Artículo anteriorDos triunfos locales y un visitante
Artículo siguiente«No fue la imagen que queríamos dar»