Debido a razones netamente económicas, Ricardo Sánchez Rosas fue desvinculado de la institución. La caída de algunos sponsors derivó en esta díficil decisión la cual ya fue comunicada al jugador, equipo y cuerpo técnico.

El ala pivot promediaba 10.2 puntos y 3.5 rebotes en 26.3 minutos en cancha en la Liga Nacional.

La medida se toma con el fin de no generar mayores atrasos con los sueldos del plantel con la esperanza de lograr revertir la situación en un corto plazo.

Por lo tanto, momentáneamente y luego del receso por las fiestas, Quilmes jugará sin ficha foránea.

Foto: LNB

Artículo anterior«El sueño de volver a la NBA está»
Artículo siguienteCon dos foráneos nuevos, Comu busca subir