Hindú 81-68 Villa San Martín

Jugando con gran autoridad en gran parte del juego, Hindú Club le ganó a Villa San Martín 81 a 68 y de esta manera se quedó con otra edición del clásico capitalino, afirmándose a la vez en la cima de la Conferencia Norte de La Liga Argentina de Básquet. Jones en Hindú y Larsen en la visita fueron los goleadores con 18.

La paridad inicial fue quebrada por la buena puntería perimetral del “tricolor” que lideró con Hammonds y Ossela los primeros instantes, pero un Jones imparable, bien acompañado por Fernández puso al frente al “Bólido Verde” 9-7 condición que no abandonaría el resto del partido. Así los locales cerraron el primer segmento 12 arriba.

En el segundo parcial Moya comenzó a entrar más en juego y fue decisivo en los momentos desfavorables de Hindú, no solo convirtiendo, sino también aportando 10 rebotes, 2 robos y 4 tapas, anulando a quien pasara cerca suyo. Así los locales se alejaron por 13, dominando a un adversario que se había quedado con escasas respuestas, aunque antes del cierre del cuarto entre Larsen y Carnovale se encargaron de acortar solo a 2, aunque un mejor cierre le permitió a Hindú irse al descanso largo 5 arriba.

En el tercero Moya continuaba desequilibrando en ambos tableros, sumándose el Kily Romero y Vieta para volver a alejarse de un Villa que por ese entonces salió a intensificar su defensa por lo que las ofensivas no fueron claras y el partido se tornó intenso pero impreciso. El aro se le había cerrado a los “tricolores” que promediando el cuarto solo habían convertido un punto, ante un rival que se había agrandado y jugaba cada bola con mucho criterio.

Así se llegó al último cuarto donde la visita salió a vender cara su derrota pero con pocos argumentos y ya algunos hombres sintiendo el desgaste de un partido intenso. Es por eso que la ventaja para los locales nunca pudieron ser descontadas, por el contrario jugando con gran personalidad Hindú logró quebrar al adversario con un triple del Kily Romero, que consolidó la victoria y desató el festejo final junto a su numeroso público que colmó el estadio y se fue saboreando la victoria. Ahora Hindú esperará por el siempre difícil Unión de Santa Fe, el domingo en su estadio.

Informe: Prensa Hindú


Unión 85-68 San Isidro

Unión venció a San Isidro por 85 a 68 en condición de local y se recuperó de la derrota de la fecha pasada ante Oberá. Por otro lado, los Halcones siguen sin poder ganar en la ruta en esta temporada.

En el ganador se destacaron Rodrigo Sánchez con 18 puntos y 8 rebotes, Andrés Mariani con 15 puntos y 8 asistencias y James Cambronne con 15 puntos y 11 rebotes.  En la visita, Felipe Pais aportó 16 puntos, Martín Müller 12 puntos, Damián Pineda 10 puntos y Jonathan Durley 10 puntos y 11 rebotes.

San Isidro comenzó planteando un buen encuentro en los minutos iniciales, con actitud de parte de sus jugadores que servían para responder a las acciones ofensivas planteadas por el equipo local, que supo manejar la pelota y aprovechar los contraataques durante toda la noche. San Isidro volvió a tener otra noche poco certera en tiros de tres puntos, convirtiendo solo 6 de 27 lanzamientos tomados.

En el segundo segmento, Unión pasó por arriba a San Isidro y consiguió un parcial determinante, que lo ubicó como líder absoluto en el tablero. Un liderazgo, que el “tatengue” logró mantener hasta el final de juego.

Si bien el equipo «santo» amenazó con alcanzarlo en algunos momentos del encuentro, los dirigidos por Ponce supieron manejar los hilos y utilizar la experiencia de sus jugadores para conservar la ventaja, y mantener esta tendencia hasta el final del partido.

Los «halcones» tuvieron un gran aporte de sus dos juveniles internos, Tomás Aimaretti y Tomás Rossi. Julián Pagura aposto a probar otras tácticas de juego dentro de la madera, moviendo el banco con mucho dinamismo, para ver si encontraba allí las respuestas al partido. Este movimiento en la banca, le dio a los juveniles muchos minutos de juego, pero sin poder lograr revertir el resultado. Finalmente, Unión consiguió una victoria en su casa, con un resultado final de 85–68.

La próxima fecha, Unión se enfrentará a Villa San Martín en Resistencia, mientras que San Isidro recibirá a Echagüe en el Severo Robledo.

Foto: Prensa Unión


Independiente 82-73 Libertad

El juego arrancó con Inde dominando el juego, con Spalla cerca del aro y con buen trabajo ofensivo. En la visita Ariel Zago era la principal vía de gol y en 5 minutos lo ganaba el local 11 a 9, los dos proponían buen juego, con ninguna pelota perdida y efectivos. Con Zago terminó los primeros diez minutos arriba el equipo de Sunchales por 24 a 22.

El segundo cuarto volvió Inde a poner primera y con Readus y Mansilla pasaba al frente por 35 a 31. La entrada de los juveniles le dio aire a Libertad que no había encontrado a su goleador Bruno Barovero con solo 4 puntos. Los chicos Alonso movieron bien el balón y con puntos cerraron mejor el primer tiempo: Independiente 37 – Libertad 39.

El tercer chico siguió igual de parejo, ambos equipos con similares características y duelos interesantes, en este cuarto apareció Barovero e Inde seguía con Mansilla inspirado para que todo sea parejo: Independiente 58 – Libertad 56.

El último cuarto el partido seguía con defensas duras y equilibrado, lo mejor del local pasaba por mover el balón y no caer en la presión que le hacía la visita. El 65 iguales a falta de 5 minutos avisaba un final para el que se equivocaba menos y así fue, Palacios metió una bomba de tres puntos y apareció Reinick bien en defensa y ataque que con Readus dañaban al rival y cerraban un juego importante ante un gran equipo como Libertad para ilusionarse con salir de la última posición. Final del partido Independiente 82 – Libertad 73.

Informe: Prensa Independiente


La Unión de Colón 67-76 Petrolero

El primer cuarto fue uno de los mejores parciales para La Unión que arrancó enchufado en el partido y corrió con la suerte del aro abierto para sumar de a poco, para Petrolero fue diferente porque todo lo que tiraba lo erraba, hasta que a mitad de juego se le abrió el aro para acercarse y solo perder parcialmente por la mínima 19 a 18.
 
Los próximos 10 minutos el equipo dirigido por Bogliacino no correría con la misma suerte, y Petrolero comenzaba a apostar a sus lanzamientos que de a poco lograba sacar diferencia para irse al descanso arriba por 34 a 39, en favor de la visita.
 
El tercer chico lo terminó de condenar al Rojo, que sin respuestas intentaba salir y subir en el tanteador pero nada podía hacer frente a un equipo que todo lo que tiraba convertía, mientras que La Unión se encontraba errático y apostaba sin suerte desde la linea de 3. Guido Cabrera fue quizás una de las revelaciones de la noche desde el banco de Bogliacino que puso a prueba al juvenil y este le respondió de manera brillante al momento de defender, dejaba sin chances ni tiempo al rival y lo obligaba a desprenderse de la pelota sin poder convertir.
 
En el último cuarto, el Rojo pudo acercarse pero cuando lo tuvo en las manos para igualarlo se le escapó. Crotti no tuvo una de sus mejores noches y el local volvió a sufrir la falta de Picton en el plantel, pero también fue Chiera quien reapareció y festejó sus 21 puntos que no le alcanzaron al conjunto colonense para mantener la racha de cuatro victorias consecutivas ganadas de local. El conjunto rojo y blanco perdió 67 a 76 y ahora es el momento de poner la cabeza en frío para poder ganar de visitante este viernes frente a Ciclista Juninense.
Informe: Prensa La Unión de Colón

El conjunto Tripero fue el primero en tomar las riendas del partido de la mano de La Bella y Nazione. El base y el pívot hicieron de las suyas en ataque y adelantaron al Lobo (10-4). Poco a poco la visita fue limando la ventaja sosteniéndose en el aporte de Esengue y un par de bombas de sus tiradores. Schoppler y Rodríguez igualaron las acciones en 16 y a partir de ahí reinó la paridad. Gamazo en el cierre del primer cuarto adelantó al bataraz, 24-25.

Brocal con su goleo desde 6,75 y Gamazo lideraron un parcial de 13-2 para que los de Olavarría se alejen a 12, 26-38 con 5:30 por jugar. La Bella y Rodríguez respondieron en la ofensiva Tripera (33-40) pero un triple de Brocal cortó con la sequía en ataque de la visita. El Bataraz volvió a estar mejor en el cierre y se fue al entretiempo en ventaja por 11, 40-51.

Tras el descanso largo, La Bella y Rodríguez enseguida acortaron la ventaja mientras que Esengue sumaba en el otro tablero para darle respiro a su equipo. En silencio Sesto empezó a sumar en la ofensiva del Lobo y junto con la La Bella fueron los responsables de que su equipo se acerque. Con 2:23 por jugar, un foul y gol de Rodríguez puso al Lobo al frente por la mínima, 65-64. Nuevamente la paridad volvió a reinar sobre el parquet hasta que sobre el cierre del cuarto fue la visita la que estuvo más certera y se adelantó 72-75.

Los de Olavarría abrieron el último cuarto con un parcial de 10-0 que dejó sin respuestas al Lobo. Rodríguez (dos triples en ese tramo) y Essengue pusieron al Bataraz al frente 75-88 en menos de dos minutos. Nazione y La Bella buscaron achicaron la ventaja en un momento pero sin desesperarse la visita siempre encontró respuestas en ataque. Finalmente, Estudiantes se quedó con el triunfo por 106 a 91.

El viernes a las 21:30 horas en Olavarría, Gimnasia y Estudiantes volverán a enfrentarse en una nueva jornada de la Segunda Fase de la Conferencia Sur de La Liga Argentina.

Informe: Prensa Gimnasia

Artículo anterior«Hay que seguir trabajando»
Artículo siguienteVuelve La Liga con cuatro partidos