KODAK Digital Still Camera

Oberá 69-80 Talleres

Talleres de Tafí Viejo se llevó el juego de Oberá. Se impuso por 80 a 69, en el partido válido por la Conferencia Norte de La Liga Argentina. Juego sólido y el extranjero Lyonell Gaines intratable, fueron determinantes en el ganador ante un equipo que careció de ideas y efectividad. El extranjero no solo fue el goleador con 33 puntos, 14 rebotes y 2 asistencias, sino también el dueño absoluto del poste bajo.

El elenco visitante encontró caminos para ir creciendo, en el partido, ante un tibio local que solo tuvo intenciones. Al control conseguido en el primer cuarto, el equipo de Mario Vildoza, más allá de un pasaje en el que OTC pasó al frente por un par de puntos, no lo abandonó más.

En el primer tiempo, Talleres ya mostró poderío en el juego interno con una dupla que encontró sintonía, Gaines-Valentine. La defensa férrea del equipo acompañó toda iniciativa y sustentó el rodaje. Mientras, el Celeste se diluía ante la carencia de efectividad y ausencia de caminos para contrarrestar al rival. El primer tiempo concluyó 34-41.

En la segunda mitad se esperaba la reacción local que llegó de manera intermitente. Apariciones de Hooper, Ludueña y Calvi, daban respiro e ilusiones, pero sin constancia. Por lo que se hacía más cuesta arriba con el transcurrir del tiempo, en el que el malestar y contrariedad sacaban de foco al equipo. Cada parcial fue de la visita, respaldando el merecido triunfo, en un partido intenso y exigente.

La derrota cortó la racha ganadora del elenco de Sebastián Torre, en una competencia que  permite tener revancha y posibilidades casi de inmediato, ya que el miércoles vuelve a jugar como local ante Ameghino de Villa María.

Informe: Prensa Oberá


Rocamora 86-77 Deportivo Viedma

Rocamora dio este lunes otra gran muestra de carácter y se quedó con una tremenda victoria 86-77 frente a Deportivo Viedma en su cuarta presentación por la Segunda Fase de la Liga Argentina de Básquetbol y logró salir del fondo de las posiciones en la Conferencia Sur. Con un excelente plan de juego el equipo de Juan Varas dominó la mayor parte de las acciones y solo en un pasaje del tercer cuarto pareció que la historia se podía complicar. Cinco jugadores llegaron al doble dígito y el más efectivo fue Joaquín Deck con 18 puntos.

Varias fueron las claves para fundamentar este enorme éxito que consiguió el Rojo ante el subcampeón del reciente Súper Cuatro y ganador de la División Sur en la Primera Fase. El Depo venía dulce con tres triunfos al hilo pero se topó con un Rocamora que en primer lugar lo hizo sentir incómodo, no le dejó armar sus circuitos de juego y lo obligó a ofensivas largas o a perder la pelota sobre los 24 segundos. Esto mayormente en el primer tiempo, y en el segundo el partido se emparejó pero el local volvió a dejar todo en cancha.

El primer cuarto fue parejo de arranque, la visita quiso imponer peso con Centeno y Carter Jr. pero Rocamora marcó bien. Dos puntos fue lo máximo que pudo sacar el equipo de Pisani, el Rojo fue incrementando lo suyo con una buena labor de Johnson, triples de Gandoy y Semiglia y llegó a sacar seis sobresaliendo dos tremendas volcadas de Joaquín Deck. 21-15 se cerró el parcial. Arrancó el segundo cuarto con parcial 4-0 para la visita y enseguida Semiglia metió tres libres para aquietar las aguas.

Rocamora no perdió la brújula si bien el rival también hizo lo suyo y por momentos lo complicó. Hubo un positivo ingreso de Franco Baralle quien aportó dos triples en el  parcial y por esta vía el Rojo logró lastimar porque también convirtieron Impini y Semiglia. La diferencia se alargó a 10 puntos, luego a 11 y más tarde a 13. Parecía que el local se iba cómodo al vestuario pero un triple sobre la chicharra de Federico Brun dejó el tablero 44-32 y todo más que abierto para la vuelta.

Y tanto fue así que el equipo de La Comarca salió con todo en el tercer cuarto y de la mano de un inspiradísimo Alejandro Peralta castigó una y otra vez el aro del Rojo, primero para achicar la diferencia y luego para pasar al frente en el momento quizá más flojo del equipo de Varas (49-50). Pero Varas también tenía su as bajo la manga y mandó a Joaquín Deck a la cancha, el hermano de Gabriel metió dos triples al hilo y el equipo volvió a despegarse. Más tarde Baralle aportó otro para mayor tranquilidad. 61-57 quedaron.

El último cuarto fue más duro para el local porque Deck con cuatro faltas debió mirarlo mayormente desde el banco. Rocamora se las ingenió con Jovanovich y Johnson para contener a los grandotes de Viedma. El trámite se mantuvo parejo, con una leve ventaja del local y empezó a destrabarse con un doble más falta convertida de Baralle. Varas volvió a apostar por los dos bases y le salió bien porque entre los dos armaron una ofensiva que terminó en triple de Lozano para sacar 10 (77-67). Ahí se bajó la cortina del partido pero también hay que destacar la labor del foránero Gary Johnson en los últimos minutos, el ex Universidad de Texas terminó con 17 puntos y fue otro de los destacados.

Informe: Prensa Rocamora