La recuperación de Germán Sciutto implicará que el capitán no pueda ser parte de los 12 que se alistan para saltar a la cancha en buena parte de los 16 juegos que San Isidro debe afrontar entre los meses de enero y febrero en el marco de la Conferencia Norte de la Liga Argentina 2017/18.

Es por eso, y que atendiendo a la sensible falta de una ficha mayor clave para la idea de Julián Pagura, la dirigencia de San Isidro junto al propio entrenador decidieron que el jugador de 29 años, Damián Pineda, llegue temporalmente al club hasta que Sciutto tenga el alta médica y pueda volver a ponerse la 14 santa.

Pineda, escolta con pasado en Huracán de Trelew y Petrolero, llegará este martes a la ciudad para sumarse a sus compañeros y ponerse a trabajar bajo las órdenes del cuerpo técnico.

El jugador que hasta aquí defendió la camiseta de Tiro Federal de Morteros en la actual temporada lleva disputados 13 encuentros, donde promedia 8 puntos y 4 rebotes en 28.5 minutos en cancha por juego. De esos números se desprende un 41% en triples.

Por otra parte quien ya no continuará en San Isidro es José Peralta que seguirá su carrera deportiva en Sportivo Escobar, en una decisión conjunta entre la comisión directiva del Club Atlético San Isidro, el club bonaerense y el propio jugador, con el objetivo del que el ala pivote de 21 años sume más minutos de juego de cara a su formación y proyección como basquetbolista profesional.

Peralta, que ya había defendido la camiseta de Escobar la pasada temporada, volverá a ser parte del plantel del club que desanda los caminos del Torneo Federal de Básquet.
 
El jugador cumplió este viernes su último entrenamiento como ficha U23 de San Isidro y ya el martes se incorporará al “albiceleste”.
 
Según el acuerdo entre ambas instituciones deportivas, se espera que Peralta, una vez finalizada la campaña de Sportivo en el Federal, retorne a San Isidro.
 
 
Informe: Prensa San Isidro
Artículo anteriorMartes de super acción en La Liga
Artículo siguienteItinerario de la Liga de las Américas 2018