El Cuerpo Técnico y los jugadores de básquet de Boca Juniors, sorprendieron a los niños que se encuentran internados en el sector de Clínica Médica y en Oncología del Hospital General de Niños Doctor Pedro de Elizalde.

En una jornada emotiva y provechosa la elite del básquet Xeneize tuvo el objetivo de sacarles una sonrisa y apoyar a los pequeños pacientes que los recibieron emocionados.

“Con mis compañeros del plantel hicimos una visita muy especial antes de las fiestas para darles una sonrisa a los niños y a sus padres que están con ellos en el hospital. Es de mucha alegría para nosotros poder visitarlos”, comentó el pivot griego Fotis Lampropoulos.

Luego de la amena charla y la entrega de presentes, Sebastián Figueredo, asistente técnico, manifestó: “La verdad es que fue una jornada increíble, pasamos un momento de mucha felicidad. Poder transmitir aunque sea un poquito de alegría a los chicos y que, a pesar de estar atravesando un momento difícil, podamos ayudar en algo para que tengan un grato momento, es maravilloso”.

Los papás y mamás de los chicos tomaron fotografías con la venia del personal del hospital mientras que el “Lobito” Fernández, técnico del equipo comentó: “La pasamos muy bien, la gente del hospital nos atendió bárbaro, tanto los médicos, las enfermeras, las voluntarias y los papás que están con sus hijos. Fue una experiencia muy linda y ojalá se repita y podamos de alguna manera ayudar a más gente que se sienta mejor en los momentos difíciles”.

Eduardo Vasirani, pivot del equipo, luego de desearles una pronta recuperación declaró: “Hoy tuvimos una experiencia muy linda yendo a visitar a los chicos al hospital y lo disfrutamos mucho, ver a los chicos sonreír te da mucha ternura”.

Por último, el base y capitán del equipo, Lucas Pérez, concluyó: “Fue una hermosa visita y una muy buena experiencia. Es muy lindo ver a los chicos sonreír, más cuando están pasando por un momento no tan agradable en sus vidas. Se les iluminaba la cara cuando nos vieron, además nos preguntaban interesados cosas de Boca”.

El emotivo momento fue realmente una caricia al alma de todos.

Nota y fotos: Jésica Fuentes, prensa Boca

 

Artículo anteriorDiez años de ABA con Campeones
Artículo siguienteSan Antonio no pudo ante Houston