Bahía Basket logró su cuarto triunfo consecutivo tras derrotar a Argentino por 85-78 como local. Con 18 puntos, Máximo Fjellerup fue el mejor en el equipo del Sepo Ginóbili.

La cuarta victoria en fila cosechó Bahía Basket, esta vez dejando en el camino a Argentino (Junín), por 85 a 78, un rival que llegaba con tres victorias como visitante.

Fiel a su característica, los juninenses fueron un rival sumamente complicado.

Un buen despertar tuvo el local, firme atrás y con variantes adelante. La rápida reacción juninense, con un par de bombas de Massarelli desestabilizó a Bahía.

De todos modos, de a poco fue retomando el camino.

Una defensa escalonada y con buenos seguimientos, empezó a limitar a la visita, que estuvo también controlada en el juego interno y, encima, no podía meterla a distancia (1-7 en t3 en el primer cuarto).

Parodi estuvo ofensivo, todos amenazaron y el tránsito en la pintura, con y sin balón, le permitió a Bahía generar juego cerca del canasto.

Fjellerup con su paso adelante y combinando con Santi Vaulet hizo que la defensa se arrugara; la visita, de alguna manera, empezó a replegarse. Y a medida que avanzó la rotación de ambos lados, la diferencia se fue ampliando.

Dominio de rebote y salida rápida, más con pases que con la pelota en el piso, le dio dinámica a Bahía.

Argentino se estableció en zona, y Maxi rápidamente la rompió con un triple, aunque los desajustes atrás la visita supo facturarlos.

Casi obligado a correr para no caer en la telaraña de la zona, a Bahía se le complicó anotar estacionado, no obstante, un par de triples de Levy sirvieron de refresco, para ir al descanso largo 9 arriba.

Intentando apoyarse en Bortolín, la visita insistió con meter la bola en la pintura, aunque Gerson se encargó de nivelarlo., ayudado por Pancho Jasen, que se desprendía de Millsap.

El equipo ganó en dinámica, logró volumen de juego ofensivo y sacó 17 en 4m50 del tercer cuarto.

De todos modos, los juninenses mejoraron los porcentajes de tiros cortos, Bahía sintió la salida de Gerson y la diferencia se recortó a 9.

El trámite se desordenó, Argentino anotó de 3 puntos y volvió a animarse, para entrar al último cuarto con 10 de luz para el local.

Intentando acortar y siendo algo más agresiva, la visita comenzó a resignar chances ante un Bahía que se plantó firme atrás y motorizó la ofensiva con Parodi.

Fue Millsap quien, básicamente, mantuvo en juego a los turcos.

Con escasa claridad colectiva, Fjellerup intentó generar desde el 1×1 y Gerson se encargó de corregir todo lo que dejaba el resto.

En un final que Bahía tenía parecía tener dominado, aunque lejos para permitirse relajarse, ante la salida de Gerson (castigado por Sepo) apareció Levy como rueda de auxilio, al tiempo que Fjellerup siguió atacando.

Los 10 de diferencia que promedió Bahía después de aquella máxima de 17 resultaron, en definitiva, lo que el trámite le dio. ¿Pudo haber sido más? Sí. Igual sirvió para sumar juego, puntos y la cuarta victoria consecutiva. Así va mejor…

Destacados:

Bahía Basket: Máximo Fjellerup 18 puntos, 8 rebotes y 8 asistencias / Luciano Parodi 17 puntos, 2 rebotes y 4 asistencias / Jamaal Levy 10 puntos, 5 rebotes 

Argentino: John Millsap 22 puntos y 6 rebotes / Luciano Massarelli 21 puntos y 5 asistencias / 

Planilla oficial del partido

Informe: Diario La Nueva

Fotos: LNB.com.ar

Artículo anteriorLa Unión consiguió su cuarto triunfo seguido
Artículo siguienteTriunfo de Parque Sur y Petrolero