Ameghino 92-70 Deportivo Norte

Dos equipos prolijos y pacientes se observaron en el inicio del juego. Intercambiaron gol por gol y no se sacaron diferencia recién hasta el final, cuando el León pudo cerrarlo mejor y quedarse con el parcial 19-15. El local se apoyó en el goleo de Juan Abeiro bajo el cesto, mientras que la visita consiguió buenos rompimientos y descargas bajo el cesto.

Con un intercambio de triples comenzaron el segundo cuarto. Primero Abel Aristimuño para Ameghino, después la visita clavó dos con los que logró acercarse, pero apareció Maximiliano Tamburini para responder. A eso se le sumaron buenas apariciones de Matías Cuello para obligar al DT visitante a pedir tiempo para reacomodar la defensa y evitar que el León no se siga escapando. Sin embargo, tras la reanudación, el parcial de Ameghino fue de 6 a 0 (37-25) para sacar la máxima diferencia hasta el momento, con triple de Santiago Iglesias incluido. Más allá de algunos errores que derivaron en pérdidas, los dirigidos por Pablo Castro pudieron cerrarlo arriba por 40-31.

Tamburini prendió fuego las redes en durante el tercer cuarto para que Ameghino sepulte a Deportivo Norte en un pozo del cual no pudo salir. El primero en convertir de larga distancia fue Iglesias, y tras algunas pérdidas de la visita que el León no podía aprovechar, llegó el momento en el que se lució el tirador. Cuatro triples consecutivos de Tamburini destrabaron el nudo ofensivo en el que estaban metidos ambos conjuntos y llevó a su equipo a escaparse por 19 al finalizar el cuarto (67-48).

La embestida de la visita durante los primeros minutos del último cuarto secó ofensivamente a Ameghino, lo que derivó en una racha de 10 a 3 para los dirigidos por Cupulutti. De cualquier manera, cuando el local logró tranquilizarse, volvió a tomar el control del encuentro para resolver el juego con soltura y terminar 92-70 el último partido del año como local.

Ahora, el León tendrá dos encuentros como visitante en Chaco, correspondientes a la Segunda Fase, antes de iniciar el receso.

Informe: Prensa Ameghino


Rivadavia 80-70 Estudiantes

Rivadavia Básquet le ganó a Estudiantes de Olavarría por segunda vez consecutiva, esta vez por 80 a 70, con un gran último cuarto del equipo mendocino. Casey Jones fue clave con 22 puntos.

Un partido inolvidable para los Naranjas. Luego de estar abajo casi todo el partido, en el último cuarto metió un parcial de 30-10 y se quedó con un triunfo muy festejado.

La visita fue más regular en los primeros tres cuartos. Destacadas actuaciones de Granado en el primer período (8 puntos) y de Gamazo en el segundo (10). Estudiantes hacía valer su diferencia de altura, teniendo en cuenta que Abel Trejo se encuentra lesionado en Rivadavia.

En el tercer cuarto, si bien el Bataraz seguía manteniendo una diferencia de entre 12 y 15 puntos, se veía una leve mejoría del local sobre todo en defensa, sumando algunas bombas desde 6,75 hacía soñar a todos sus hinchas con la remontada. En ese segmento, el encuentro estaba 50-60.

Rivadavia, con una defensa férrea y efectivo en la transición metió un parcial de 11-0 en el inicio para pasar el frente después de mucho tiempo (61-60). Estudiantes volvió a marcar pero Jones y Welton en los locales estuvieron intratables tanto en ataque como en defensa y le dieron una alegría inmensa a toda su gente.

Triunfo de Rivadavia 80 a 70 para cerrar una semana fantástica, ganándole dos veces seguidos al conjunto de Olavarría.

 

 

 

Artículo anteriorOlímpico se recuperó en Mar del Plata
Artículo siguienteLa Unión se recuperó ante Instituto