La dirigencia del Club Atlético San Isidro, en una decisión conjunta con el cuerpo técnico encabezado por Julián Pagura, decidió prescindir de los servicios del jugador estadounidense Makal Stibbins.

La decisión fue tomada debido al bajo rendimiento deportivo que demostró el ala pivote de 32 años, que había llegado a calle Corrientes el pasado 25 de enero, y que con la camiseta “santa” disputó 10 partidos dentro de la Conferencia Norte de la actual temporada de La Liga Argentina.

Tras su salida, el cuerpo técnico y la Comisión Directiva del Club Atlético San Isidro, se movieron con rapidez en el mercado para sumar a Emmanuel “Ike” Okoye para que se transforme en la nueva ficha mayor del equipo que desanda los caminos de la Conferencia Norte de La Liga Argentina.

El pivote de 32 años se sumará a sus compañeros en los próximos días. Okoye, nacido el 6 de diciembre de 1986 en Sacramento, California, Estados Unidos, pero nacionalizado nigeriano, tuvo experiencias en las ligas de México, Chile, Holanda, España, Rumania, Alemania y Estonia luego de su paso por la Universidad estatal de Boise (Idaho) y tras declararse drafteable para la NBA en 2010.

La única experiencia en el básquetbol de nuestro país para el pivote de 2m06cm fue en 2017, cuando vistió la camiseta de Salta Basket en el por entonces Torneo Nacional de Ascenso.

Informe: Prensa San Isidro

Artículo anterior«Hay que tratar de entrar más duro»
Artículo siguienteSan Martín venció a Peñarol de visitante