarto. Final del tercer capítulo Independiente 42 – Hindú 70.

El último chico el conjunto chaqueño cerraba un gran juego con hombres muy efectivos como Morales, Reinaudi más la experiencia de Pablo Fernández y extendían la diferencia a 40 puntos. No era la noche del equipo de calle Salta que tuvo rendimientos pobres en sus hombres principales, sumaba Readus pero para su casillero personal. El Bólido Verde derrotó con contundencia por 95 a 58 a Independiente. El sábado se verán de nuevo las caras pero ya en escenario distinto, será el Vicente Rosales en La Banda. Las figuras del juego Jones en Hindú con 22 puntos, por el lado de Independiente, Readus también anotó 22 puntos.

Informe: Prensa Independiente

Artículo anteriorViernes de acción con cuatro juegos en LNB
Artículo siguienteTrejo estará dos meses sin jugar