Ciclista 85-78 Temperley

El inicio del partido fue muy parejo, el local fue el encargado de abrir el marcador con un triple convertido por Xavier Carreras, que fue contestado por una conversión de Sebastián Chaine bien hundido en la pintura. Esa tónica de paridad y golpe por golpe se mantuvo hasta el final de los primeros 10, tanto que la mayor ventaja para ambos fue de tres puntos que rápido era recuperada por su rival.

La presencia de Carreras (8) y Goncalves (7) fue fundamental para el Verdirrojo, mientras que en el Celeste, Sebastián Chaine guió a los suyos (8) en un primer segmento que finalizó 19 -20 para la visita.

En el segundo cuarto, Ciclista golpeó primero y empezó a encontrar el camino con lanzamientos rápidos desde los 6.75. También la rotación del banco le dio sus dividendos y los de Tasso empezaron a dominar el juego, supieron contar con una distancia de ocho puntos tras un triple de Paciotti (cinco puntos desde el banco) y la aparición del cubano Karel Guzmán. Esto con el correr de los minutos, fue descontado por Temperley que siguió apostando por la fortaleza de Sebastián Chaine, la contundencia del experimentado Lucas Ortíz y Delwan Graham. Este tridente fue fundamental para limar las diferencias (26 puntos entre los tres) y cerrar el cuarto mejor de lo empezado para los celestes de Costa 41 – 39.

En el tercer período, tras un arranque muy parejo. Fue Ciclista nuevamente el encargado de inclinar la balanza para su lado. Con Laterza bien dispuesto a hacer jugar al equipo, siendo el gran distribuidor de las toma de decisiones para que su equipo, otra vez llegue a la máxima de la noche hasta el momento (10), los beneficiados de la bondad solidaria de Laterza fueron Goncalves y Guzmán que fueron agrandando su casillero personal (35 combinaban entre ambos a falta de 2:28 en el tablero). Temperley en su peor momento, lejos de caerse y bajar los brazos, depositó toda su confianza en Lucas Ortíz que se puso el equipo al hombro y encendido revirtió la peor situación y hasta con dos triples en el cuarto (llevaba 4/8) logró que su equipo pase al frente a falta de un minuto (61-62). Este resultado se mantuvo tras disputarse 30 minutos de juego, dejando todo abierto para los últimos 10.

Un minuto y medio pasó del cuarto final para que uno de los dos abra el marcador y no fue de tiro de cancha, ya que Lucas Ortíz tras recibir una falta cuando estaba lanzando de tres puntos fue enviado a la línea (convirtió 1/3 el escolta), mostrando la fricción y la igualdad con la que se estaba jugando. Cuando el tablero marcaba 7:17, Goncalves en la pintura y sobre la humanidad de Chaine convirtió el primer gol de campo, en lo que terminó siendo una racha de 12-1 para los juninenses (73-63).

Cuando parecía que estaba todo a pedir de los dueños de casa, una falta técnica combinada entre Dayer y Guzmán primero, luego la misma situación para Goncalves y Chaine, más otra entre Tasso y Chaine, dejó al pivote imposibilitado de seguir jugando y al entrenador local expulsado. Situación que llevó a tener al entrenador de juveniles, Gonzalo Castillo al mando del equipo. Esta fue un impulso primero para el Celeste que se acercó a dos puntos (78-76), pero luego con el ingreso de Carreras en el último minuto y medio, Ciclista pudo terminar de sellar la victoria y festejar ante su gente con un 85 -78 final. Así el Verdirrojo cortó una racha de cinco caídas en fila.

Informe: Prensa Ciclista


Parque Sur 69-71 Deportivo Viedma

El juego, disputado en el Gigante del Sur arrancó parejo y con mucha intensidad. Recién sobre el final del primer cuarto el Depo Viedma logró despegarse en el marcador, con una buena tarde de Carter. Sacó 7 de ventaja (13-20).

Esa diferencia se estiró a 12 en el inicio del segundo periodo (20-32) de la mano de Grun. Es escolta salió desde el banco y clavó una racha de 8 puntos que obligó al DT visitante a pedir minuto para reorganizar el equipo.

Los extranjeros de Viedma agrandaron la diferencia a 13 (32-45) al comenzar la segunda mitad, con una ráfaga de 8 puntos (5 de Carter y 3 de Centeno).

Pero los entrerrianos mejoraron mucho en defensa y castigaron en el otro tablero. El Depo se quedó sin ideas y no pudo frenar la levantada del local, que metió un lapidario 14-0 y lo dio vuelta en un cachetazo, para irse al descanso 55-54 arriba.

El último cuarto se jugó con dientes apretados. El tanteador cambió de dueño constantemente. Primero Viedma recuperó el liderazgo de la mano de Centeno, que lució su mejor juego en los últimos 10 minutos del partido. Pero Parque Sur se acomodó y respondió con Alderete y Hernández Freitez.

Recién a 55 segundos de la chicharra final, Viedma logró tomar aire con una ráfaga de 6 puntos (2 de Thygesen y 4 de Franco, desde la línea de libres) que lo puso 69-71 arriba. Ambos equipos erraron en los ataques siguientes y así, los de la capital rionegrina pudieron sostener el marcador para irse con una victoria muy trabajada, en una cancha durísima y ante un rival que promete luchar arriba.

El Depo Viedma extenderá su estadía en Concepción del Uruguay, donde el próximo lunes 15 visitará a Rocamora a partir de las 21.30.

Informe: Prensa Deportivo Viedma

Artículo anteriorSan Martín derrotó a un Ferro en caída
Artículo siguienteBogliacino es el nuevo DT de La Unión