Deportivo Viedma 88-73 Gimnasia LP

En su casa, el Deportivo Viedma derrotó claramente a Gimnasia y Esgrima de La Plata por 88-73. Mantuvo el invicto de local y sigue entre los líderes de la Zona Sur de Básquet.

Los de Viedma dominaron el encuentro por completo y la victoria nunca estuvo en duda. El goleador del juego fue Maximiliano Tabieres con 21 puntos, pero además hubo otros cuatro jugadores con más de 10 puntos: Centeno con 18, Mariani con 15, Carter con 14 y Thygesen con 10.

El Depo se adelantó rápidamente en el marcador. Sacó 10 de diferencia en pocos minutos con un doble más falta de Tabieres (22-12). La distancia se estiró primero a 12, tras un triple de Mariani (27-15) y luego a 14, con otra conversión de Tabieres, para cerrar el periodo 31-17.

En el segundo cuarto, el local se dedicó a estirar la diferencia. Con un golazo de Peralta se puso 39-19 y repartió su goleo en varios jugadores, ante un Gimnasia que no le encontraba la vuelta al partido. Cerró la primera mitad 53-35.

El segundo tiempo fue más de lo mismo. El Depo sacó una máxima de 23 (70-47) promediando el tercer cuarto y trabajó para sostener la diferencia.

Los internos estuvieron imparables, mientras Thygesen y Mariani aportaron juego y goleo. Viedma coronó la actuación con el ingreso de los juveniles Velázquez y Lenschow.

Fue victoria clara y sin atenuantes  para el conjunto rionegrino, que volverá a jugar ante su gente el próximo miércoles 31 a las 21.30, enfrentando a La Unión de Colón.

Informe: Prensa Deportivo Viedma


Libertad 87 – Oberá 76

Libertad derrotó a Oberá 87 a 76 en un duelo muy reñido, donde los sunchalenses sufrieron un arranque para el olvido pero supieron revertirlo en los 3 períodos posteriores para festejar el triunfo ante el puntero de la Conferencia Norte en el Hogar de los Tigres. Gran labor de Nicolás Copello en la conducción del equipo y clave la aparición de Bruno Barovero en el segundo tiempo (23 unidades), luego de una primera etapa donde estuvo desconocido.

Libertad pudo subsanar el mal trago de los primeros 10 minutos donde defendió mal y tuvo muchas imprecisiones en la ofensiva, a tal punto, que solo convirtió raquíticos 11 puntos. A los bajos porcentajes de enceste en tiros de media y larga distancia, se le sumó la eficaz tarea del moreno Hooper en la pintura y la puntería de Corzo que le hicieron pagar caro el tibio arranque: se fueron al descanso corto sufriendo una desventaja de 2 cifras (11-22).

Fue tan atípico el ingreso de los Tigres, que incluso un frustrado Bruno Barovero en esta primera etapa jugó poco más de 12 minutos, situación que se revertiría en el complemento. La diferencia de la visita llegó a trepar a 15 (8-4) cuando transcurría 2’30» del segundo cuarto pero hasta ahí llegó porque el dueño de casa reacciónó con el triple de Landoni para empezar a escalar la pendiente. El equipo de Sebastián Saborido le metió mucha intensidad defensiva y los misioneros se desorientaron, sufrieron varias pérdidas y atravesaron pasajes de notable sequía. Augusto Alonso fue el abanderado de la remontada aprovechando cada desatención del rival para contragolpear. El parcial en estos 10 minutos redondeó un contundente 21-13 que les posibilitó a los sunchalenses retirarse a los vestuarios por solo 3 abajo (32-35).

Ya nada sería igual en la segunda etapa. El trámite se volvió equilibrado y Oberá iba a mostrar que estaba vivo sustentado en la producción de 2 hombres: Hooper y Corzo. Incluso cuando el local intentaba ponerse a la par, la formación de Sebastián Torre se las ingeniaba para seguir al frente. Hasta que apareció el goleador de la Liga Argentina que solo había producido 3 unidades. Exactamente a los 6’40» clavó un triple y convirtió 11 consecutivos en un pasaje de casi 3 minutos para que Libertad pasara al frente restando 1’30», diferencia que se extendió  a 4 en el cierre con un escopetazo de Landoni (57-53).

En el período final, el equipo aurinegro mantuvo la solidez defensiva y salvo Hooper, el resto de Oberá ya no generó riesgos ofensivos que le crearan sobresaltos aunque la diferencia siempre orilló por debajo de la decena. Los misioneros perdieron a Ludueña por 5 foules promediando el cuarto y esa ausencia los terminó de desdibujar. Para colmo, estuvieron penalizados por faltas cuando aún restaba mitad cuarto, facilitándole la tarea a Libertad que debió ir reiteradamente a la línea de libres para mantener con cierta comodidad la distancia que se incrementó en el cierre.

Informe: Prensa Libertad


Talleres 97-71 Villa San Martín

En una noche tormentosa en Tucumán y Tafí Viejo, La Leonera volvió a rugir fuerte y provocó que Talleres derrote a Villa San Martín por 97-71 (parciales de 29-20, 20-13, 27-19 y 21-19) con una gran actuación colectiva del León, donde cuatro jugadores superaron la barrera de los dos dígitos. Martín Gómez fue el máximo anotador del local, mientras que Martín Cabrera, fue el goleador del encuentro con sus 22 puntos.

El primer tiempo fue bastante parejo, pero teniendo a Talleres como iniciador del juego, yendo buscar el aro rival. Por eso, con un gran arranque, el León llegó a sacar un parcial de 9-0, para ponerse rápido al frente. Con una gran asociación entre Gaines y Valentine II, quienes regalaron dos volcadas preciosas ante el público. Por su parte, en la visita, Martín Cabrera y Travis Hammonds, llevaron a su equipo a la paridad. De todas maneras, el ingreso de Gómez, le dio más alivio al local, con dos triples conseguidos.
 
En el segundo cuarto, la visita quiso achicar la diferencia en negativo, pero los dirigidos por Mario Vildoza mostraron un sólida defensa bajo el aro, lo que impidió que eso pasara. Con un Cristian Soria inspirado en ataque, el León supo estar adelante de todo el primer tiempo en el marcador, por lo que el segundo cuarto se fue arriba Talleres por 49-33.
 
El segundo tiempo también persistió la paridad en los primeros minutos, donde el Tricolor intentó achicar la diferencia, pero un equipo taficeño muy concentrado, no dejó de presionar mucho en defensa, lo que hizo que mantuviera la ventaja. Sin embargo, Cabrera siguió haciendo de las suyas con sus triples, pero esta vez no funcionó por completo los de Resistencia. Cuando se acercaba el final del tercer cuarto, Alejo Toledo protestó un fallo en contra de él y con dos técnicas, se fue del partido, lo que puso nervioso a todo su equipo y tuvo que mover por completo el banco.
 
En el último chico, cuando el Tricolor quiso reaccionar, Talleres le puso el freno total. Larsen cometió su segunda antideportiva y se fue también al vestuario. No fue la noche de la visita, algo que lo aprovechó por completo el Aurinegro, con una gran actuación colectiva, dado que todos anotaron muchos puntos. En el final, ambos entrenadores movieron por completo el banco y le dieron minutos a todos sus jugadores, destacándose los del local, donde los juveniles Agustín Medina y Gonzalo Rodríguez, anotaron ambos triples.
 
Fue una noche lluviosa en todo Tucumán, pero con sonrisa para Talleres. Superó por 97-71 a un rival directo y al cual le ganó por primera vez en el torneo, tras tres enfrentamientos. A el León le toca una gira por Córdoba, mientras que el Tricolor se despedirá de Tucumán, el viernes, cuando visite a Asociación Mitre.
 
Informe: Prensa Talleres

San Isidro venció este miércoles por la noche en el estadio Severo Robledo a Ameghino de Villa María por 85 – 80 en una muestra notable de carácter por parte de los dirigidos por Julián Pagura.

Al local le costó entrar en el juego, y sufrió las ofensivas de la visita, sin poder neutralizarlas. Pero el verdadero problema, lo tuvo en la pintura contraria, al momento de querer aplicar lo ensayado en la semana. Desconcentrado, por momentos desanimado, el local tuvo que soportar un primer parcial de 26 – 17 a favor de Ameghino. Y los mismos errores continuaron durante toda la primera mitad. San Isidro por momentos lograba establecer una buena defensa, y eso evitaba que la diferencia en el tablero siguiera creciendo. Pero la visita movía la pelota con fluidez, y encontraba mal parado al equipo local, que todavía no lograba jugar el juego que quería. En el final de la primera mitad, San Isidro se fue al descanso perdiendo el partido 51 – 36.

La segunda parte fue otro partido. San Isidro salió a la cancha a jugar totalmente decidido, con ofensivas más determinantes, y sumado a eso, comenzaba a concretar los tiros perimetrales. Los ánimos cambiaron, el local empezaba a animarse, a sentirse más seguro con la pelota en la mano. Rebotes defensivos seguidos de corridas rápidas de contra ataque, tiros de tres puntos, y una muy buena defensa cada vez más agresiva, fueron llevando al rival a cometer errores, y San Isidro comenzó a achicar la distancia en el tablero. Con un parcial de 30 – 15 en el tercer segmento, San Isidro emparejó el encuentro, para terminar jugando los últimos 10 minutos con más corazón y determinación.

Algunos tiros de tres y rebotes claves, le dieron, sobre el final, la victoria al local por 85 – 80, para continuar con el invicto de local, y extender la racha a 10 partidos ganados, en 10 jugados en el Severo Robledo.

Este sábado, San Isidro jugará ante el mismo rival pero en Villa María en un nuevo compromisio del equipo de la ciudad por la Conferencia Norte de la Liga Argentina.

Informe: Prensa San Isidro


Tiro Federal 80-57 Hindú

El conjunto local trabajó muy bien en defensa y fue eficaz en ofensiva. Durante todo el partido Tiro fue superior a su rival, lo que le permitió obtener una amplia diferencia que supo mantener en el lumínico. El resultado final fue 80 a 57.

En el ganador, Emiliano Correa fue el goleador del equipo y del partido con 22 puntos. Sebastián Acevedo también sumó 17 puntos y 5 rebotes.

En la visita, Favio Vieta fue el máximo anotador viniendo desde el banco con 11 unidades. Pablo Fernández aportó 9 puntos y 4 rebotes y Martín Cequeira 8 puntos y 4 rebotes.

La próxima fecha, Tiro Federal se enfrentará a Talleres también en condición de local, mientras que Hindú visitará a Libertad en Sunchales.

Foto: Prensa Tiro Federal

 

Artículo anteriorJueves a pura acción en La Liga
Artículo siguiente«El equipo demostró tener amor propio»