Temperley 76-79 Deportivo Viedma

Con esta derrota el Gasolero cae nuevamente en la lucha de abajo en las posiciones, ubicándose medio punto por encima de Gimnasia LP y Ciclista, teniendo como próximo rival al Lobo, el día miércoles en la ciudad de las diagonales.
 
Federico Mariani con 24 puntos fue la figura del Deportivo, en tanto que Temperley tuvo en sus extranjeros a los máximos anotadores, John Thomas finalizó con 25 y Darian Cartharm acumuló 22 unidades.
 
En el primer chico Temperley se mostró más sólido y más fresco en ofensiva. Thomas (8) y Chaine (6) hicieron lo suyo en el juego interior y un par de bombazos (Cartharm 2 triples) decretaron el 23-19 favorable para el dueño de casa.
En el segundo cuarto se invirtió el dominio casi por completo, Viedma comenzó a soltarse y encontrar las ventajas defensivas de Temperley. Con un goleo repartido entre Ayarza (7), Centeno (6) y Knecht (6), los rionegrinos pisaron fuerte con un parcial de 24-11 y se fueron al descaso ganando 43-34.
 
Tras el intervalo, Temperley recobró su fisonomía y se puso en juego rápidamente con la versatilidad de Thomas (7), creándose sus opciones y siendo efectivo para definir. Su compatriota, Cartharm, arrimó otra bomba y el Celeste rubricó un parcial de 11-2 que lo dejó abajo por la mínima  (44-45) restando 5′. A partir de ahí el trámite fue punto a punto con Mariani siendo punzante para la vista y Cartharm (9) certero en el tiro exterior para no dejar escapar al Deportivo que se fue adelante 59-55 al último período.
 
En los diez finales el duelo no dio respiro, los dos equipos se contestaba uno a otro sin sacarse ventaja. La máxima la tuvo Temperley 68-63, restando 5′ con un Federico Dayer (7) revulsivo en ofensiva, mientras que Viedma se apoyaba en el trabajo de Mariani (12) para mantenerse a tiro. El escolta tuvo su momentos con 9 puntos en fila y le devolvió el mando en el electrónico a los suyos, luego de un triple que dejó las cosas 70-68, restando 4′.
 
En el cierre Viedma mostró jerarquía para cerrar el resultado y terminó ganándolo con cuatro libres consecutivos y festejo un triunfo en la ruta que le permite no perderle pisada a Platense.
Informe: Prensa Temperley  Foto: Deportivo Viedma

Con gran autoridad inició el partido el OTC. Un triple de Corzo abrió el marcador y fue la muestra tempranera de lo que ocurriría a lo largo del encuentro. Al concluir el primer cuarto el local se imponía por 29-22. La diferencia no era significativa y Bruno Barovero facturaba en la visita con comodidad, 14 de los 22 fueron de su autoría.

En el segundo cuarto, apareció la mejor versión del “Celeste”, ajustó la tarea defensiva para convertirla en una muralla impenetrable, forzó errores ofensivos en el rival y anuló al goleador. Corzo siguió con gran efectividad, apareció Sergio Rupil para acompañarlo en la red y Licha Gómez Quintero anuló a Barovero. La fortaleza defensiva en el equipo de Torre fue fundamental para sellar el primer tiempo con 21 puntos de ventaja, 60 a 39.

En el tercer chico se esperaba la reacción de Libertad. Sin embargo, cayó en un mar de imprecisiones y malestar. No podía hacer pie en el juego y el local controlaba el partido, sin comprometerse demasiado, ante un rival sin claridad. El parcial concluyó 16-17.

El último cuarto solo fue correlato de lo anterior, Libertad fue perdiendo estímulo ante la solidez del local y terminó totalmente desdibujado. El OTC se exigió, tuvo concentración, fue intenso, luchó cada pelota, mantuvo efectividad y fue solidario. Muchas virtudes, que no permitieron a la visita cambiar el rumbo que tomó el juego para llegar a la clara victoria Celeste.

Corzo, Rupil y Lisandro Gómez Quintero se destacaron en el goleo. Lucas Gornatti concretó 9 asistencias. José Fabio y Fernando Calvi se hicieron cargo del poste bajo. El juego colectivo volvió a ser determinante para el elenco obereño.

“Contento de haber jugado un buen básquet. Gran defensa para anular al goleador de la categoría (Barovero). Gran mérito del equipo”, señaló Mauricio Corzo. Mientras que el entrenador del ganador, Sebastián Torre destacó la entereza de su equipo para recuperarse de la dolorosa caída ante Unión. “Muestra de carácter para levantarnos después de lo que pasó. El equipo fue más que Libertad, ganamos al mejor de la categoría. Tenemos que seguir siendo este equipo, equipo que quiere ganar” expresó.

Para Sebastián Saborido el OTC jugó un gran partido. “Todo el mérito es de OTC. Plantearon muy bien el partido. No pudimos encontrar la intensidad para parar nuestros jugadores ofensivamente” analizó.

El Celeste festejó y aguarda expectante la llegada del nuevo foráneo, Lamar Roberson, quien arribaría a la ciudad el venidero martes para reemplazar a Chris Hooper. Por lo que el OTC, podría tenerlo en el partido ante Independiente de Santiago del Estero, a disputarse el próximo jueves 15 de marzo.

Informe: Prensa Oberá

Artículo anteriorLos Spurs no pudieron con OKC
Artículo siguienteEl Ciclón volvió a festejar en La Liga