Temperley 80-66 Petrolero

El Gasolero le puso fin a la racha de cuatro derrotas consecutivas y venció como local a Petrolero por 80 a 66, en un juego intenso donde el Celeste mostró mayor solidez en los momentos claves y terminó ganando merecidamente. Ignacio Davico fue el goleador de Temperley con 17 puntos, bien secundado por Sebastián Chaine con 16, en tanto que para los neuquinos no alcanzaron los 20 puntos de Cedric Blosson.
 
El partido arrancó con mucho vértigo, pero con demasiadas imprecisiones en ambos equipos con pérdidas sucesivas de un lado y de otro, consiguiendo Temperley hilvanar tres acciones positivas y tomar una ventaja de 6-0 en 3′, hasta el tiempo muerto de Daniel Jaule. La visita retocó las piezas, mandó a la cancha a Blssom (6) y en 2′ estampó un 7-0 que lo puso adelante en el marcador, coincidiendo con la puntería exterior (3 triples), que le permitió quedarse con el primer parcial por 21-15.
 
En el segundo chico, Temperley se sostuvo al acecho en el marcador con mucha intensidad, presionando el balón en defensa y con la premisa de correr y arriesgar en el ataque rápido. Trímboli, de buena primera mitad, encestó un triple que lo puso adelante al Gasolero por 26 a 25 restando 5′. Con un juego tanto a tanto, Leopoldo Ibáñez Paz irrumpió en la ofensiva celeste y con una racha de cinco puntos en fila, destrabó el marcador para el dueño de casa, ganando la primera mitad por 37 a 33.
Tras el descanso largo, Temperley tomó un mayor control del duelo con un juego profundo apoyado en las tareas de Chaine y Graham, combinándose ambos jugadores para sumar 12 de los 22 puntos del Celeste en el tercer período. Petrolero quedó atrapado en ataque, mostró poca fluídez y eso decantó en 5′ minutos sin anotar. Los dirigidos por Costa aprovecharon su momento, con tenacidad y solidez, estiraron la brecha que culminó siendo de 18 (60-42), tras un triple de Trímboli en la última posesión.
 
En el último cuarto, el Naranja salió a presionar toda la cancha, buscando sacar de contexto a Temperley y generarle dudas en el traslado del balón. A partir de esa situación, «Petro» sacó réditos de unas pérdidas de Temperley y en 2′ estampó un 11-2 que lo dejó a menos de diez en el marcador (62-53). Con ese «sofocón», los de Turdera levantaron la guardia nuevamente y encontraron los claros en la defensa zonal del rival, con un punzante Ignacio Davico que obligaba con penetraciones. El base anotó 11 puntos en el último acto y fue la pieza fundamental para que el Gasolero festeje un triunfo tan importante como necesario, recobrando una buena dósis de confianza de cara a la gira de la semana próxima en Neuquén.
 
Informe: Prensa Temperley

El equipo dirigido hasta hoy por Jeremías Zuttion, quien quedó en reemplazo de Cristian Santander tras su salida, perdió por la mínima y sobre el final 81-82 ante Deportivo Viedma. Sebastián Picton fue la figura del partido con 18 puntos, 5 rebotes y 2 asistencias para La Unión.
El conjunto colonense no le dio respiro a un duro rival que al final logró cerrar la victoria por la mínima. La actitud del local, que venia de dos victorias consecutivas, fue esencial, pero por el lado de enfrente se encontraba Deportivo Viedma quien tampoco se quedaría de brazos cruzados tras el golpe sufrido frente a Rocamora el pasado lunes.
Los locales, que siguen sufriendo la baja de Julián Chiera, a quien aún le queda un tiempo más fuera de las canchas por su corte en el partido frente a Villa Mitre, demostró desde el principio sus ganas de dejar el triunfo en casa pero en los segundos finales, la suerte le jugó una mala pasada al base, Lautaro Fraga, quien no pudo convertir el triple para festejar en Colón.
 
Informe: Prensa La Unión

El Oberá Tenis Club, en el día de su cumpleaños 78, se impuso claramente a Ameghino de Villa María, Córdoba, por 88 a 67, en el partido válido por la Conferencia Norte de la Liga Argentina de Básquet. Buena tarea defensiva, paciencia e inteligencia para capitalizar errores, fueron argumentos que permitieron al elenco, que dirige Sebastián Torre, retomar la senda victoriosa. Santiago Ludueña, Chris Hooper, Lucas Gornatti y Maurico Corzo llevaron al equipo al resultado buscado para seguir liderando el norte del país.

Luego de un primer tiempo parejo, donde el rival jugó de igual a igual al local, el Celeste, ya empezó a sacar cierta luz de ventaja. Pero el juego interno no encontraba espacios y Ameghino marcaba diferencia en el poste bajo. Baeza pasaba el juego por Brown y Abeiro, más el aporte de Cuello para estar en juego y en algún momento encontrarse arriba en el marcador. El primer tiempo finalizó 33 a 31.

Una vez más el poderío del puntero apareció en el tercer cuarto. Consolidó la defensa, cortó circuitos y apareció desde el perímetro. La rotación del balón concluía en el mejor ubicado con certeza de gol. Fue inteligente para diluir fortalezas del rival. Hooper se hizo de espacios bajo el tablero para acompañar la supremacía. Fue claro y no se permitió relajarse. Por momentos se floreó ante un equipo que no encontraba manera de contrarrestar la buena sintonía del local. El parcial de 32 a 20, inició la construcción del triunfo.

En el último cuarto, con un piso húmedo que limitaba acciones, los jugadores no se arriesgaron más de lo que el escenario permitía. En ese marco se fue asentando el local y no ofreció posibilidad de reacción alguna a Ameghino. El triunfo fue tan claro como necesario para el OTC, en función de convencerse del merecido lugar que ocupa en la Conferencia Norte.

“Era necesaria la victoria, para dejar atrás la caída ante Talleres. Volvimos a ser nosotros” expresó luego del juego Mauricio Corzo.

Para Sebastián Torre, el equipo recuperó su identidad. “La defensa funcionó, sabíamos lo que queríamos, era necesario el triunfo. Ahora a descansar, venimos de partidos durísimos y tenemos que recuperarnos” manifestó.

El OTC vuelve a jugar el domingo ante Echague de Paraná. Será el tercer partido de local en lo que va del año.

Informe: Prensa Oberá


Villa San Martín 96-90 Talleres

El partido de arranque fue muy parejo, ninguno de los dos podía sacar alguna ventaja y solo había individualidades. En los locales el norteamericano Travis Hammonds era lo más efectivo en un partido que todavía no se encendía (10–8). Pasaban los minutos y lentamente Villa San Martín fue ajustando la defensa y en ataque había mayor claridad, siempre encontrando respuestas en el perímetro con Martín Cabrera más los aportes de la dupla extranjera (Hammonds–Larsen) y así comenzar a marcar presencia (20–13). Por el lado de Talleres solamente el perímetro por momentos de Martín Gómez daban esa respuesta necesaria al equipo para volver a estar en juego y estar a la expectativa. El partido nunca tuvo un dominador claro pero si el Tricolor podía marcar esa pequeña diferencia en los primeros 10 para cerrarlo por 23 a 20; juego muy complicado para ambos.

El segundo cuarto no cambió mucho al primero, aunque de arranque el cordobés de Villa San Martín, Bernardo Ossela, clava dos triplazos para marcar la cancha y calentar la mano. Cuando parecía que iba a inclinarse para los locales, los tucumanos también ponían a la luz sus armas en ofensiva y en este aspecto el perímetro de Jerónimo Solórzano volvía a equilibrar las acciones (31–29).

Si bien Villa San Martín podía conseguir una mínima ventaja nunca podía imponer el buen juego que lo depósito en el “Súper 4”. Como si fuera poco, el partido era cerrado y llegaba el momento donde ambos no podían hacer nada productivo y por ende abundaban los tiros errados y las pérdidas (36–33). Después de este bache, Villa San Martín en el final pudo sacar sus individualidades mínimamente, encabezadas por Agustín Carnovale y Paul Larsen para ir al descanso largo con ventaja de 42 a 33.

El tercer chico volvía a ser muy cerrado pero el Tricolor mantenía esa pequeña ventaja. Otra vez en el final y por suerte para Villa San Martín el cierre del periodo era más que positivo y dejaba la esperanza de que la diferencia iba a extender de forma amplia. El score era de 61 a 54 y un último cuarto que seguramente iba a tener mucho dramatismo.

En los últimos diez, Talleres de Tafí Viejo tuvo efectividad como consecuencia de los errores reiterados de Villa San Martín que no podía asentarse. Fueron tan bien aprovechadas las falencias de los locales que los tucumanos pasaban al frente (63–64). Luego de este buen momento de Talleres y por suerte para los locales, Paul Larsen, Alejo Toledo y Martín Cabrera volvían a encabezar las ofensivas de forma más que positiva para conseguir lo más importante, o sea, liderar el score (72–71).

Villa San Martín encontraba un jugador que se adueñaba del ataque y era la principal y única vía de gol: Travis Hammonds. Este jugador fue el alma del equipo y el que fue llevando lentamente a su equipo a obtener el primer triunfo del 2018. El Tricolor sufrió pero obtuvo su primer triunfo del año por 96 a 90 y toda la alegría en casa nuevamente.

Informe: Prensa Villa San Martín


Hindú 80-75 Echagüe

En un partido cerrado y de suma paridad Hindú acertó en el tiro del final y se quedó con una ajustada victoria de 80 a 75 ante Echagüe de Paraná, en partido de la Conferencia Norte de la Liga Argentina de Básquet. Gran tarea de Pablo Fernández con 20 puntos en el equipo local mientras que en los entrerrianos Buemo convirtió 19. El viernes el “Bólido Verde” volverá a ser local ante Talleres.

Comenzó mejor Hindú con Cequeira y Jones muy activos y precisos lo que le posibilitó arrancar arriba ante un Echagüe que pecó de imprecisión en sus ofensivas y además una alarmante falta de puntería en los lanzamientos perimetrales, por lo que los locales se quedaron con el primer parcial.

Pero en el segundo con bombas de Sandrini, García y Buemo, los de Barsanti emparejaron el juego y con un parcial 16-4 pasaron al frente y sacaron la máxima de 8 promediando el parcial. Ahora era Hindú el que le costaba una enormidad encontrar vías de gol y el partido cambió de dueño. Pero luego de estar unos minutos en el banco volvió con todo Cequeira y conduciendo y convirtiendo achicó a la mínima aunque con un mejor cierre al parcial se lo llevó la visita.

Al regreso del descanso largo el partido ganó en intensidad y por ende en emotividad donde cada pelota se jugaba como si fuese la última. Lo que había insinuado en el cuarto anterior se confirmó aquí: Pablo Fernández iba aumentando su rendimiento y por momentos se tornó imparable convirtiendo desde todos los sectores. El Verde empató en 52, pero Buemo estaba intratable y de esta manera la visita cerraba un doble arriba.

Así se llegó al último cuarto donde después de empatar en 64 restando 8’15” comenzaron a pesar las individualidades del local y también las anotaciones desde la banca de Vieta, Romero y Reinaudi, pero Echagüe no se dio por vencido y salió a quemar sus naves con Ruiz Moreno a la cabeza, hasta que el Kily Romero metió el triple restando 27” que le permitió a Hindú festejar en el final. Fue otra gran muestra de carácter de los dirigidos por Rovner que se quedaron con una justa victoria ante un rival durísimo que luchó siempre. Ahora se viene Talleres en otro difícil compromiso.

Informe: Prensa Hindú


Tiro Federal 84-64 San Isidro

San Isidro continúa sin encontrar la manera de conquistar un triunfo fuera de casa. El equipo de la ciudad suma otra derrota a su historial en la ruta. Esta vez, cayó en Morteros frente a Tiro Federal, por 84 a 74.

Una noche para el olvido. San Isidro supo jugar un primer parcial de igual a igual frente al local, pero fue erosionando sus ofensivas a medida que Tiro comenzó a cerrar su defensa en la pintura propia, y obligó a la visita a buscar la conversión desde el sector de los 3 puntos. El local encontró su receta infalible en Acevedo, y San Isidro no logró encontrar la manera de doblegarlo eficazmente. Tiro, además, afinaba la puntería y lastimaba también desde los tiros perimetrales, y consiguió así un segundo parcial de 22 a 12, para cerrar la primera parte del juego 55 a 34 a su favor.

Al regreso del descanso, San Isidro comenzó a achicar esa diferencia, de la mano de algunas jugadas individuales eficaces de Feder Ponce, que sirvieron para despabilar al equipo y volver a meterse en el juego. Pero el local nunca se quedó, y siguió respondiendo, con las mismas recetas que había utilizado en la primera parte y que seguían demostrando la misma eficacia.

El “rojo” siguió buscando sin encontrar la forma de lastimar a su rival y Tiro siguió manteniendo la distancia, para cerrar el juego 84  a 74 a su favor.

La peor noticia para el “santo” llegó en el último segmento de juego, donde tuvo que lamentar la lesión de Santiago González en su rodilla izquierda, al momento de aterrizar luego de un rebote defensivo. El interno abandonó el juego, y ahora se encuentra a la espera de una resonancia magnética que determine con exactitud la gravedad del accidente.

Informe: Prensa San Isidro Foto: Prensa Tiro Federal

Artículo anteriorJueves con tres duelos interesantes en La Liga
Artículo siguiente«Sin dudas buscaremos la clasificación»