San Lorenzo no brilló y, pese a desperdiciar una ventaja de 18 puntos, lo definió en el tiempo extra. San Martín complicó con la defensa en zona pero cayó 83-78.

Raro por donde se lo mire, finalmente el bicampeón de la Liga Nacional le ganó al campeón del Súper 20 en tiempo suplementario, tras empate en 70, en un cierre plagado de muchos errores por ambos lados y pocos aciertos.

Raro porque San Lorenzo empezó con el ritmo que lo distingue, sacó 18 puntos de ventaja (38-20), a los 18 minutos, sin que se le notara en las piernas el cansancio de la expedición a Talca, por la Liga de las Américas. Eso fue, según se observó después, un estado pasajero.

Raro porque desde ese momento, los correntinos se recostaron en una defensa zonal, no muy agresiva, que empezó a complicar a su rival por la falta de movilidad del balón, errores no forzados y malos tiros.

Raro porque Gabriel Deck, más allá de sus 10 puntos, siete rebotes y cinco asistencias, tiró 3-12 de cancha (incluyendo 0-4 triples) cuando habitualmente sus porcentajes son más altos. Y porque cometió dos faltas de ataque, más una técnica, en un momento clave, que comprometió el triunfo de su equipo.

Raro porque entre Justin Keenan, Mathías Calfani y Dar Tucker se combinaron para fallar seis tiros libres en la misma cantidad de intentos en los últimos 70 segundos, antes del tiempo suplementario. Los del escolta nacionaliazdo jordano, que es zurdo pero ejecuta los libres con la derecha, fueron a cinco décimas del cierre.

Raro también porque en un contraataque Tucker se animó a una volcada con giro de 360°, muy NBA, cosa que hace mucho no se ve en la Liga. Además sumó 10 puntos en 3m, en el arranque del segundo cuarto. Y también porque metió 6-10 en triples cuando su mayor habilidad está en la penetración y no en el tiro externo.

El choque tuvo, como se dice, todos los condimentos (hasta 35 pérdidas entre los dos) para armar un combo de múltiples sensaciones y hacerlo vibrante y con el marcador abierto, entre dos aspirantes a pelear por el título de la 17/18.

Fue de esos partidos que se recordarán por un buen tiempo, justamente porque fue raro.

Planilla oficial del juego

Nota: Marcelo Nogueira, Olé
Fotos: LNB

Artículo anteriorQuilmes celebra la vuelta de Ricky Sánchez
Artículo siguienteDerrota de los Spurs en el clásico texano