Oberá 58-87 Unión

Desde el inicio fue marcando diferencias el visitante para potenciarlas con el desarrollo del partido. El primer cuarto, con claridad, ante una defensa tibia que se mantuvo a lo largo del partido, Unión ya doblegó al local.

Mientras el “Celeste” daba seguidilla a sus insinuaciones y la falta de efectividad empezaba a afectar al equipo, la visita se fue acomodando para desplegar una producción acorde a sus pretensiones.

La ausencia de Chris Hooper, sumada a la baja por lesión de Fernando Calvi, dio muchas ventajas a un rival que solo aprovechó el momento. Además, durante la primera parte del juego, Santiago Ludueña se dobló el tobillo y ya no pudo volver al partido.

La virtud de Unión fue entender la situación del OTC, tener claridad para capitalizarlo, sacarlo de juego, ir desdibujándolo de manera sostenida e implacable.

La victoria se concretó mucho antes del cierre. Solo en el tercer cuarto estuvo arriba en el parcial OTC, con cierta reacción estimulante, pero no pudo sostener los buenos pasajes y el cuarto terminó, con más errores que aciertos de ambos, igualados, por lo que la ventaja seguía favoreciendo significativamente al rival.

El triunfo de Unión no tiene discusiones y expone las urgencias del elenco de la tierra colorada. Encontrar reemplazante de Hooper, recuperar a Calvi y Ludueña, reencontrar el juego colectivo, son necesidades a ser atendidas inmediatamente.

Sin mucho tiempo para lamentaciones, El sábado 10, el OTC vuelve a jugar como local, será oportunidad de recibir al poderoso Libertad.

Informe: Prensa Oberá


Ciclista 78-90 Centro Español

El comienzo del partido tuvo exceso de adrenalina, los dos conjuntos en cinco minutos desahogaron toda su vitalidad y energía pero sin tanto básquet. Lo que se anotaba de un lado, se respondía del otro. La perdida que se daba en ataque, también se calcaba del lado del contrincante. Si bien en esos minutos el torito se cargó de faltas contra ninguna del local, la paridad era absoluta (8-8). Lo mejor hasta ese momento, una volcada NBA de Karel Guzmán en el minuto dos que hizo explotar al público local.

En el tiempo restante, la inyección anímica que le imprimió Nahuel Barrozo desde su ingreso y tomando el mando de la base generó junto con Nicolás Mendyk que apostó a su tiro externo (8 puntos para él) que el Verdirrojo tome la primera diferencia de la noche (17-11). Momento donde apareció la experiencia de Mario Sepúlveda que en un abrir y cerrar de ojos cooperó para que su equipo termine en tablas finalizado los primeros 10 (17-17).

En el segundo segmento, Ciclista casi todo el tiempo con su segunda unidad en cancha (Oggero, Paciotti, Vismara) con momentos de Laterza, Guzmán y a veces el rendidor Barrozo (seis puntos para él) logró dominar a su rival y contener las andanadas de Alston atrás y con una presión defensiva agobiante que le permitió correr y anotar de contra, sobre todo con Guzmán (ocho anotaciones para el base) sacó la máxima de 11, que con 20 minutos jugados terminó siendo de siete (46-39).

En el tercer período, el inicio visitante se mostró más despierto. Con inteligencia y Remolina haciéndose cargo de los ritmos del juego, el torito metió un parcial de 2-13 para tomar el comando y llenar de incógnita al conjunto verdirrojo, esto llevó a Tasso a pedir minuto con 5:23 en el reloj.

Tras una anotación de Alston en la pintura en soledad, Tasso llevó a sus jugadores al minuto en busca de la reacción y frenar el gran momento de los españoles que se mantenían arriba (50-54). En la vuelta, un triple de Goncalves y un doble de Laterza puso al juninense arriba rápidamente y de ahí en más el juego volvió a dividirse en dos. Durante dos minutos el tanteador se estancó en 60, pero dos libres anotados por Oggero determinaron que el dueño de casa finalice tras 30 minutos jugados 62-60 arriba.

Nuevamente como en el tercer segmento, el de Plottier repitió la formula y fue letal para los locales. Con Burgos, Sepúlveda y Alston a la carga los de Santángelo comenzaron un camino de efectividad y paciencia a la hora de atacar. Ciclista se llenó de dudas y se fue achicando. La diferencia llegó a ser de 16 con un parcial de 19-0.  Unas bombas de Paciotti y otras andanadas heroícas le dieron esperanzas al Verdirrojo pero fue solamente eso, ya que el correr del juego quedó para Martínez que castigó desde 45 grados y apagó las luces de un juego que ya tenía dueño, ésto acompañado de la experiencia de Sepúlveda el marcador final fue  78 -90 para los sureños.

Informe: Prensa Ciclista


Petrolero 80-77 Atenas

Atenas quedó mejor parado en un inicio parejo. Emiliano Agostino lideró al equipo maragato para comenzar 10-5 arriba. Pero las intenciones del Griego quedaron ahí. Errático, los porcentajes a nivel colectivo bajaron (1/6 T3 y 4/10 T2). Apenas anotó cuatro puntos en 4m12s. Petrolero aprovechó y con un inspirado Ariel Pau dio vuelta la historia (19-14).

Con el correr de los minutos el Matador rotó el equipo y propuso un estilo de juego más físico. Le hizo sentir el rigor al conjunto de la Comarca y le sacó doce de distancia (47-35). Todo siempre con Pau como principal carta en ofensiva (17 tantos al entretiempo).

Aunque el elenco dirigido por Facundo Sucatzky entró en sintonía al retornar de los vestuarios. Funcionó la sociedad Agostino – Cutley y Etchepare condujo para achicar a seis (51-45). La brecha llegó a ser de cinco (57-52, 59-54) aunque el local se recuperó. Un triple de Merchant le dio confianza para encarar el desenlace del tercero. Marshall cargó al rebote, Vieta penetró y metió un parcial de 7-0 (66-54).

Pau reapareció en el último cuarto y Petrolero se cortó en el marcador (71-58). De todos modos Atenas no perdió la esperanza. Se apoyó en Cutley, de gran noche, para recortar (71-64). La ilusión aumentó cuando Taylor King clavó un bombazo a falta de 4m50s (71-69). Enseguida Agostino consiguió un importantísimo 2+1 (73-72) y fue él mismo quien lo dio vuelta con 3m03s en el reloj (73-74).

Sin embargo el Naranja se recuperó con un doble y bonus de Vieta a 1m12s (78-75). Cutley asistió a Agostino para descontar (78-77). Atenas tuvo la chance de ganarlo, pero Pau lo liquidó desde la línea (80-77).

Informe: Prensa Atenas


La Unión de Colón 84-80 Rivadavia

La Unión de Colón le ganó a Rivadavia por 74 a 70 y de esta manera sumó su segunda victoria en fila. Además le cortó una racha de cuatro triunfos consecutivos al elenco mendocino.

En el ganador, se destacaron Álvaro Merlo con 21 puntos y 4 asistencias, Facundo Mendoza con 15 unidades y 8 rebotes y Nicholas Evans con 12 puntos y 9 rebotes.

En la visita, Abel Trejo sumó 16 puntos y 7 rebotes, Jones Casey 15 unidades y 12 rebotes y Federico Grenni 10 unidades.

La próxima fecha, La Unión de Colón se enfrentará a Ciclista en condición de local, mientras que Rivadavia visitará Rocamora en Concepción del Uruguay.

Foto: Prensa La Unión de Colón


Libertad 91-72 Deportivo Norte

La holgada diferencia en el resultado final no refleja el equilibrado juego que predominó durante 35 minutos del emotivo duelo que protagonizaron Libertad y Norte en el Hogar de los Tigres. Solo en los últimos 5 minutos, los Tigres pudieron construir una ventaja que terminó liquidando las esperanzas visitantes.

Al equipo de Sebastián Saborido, el juego del entrenador Alejandro Cupulutti no le sienta cómodo. Si están en una noche precisa, se transforman en una pesadilla difícil de contener. Cuenta con perímetrales rápidos, habilidosos y con buena eficacia en el tiro de larga distancia. Y utilizan el pick and roll permanente, asistiendo a Luchi que busca constantemente la descarga. Un estilo de juego que a esta altura no es una novedad pero que es sumamente complejo detener. Y el dueño de casa lo sufrió, a tal punto que cerró por uno abajo el primer cuarto (22-23) donde Luchi empezaba a avisar que iba a tener una gran noche.

Pero los aurinegros revertirían el resultado promediando el segundo período con dos misiles de Augusto Alonso y uno de Barovero. La mala noticia es que Bruno, el francotirador, se cargaría con 3 faltas unos minutos después y Saborido debió dosificar su presencia en el tiempo que restaba. En la contra, el base Borsellino estuvo endemoniado, aportando 12 en este cuarto. En el cierre, la aparición de Landoni en la zona pintada fue clave para retirarse al descanso largo por media docena arriba (46-40).

En el tercer período, el juego siguió la misma tónica pero el parcial favorecería a la formación de Armstrong por 17-22, encogiendo notablemente la desventaja a la mínima diferencia antes del descanso corto (63-62). «Goyo» Eseverri tendría un gran pasaje en el local y Luchi volvería a la carga debajo del aro rival en Deportivo Norte.

Hasta que llegó el tramo definitorio. La resistencia albiceleste batalló la primera mitad del período con Luchi a la cabeza para estar en juego (74-70). Después se apagó en la ofensiva y un tsunami aurinegro lo aplastó de tal manera, que en los 5 minutos finales, los Tigres impusieron un contundente 17-2 que les posibilitó cerrar cómodamente, un cierre impensado si tomamos en cuenta la paridad que reinó a lo largo del trámite.

Informe: Prensa Libertad

Artículo anteriorBuenas actuaciones en la ACB
Artículo siguiente«Ojalá podamos terminar lo más arriba»