Temperley 76-83 Rivadavia

En el último juego del año, Temperley cedió como local ante Rivadavia de Mendoza por 83 a 76 y de esta manera continúa sin poder cantar victoria en la Segunda Fase de la Liga Argentina, perdiendo los dos juegos que ha disputado. 

El duelo comenzó con muchas imprecisiones y problemas en ambos equipos para poder acomodarse en ofensiva, las pérdidas (7 Temperley y 9 Rivadavia) marcaron la pauta en la primera mitad del cuarto inicial y el marcador apenas se movió para un 5-4 favorable para el local. En la continuidad, los triples visitantes hicieron su aparición y después de que el Gasolero tomara cinco de luz (9-4), el Naranja respondió con tres bombas que lo pusieron adelante en el tablero. El cierre fue punto a punto y dejó en ganancia al dueño de casa por 16-15.

En el segundo cuarto, sin ser organizado, Rivadavia fue certero en ofensiva consiguiendo puntos e hilvanó una racha que lo puso por delante 34 a 26. El Celeste no encontró ritmo ofensivo, sumó en cuentagotas y sólo tuvo respuestas en los relevos con Leonel Rodríguez (7), quien le dio un poco de oxígeno al ataque local y le permitió limar la diferencia a la mitad al cabo de los primeros 20′, con ventaja para el Naranja 35 a 31.
Tras el descanso largo, Temperley igualó las acciones con un triple y falta de Lucas Ortiz, pero en la jugada siguiente Jones Casey respondió con otro bombazo y marcaría la pauta de lo que fue el tercer cuarto con Rivadavia sumamente efectivo en sus lanzamientos (11/17 3C). Jones se transformó en una pesadilla para la defensa gasolera, tanto con el lanzamiento exterior, como con la habilidad para desmarcarse sin pelota y anotar 20 puntos que le permitió a los mendocinos tomar el control del juego de cara al último cuarto, ganando por 63 a 55.
 
En los diez finales, Rivadavia arrancó con todo de la mano del otro extranjero Welton y dos triples, para estampar un corrida de 10-2 y una máxima de 16 (73-57) a falta de 6′, casi indescontable para como venía el trámite del encuentro. Sin la consistencia habitual del Gasolero, sobre todo en defensa, donde permitió muchas licencias, el juego se fue quebrando y el triunfo visitante terminó de rubricarse tras una bomba de Arancibia restando 50″, devolviendo una ventaja de ocho puntos (80-72).
 
Finalmente fue éxito para Rivadavia 83 a 76 con un rendimiento de menor a mayor, solidificado en la eficacia de golpear en los momentos justos del duelo y dejar sin chances a un Temperley que sufrió por primera vez en una racha negativa de dos derrotas consecutivas jugando como local.
Informe: Prensa Temperey

El juego comenzó errático para ambos ya que estuvieron dos minutos sin poder convertir hasta que Martínez la enterró con asistencia aérea de Muruaga para los tucumanos. Un buen parcial en ofensiva de Mitre lo llevó a sacar 7 (14-7) a falta de 4.52. La diferencia se mantuvo ya que ambos convirtieron solo 4 puntos cada uno en la segunda parte del primer cuarto, que terminó 18 a 11 a favor de la visita.

En el segundo parcial se repitió la impericia de ambos elencos (7 de 22 y 6 de 22 en tiros de cancha para Echagüe y Mitre respectivamente) cuando quedaban 6 minutos para el descanso largo. Un triple de amado le dio a los tucumanos la mayor ventaja a favor (8 puntos) 23 a 15 con 4 en juego. Otra bomba de Amado desde 8 metros, cortó con un parcial 4-0 de Echagüe y los de Trezza ganaban 26 a 19. Finalmente el primer tiempo terminó con Mitre arriba 30 a 26.

Cabello tuvo un buen comienzo del tercero, convirtiendo y asistiendo, así la ofensiva del «negro» recuperaba confianza. Promediando el tercer parcial la diferencia seguía a favor de Mitre que ganaba 43 a 32 luego de dos triples de Ingratta. Nueva máxima para la visita. Gaynor crecía en ataque para que el local descuente y así llegar en juego al último parcial. Pero esto no alcanzaba porque del otro lado estaban en el mejor momento del juego. El tercero se cerró 51 a 37 para los tucumanos.

Los aciertos visitantes se repetían en el comienzo del último cuarto. Un triple de Buemo rompió el maleficio desde el perímetro y se puso a 12 con 7:41 por jugar. El tiempo muerto pedido por Trezza no solo paró la arremetida sino que le dio un nuevo aire en ofensiva a mitre que volvía a ganar por 17. Un triple de Glass sacó la máxima de 22 para la visita con 5 por jugar. Luego García y Sandrini la metieron desde lejos para un parcial 6-0 del local. Finalmente el AEC no pudo y perdió 78 a 61.

Informe: Prensa Echagüe


Atenas 74-90 Platense

Atenas no hizo pie en el cierre del año y cayó 90-74 con Platense como local. Empezó fino y marcó terreno de entrada. Repartió la bola adelante, mientras que controló a las figuras de la visita atrás (10-2 arriba). Con Zárate y Morales incómodos, Genaro Lorio tomó responsabilidades en el Calamar (10-7). Puso a su equipo a tiro, aunque duró poco. Agostino y Lavoratornuovo respondieron con una ráfaga de triples que dio aire al conjunto maragato (18-7 a 4m).

Pero con el correr de los minutos el juego se hizo más friccionado, sobre todo en la pintura. Y ahí cobró protagonismo Tyrone Lee. El foráneo lideró a Platense, que también contó con buenos ingresos de Pappalardi y Vázquez. Así dio vuelta el resultado, llegando a estar ocho unidades adelante en el segundo cuarto (33-41, 35-43).

Al regresar de los vestuarios Lavoratornuovo y Cutley tiraron del carro local. Alcanzó a achicar el margen a cuatro en dos oportunidades (41-45, 43-47). Pero ahí quedó. Lee volvió a encabezar un parcial marrón, esta vez de 12-2: 59-45 a 5m del tercero.

Esos 14 puntos fueron lapidarios. Más allá de las individualidades que tuvo el Griego, Platense siempre manejó la diferencia. Tuvo a un Lee superlativo, estiró la brecha y ganó 90-74.

Ahora se viene el receso por las fiestas. Tras unos días de descanso, el plantel volverá a los entrenamientos pensando en los próximos compromisos: 12 y 14 de enero visitando a Villa Mitre y Platense.

Informe: Prensa Atenas


Petrolero 79-78 Rocamora

Petrolero superó a Rocamora por 79 a 78 con un doble de Cedric Blossom sobre la chicharra. De esta manera, el equipo de Jaule sumó su primera victoria en esta Segunda Fase del torneo.

En el ganador, la figura fue Cedric Blossom con 24 puntos y 5 rebotes. Ariel Pau sumó 19 puntos y Rodrigo Lavezzari 10 puntos, 5 rebotes y 5 asistencias.

En la visita, Gastón Semiglia aportó 28 puntos y 6 rebotes y Martín Gandoy 22 puntos, 4 rebotes y 10 asistencias.

Petrolero cerrará este año recibiendo a La Unión de Colón el jueves, mientras que Rocamora volverá a jugar después del receso.

Foto: Prensa Petrolero


Deportivo Norte 94-97 Tiro Federal

En el primero cuarto el local comenzó mejor, en la zona pintada Martín y Vives lograban convertir y desde afuera aportaba Cupulutti. Mientras que en Tiro, Suppi no dejaba que la diferencia se amplie. Igualmente Norte defendía bien (sólo 3 faltas en este cuarto) y podía llevar el juego adelante. Terminó 32-23.

En el segundo chico, Tiro comenzó a mejorar su defensa y se adueñó de importantes rebotes, Gago dominaba el juego de su equipo y Aprea convertía en la pintura. Norte no logró defender como en el primer cuarto y en el último segundo Tiro empató el juego en 53.

En el tercer chico, Tiro comenzó mejor y con un parcial de 5-0 paso al frente por primera vez en el juego. Si bien Norte reaccionó y pudo ser dueño del partido por momentos, las pérdidas de pelota no lo dejaban escaparse y llegamos al último cuarto con un tanteador de 76-71.

En el último cuarto, nuevamente Tiro comenzó mejor, las penetraciones de Gago fueron indefendibles en gran parte del juego para Norte y después de la mitad del cuarto empezó a ir de atrás en el tanteador. Torresi, Torres y Gerez eran fundamentales para seguir en juego pero Suppi con un triple a falta de 2 minutos puso a su equipo a 4 de diferencia con 2 minutos por jugar. Así fue gol a gol los último minutos, aunque el equipo de Cupulutti no logró llevarse el juego y se le propinó una nueva derrota en su casa. El final fue 94-97.

Informe: Prensa Deportivo Norte


Hindú 65-84 Barrio Parque

Dando muestras de superioridad durante la mayor parte del juego, Barrio Parque se recuperó y venció a Hindú 84 a 65, con un gran juego colectivo y destacadas actuaciones de Rossi (17), Lauría (16) y Guerra (14). En Hindú volvió a descollar el Kily Romero con 21. El partido correspondió a la Segunda Fase de la Liga Argentina de Básquet y el jueves el “Bólido Verde” estará recibiendo a Ameghino para luego comenzar el receso de fin de año.

Desde el minuto cero el “Verde del Sur” salió dispuesto a imponer su juego y con una defensa intensa cerró las vías de gol del local donde Jones, Fernández y Cequeira no podían encontrar el cesto adversario. Así Lauría, Rossi y Kelly comandaban a un equipo cordobés que jugaba cada vez más suelto ante un Hindú que recién pudo inaugurar el marcador cuando promediaba el parcial.

Pero en el segundo cuarto, en los locales volvieron a tener el aporte desde su banca y allí sobresalió nítidamente la figura del Kily Romero, demoledor en ataque y duro en defensa, para frenar a un Barrio Parque que por primera vez lució desconcertado. Así, después de estar 16 abajo, Hindú se acercó a 3 (32-35 restando 2’) pero un buen criterio para jugar cada bola le posibilitó un mejor cierre al visitante por lo que se retiró al descanso largo 8 arriba.

En el tercer cuarto los viejos fantasmas volvieron a rondar por el estadio de la calle Franklin y Barrio Parque retomó las riendas del partido, ante un Hindú que cada vez le costaba más llegar al cesto rival y más aún convertir, dejando una pálida imagen.

Así se llegó al último cuarto donde nada varió, al contrario sirvió para que los cordobeses consoliden su victoria final con jugadores rindiendo a pleno, ante un equipo local que terminó chocando contra su propia impotencia. En definitiva fue una clara y justa victoria de Barrio Parque ante un Hindú que volvió a quedar en deuda con sus parciales volviendo a cometer errores y a quedar sin respuestas en los momentos cruciales del juego. El jueves tendrá su revancha despidiéndose del 2017 ante Ameghino.

Informe: Prensa Hindú  Foto: Prensa Barrio Parque

Artículo anteriorEl televisado en Córdoba y dos más
Artículo siguienteLa Unión venció a Olímpico que cortó a Laginestra