En una tarde-noche más que calurosa, el Griego manejo la temperatura del juego y sumó una nueva e importante victoria para afianzar su juego y seguir creciendo como equipo.

El partido arrancó más que favorable para Atenas, rápidamente metió un parcial de 11 a 2 y obligó al técnico Xeneize a meter una pausa y reacomodar su juego. Tras el minuto, Boca siguió muy errático y en defensa no pudo controlar a Roquez Johnson, 12 puntos, ni Donald Sims con 6. Poco a poco el Griego aprovechó las chances que le dio el local y sacó una buena diferencia. El cuarto fue 28 a 11 a favor del Verde.

El segundo período tuvo momentos para cada lado. Primero Boca, que empujados por el ingreso del tucumano Gamboa (10 puntos en el cuarto) logró acercarse a solo 8 puntos (27 a 35). Cuando parecía que se le complicaba al Griego, fue su momento y a través del goleo de Donald Sims (7 en ese momento) frenó la envestida xeneize y mantuvo la diferencia, un poco más chica, pero que le permitió cerrar la primera mitad 38 a 48.

El tercer cuarto volvió a ser como el primero. Atenas amplio la distancia en el marcador, quebró a su rival y estiró el marcador a una máxima de 18 (53 a 71). Sims siguió siendo importante pero más lo fueron Jerome Meyinsse (9 puntos) y Roquez Johnson (5).

Los últimos diez de juego venían controlados, el DT Gustavo Fernández apostó al banco y metió a los más chicos a presionar. Los pibes hicieron el intento, limaron la diferencia, pero no les alcanzó. Fue victoria del Verde 79 a 89.

Informe: Prensa Atenas

Foto LNB Contenidos

Artículo anteriorTriunfo de Mitre y Unión
Artículo siguientePeñarol cortó la mala racha ganando el clásico