Deportivo Viedma 81-79 Petrolero

Deportivo Viedma superó a Petrolero por 81 a 79 de local. Francisco Centeno, con 22 puntos, fue le goleador del equipo local. Alexis Knecht, quien volvió a jugar ante su gente tras varias semanas de inactividad, sumó 14 puntos (3/4 en triples), mientras que Federico Mariani y Nathan Carter aportaron 12 tantos cada uno.
 
El juego arrancó muy igualado. Recién en el inicio del segundo cuarto Petrolero logró despegarse un poco con un gran trabajo de Cantarutti y una ráfaga de 8 puntos de Pau (con dos triples seguidos) para ponerse 21-29 arriba.
 
Pero el Depo se despertó y equiparó las acciones en 31 con una parcial de 10-2, comandado por Carter (6 puntos y un robo). Incluso logró darlo vuelta con un simple de Grun (34-33), pero Petrolero lo cerró mejor y se quedó con la primera mitad 39-40.
Tras el descanso, Petro entró con todo y se alejó otra vez (44-50). Pero Centeno sacudió al Depo. Primero le metió un tapón terrible a Ferrini y después encabezó la remontada del local, que se puso a 1 (51-52).
 
Desde ahí el partido fue palo a palo. El último segmento se jugó con dientes apretados. En el local apareció Knecht y clavó 8 tantos al hilo (con dos bombas) para darlo vuelta (64-61).
 
A 1 minuto del final, Centeno peleó en la pintura para convertir en bandeja y Knecht castigó desde la tercera dimensión para sostener la diferencia (77-73). Petrolero no se rindió. Dos triples Pau pusieron suspenso. El primero acercó a 2 (78-76) y el segundo a 1 (80-79), tras dos libres de Mariani.
 
Knecht, con un libre, puso el partido 81-79, cifras que serían definit​i​vas tras el triple marrado por Lavezzari en los segundos finales. Así se desató el festejo del público viedmense, que hasta ahora no conoce la derrota.
 
Ahora, los dirigidos por José Luis Pisani volverán a jugar el domingo 18, cuando reciban a Centro Español también en el Cayetano Arias. Luego, emprenderán una gira por Capital Federal.
Informe: Prensa Deportivo Viedma

Temperley fue durante buena parte animador del juego, pero sufrió a un opositor intratable en la segunda etapa que a base de triples (10/14 en ST) terminó con las ilusiones gasoleras. John Albert Thomas fue el máximo anotador de la noche con 24 puntos y 10 rebotes, en tanto que por el ganador los puntos vinieron de distintas vías, Gary Johnson (19), Franco Baralle 19 (11 en 3C), Joaquín Deck (18) y Martín Gandoy (18), el motor de la parte decisiva.
 
De entrada el Gasolero salió a buscar el partido, sabiéndose necesitado del triunfo, Temperley propuso y encontró mejores acciones primero, hilvanando un 7-0 a los 3′. Con su ataque trabado, Rocamora buscó responder como pudo, pero la ofensiva clara del dueño de casa  (8 asistencias 1C) lo dejó en ganancia 24-18.
 
En el segundo chico, Temperley continuó llevando la delantera y ganaba el pleito con un pelea de boxeo con las mejores manos. Gary Johnson fue una pieza que revolucionó a Rocamora, desde el poste bajo arrimó puntos que despertaron a su equipo. En el cierre Temperley aprovechó un bueb momento de Ortiz y tomó 8 de luz (47-39) tras los veinte iniciales.
En el tercer periodo el vuelco se dio a los 5′, Franco Baralle encendidó su muñeca con tres bombas en fila y Rocamora entró en ritmo (7/9 triples) dando vuelta el resultado con un parcial de 28-10 en 8′. Los de Concepción del Uruguay, dominaron el 3C y mandaron mensaje a la banca local.
 
En los diez finales, Rocamora amplió dominio con otra bomba de Francisco Pag y tras un doble de Johnson fueron 10 de diferencia  (81-71) a falta de 8′. Costa debió acudir a un tiempo muerto para despertar a su equipo y mandar a la cancha a Ibáñez Paz con 4 faltas. El alero contagió en defensa y Temperley cambió el semblante, listo para la remontada.
 
Con parcial 10-0 mediante, el Gasolero igualó con Thomas como estandarte restando 2′. En la siguientes jugada, un polémico doble y falta de Gandoy separó el resultado a un triple y tras un yerro local, Semiglia echó por tierras las esperanzas locales con un triple sobre los 24″ y marca encima.
 
Con esas dos acciones Rocamora decretó su triunfo, el tercero en cuatro juegos y toma aire, mientras que el Gasolero por tercera vez en la temporada sufre tres derrota en fila y deberá ir a buscar afuera lo que perdió de local, comenzando el domingo en Obras ante Villa Mitre.
 
 
Informe: Prensa Temperley
Artículo anteriorSan Lorenzo tuvo que trabajar para doblegar a Boca
Artículo siguienteViernes con cuatro juegos en La Liga