Tras lograr superar los conflictos económicos que determinaron su salida momentánea, Quilmes suma de vuelta a Ricky Sánchez, quien tendrá su primer partido el lunes en la visita del conjunto de Bianchelli a La Unión de Formosa.

El ala pivot participó de seis partidos en la actual temporada con promedio de 10 puntos por juego y fue parte fundamental de la estructura durante el Super 20 y la Liga Sudamericana. Durante su ausencia, participó de la Liga de Las Américas representando a Capitanes de Arecibo.

Sánchez emprenderá el regreso a Argentina el fin de semana y se sumará al equipo que volverá a contar con todas sus fichas mayores.

Informe: Prensa Quilmes

Artículo anterior«El objetivo es clasificar»
Artículo siguienteEl Ciclón le ganó un partidazo a San Martín