Tras la concreción de la resonancia magnética para determinar el alcance de la lesión que Santiago González sufrió en el encuentro ante Tiro de Morteros, se comprobó que el jugador tiene una rotura parcial de ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda con ruptura meniscal compleja.

El siguiente paso es la realización de una artroscopia para saber el grado de ruptura del menisco que va a ser sometido a cirugía. Si la artoscopia determina que el menisco está dañado en más del 50 por ciento se deberá operar además el ligamento, si es menor, solo el menisco será intervenido.

A partir de esto, se espera un proceso de recuperación de entre 45 días y 3 meses. El lunes, el equipo médico, según el estado de la rodilla de González determinará cuando se le hace la artroscopia.

Informe: Prensa San Isidro

Artículo anteriorTriunfo de Rocamora y Platense
Artículo siguienteFerro arranca su camino en la Liga de las Américas