El venadense de 1.77 metros y 32 años (nació el 6 de octubre de 1985 en Santa Fe) disputó estos meses la Liga Nacional de Básquet de Chile tras su fallido regreso al país con Villa Ángela Basket (se bajó de la Liga Argentina).

En la Universidad Católica fue dado de baja el 5 de noviembre pasado a pesar de sus 12.1 puntos (60% de cancha y 89.3% en libres), 3.7 rebotes, 4.1 asistencias (el mejor pasador del equipo), 1.3 recuperos y 33.4 minutos. El santafesino ha rendido con muy buenos números, aunque la realidad es que fue víctima del mal presente del elenco chileno y eso terminó derivando en un corte inesperado. Anteriormente tuvo un excelente paso por el Vasco Da Gama de Brasil durante las últimas dos temporadas (una en la Liga Ouro donde fue figura del ascenso y la otra en la elite, la NBB).

El armador cuenta con números sensacionales en su paso por la segunda categoría del básquet argentino: 338 partidos jugados en su paso por Olimpia de Venado Tuerto (2003-07) San Martín 2007/08, Alma Jrs 2008/09, Firmat 2009-11, Rosario Central 2011/12, Oberá TC 2012/13, Ciclista 2013/14 y San Isidro 2015/16, totalizando 1049 asistencias para ser el tercer asistidor histórico de la competencia solo superado por Víctor Hugo Cajal (1122) y Julián Olmedo (1715).

Mediante un movimiento de fichas (mayores y U23), Independiente BBC completó sus seis fichas mayores permitidas en la Liga Argentina.

 

Informe: Prensa Independiente

Artículo anterior«Preocupa el nivel de extranjerización»
Artículo siguienteSan Isidro cortó a Elvis Báez