El primer cuarto fue el que le permitió a Boca vivir de rentas durante los dos períodos siguientes. El local arrancó pegando duro abajo con su dupla interior y se alejó 8-4, luego se mantuvo el goleo de Lampropoulos y la luz trepó a 14-8. Ante un rival con distintas complicaciones (lesiones, un viaje en micro desde Comodoro Rivadavia), una bomba de Sheard elevó la ventaja a 19-12 y obligó a González a pedir minuto. Lejos de modificar algo, el tiempo muerto sirvió para que Boca profundice un claro dominio que tras un triple de Lampropoulos llegó a los dos dígitos, cerrando en 26-14.

La cara de San Martín fue otra en el segundo segmento. Si bien el elenco correntino estaba bastante atrás en el marcador, al menos daba señales de competitividad para ilusionarse con un cierre positivo. Las bombas de Boca mantuvieron alta la ventaja del equipo del Lobito Fernández, con una máxima que llegó a los 17 puntos. El local era más, ganaba 48-34 a la hora del descanso largo, pero los de Sebastián González ya habían mostrado algunos rasgos de los que todos saben que ese equipo posee desde que arrancó la temporada.

Y en el tercer cuarto la visita se metió de lleno en el partido. Con una defensa mucho más áspera, y una bomba de Aguerre, la diferencia cayó a un dígito, llegando a ser de 56-50 tras dos triples más. El Lobito Fernández pidió minuto, pero los correntinos eran más, limando a 56-54, hasta que un triple de Gamboa desató el nudo grande que tenía Boca a la hora de atacar. Sobre el final del parcial, una bomba del recientemente ingresado Tomás Cavallero hizo que la brecha trepe a 66-60 a la hora del último descanso.

De la mano de Keenan (cinco puntos en el comienzo), el conjunto correntino pasó al frente por primera vez en la noche, 68-66. Una ráfaga de Vasirani le devolvió el liderazgo a Boca, pero el juego interno de Wood y una bomba de García hicieron que San Martín quede nuevamente al frente, ahora 75-73. Ya en los minutos finales del juego, nuevas apariciones de Lampropoulos, más un triple clave de Pérez destrabaron el juego para el local. Boca ganaba 84-80, soportó los últimos embates correntinos, se manejó con soltura en la línea de libres tras una antideportiva a García y posterior técnico al banco visitante, y se quedó con una victoria de esas que valen mucho.

Gran victoria de Boca en el cierre del año. El triunfo le permite al Xeneize, además de haber superado a un rival de probada jerarquía, subir varios escalones en la tabla de posiciones, y esperar el 2018 con otras perspectivas. Sabe que ganar en casa es fundamental, lo logró ante el campeón del Súper 20, y levantará feliz las copas navideñas.

Destacados

Boca: Fotios Lampropoulos 20 puntos, 10 rebotes / Eduardo Vassirani 15 puntos, 11 rebotes / Adrián Boccia 16 puntos, 4 rebtoes, 4 asistencias

San Martín: Rey García 20 puntos, 4 rebotes / Justin Keenan 19 puntos, 4 rebotes / Jeremiah Wood 12 puntos, 6 rebotes, 4 asistencias

Planilla oficial del juego

Nota: Prensa Boca

Foto: La Liga Contenidos

Artículo anteriorSan Lorenzo cerró el año con un gran triunfo
Artículo siguienteBahía frenó el buen andar de Ferro