Deportivo Viedma 94-96 Estudiantes

El inicio del juego fue muy intenso. La visita mostró su efectividad desde la tercera dimensión. Clavó 6 de 9 por esa vía, con Christian Schoppler y Patricio Rodríguez encendidos. Viedma apoyó su ataque en Tabieres, que sacó ventajas en la pintura. El primer chico fue 21-26 para la visita.

En el inicio del segundo cuarto, el Bataraz siguió intratable desde la línea de 6,75. Con bombas de Agustín Brocal y Santiago Arese (2) sacó 10 de distancia (27-37). El Depo pudo achicar a 6 (31-37), pero rápidamente la visita retomó el control y estiró a 11 (35-46).

Tras el descanso largo, Estudiantes sostuvo la diferencia en los primeros minutos. Pero Viedma ajustó la defensa, con presión intensa en toda la cancha y metió un parcial de 10-0 (6 de Fermín Thygesen) para darlo vuelta 52-50. De ahí fue palo a palo, aunque el Bataraz lo cerró un poco mejor para irse al descanso 67-71 arriba. El último capítulo se jugó con dientes apretados. De entrada, Viedma se puso a 1 (70-71) con un doble con bonus de Franco, que comandó el ataque de los locales en los últimos 10 minutos.

Pero los bonaerenses nunca bajaron los brazos. Estiraron la ventaja a 9 (75-84) con un buen pasaje de Andrés Lugli, Joaquín Gamazo y esencialmente Schoppler. Estudiantes perdió a Lugli y Rodríguez por cinco faltas. Viedma arremetió otra vez con un parcial de 6 (4 de Franco) y se puso 81-84.

El partido entró en un palo muy intenso. Con poco más de 1 minuto por jugar, Estudiantes lideraba el tanteador 89-95. Ayarza encaró, convirtió y le sacó la quinta falta a Gastón Essengue. El panameño erró el libre bonus, pero Viedma tomó el rebote y Centeno convirtió: 4 puntos en 16 segundos para ponerse a 2 (93-95).

En la siguiente Arese tuvo la chance de estirar desde la línea de libres, pero marró ambos tiros. Ayarza levantó el rebote, Franco corrió la cancha y recibió la quinta falta de Gamazo para ir a la línea. Metió el primero, pero erró el segundo. La visita recorrió el rebote y, con 5 segundos por jugar, el capitán viedmense tuvo que cortar con foul. Del otro lado, Montes metió solo uno (94-96) y dejó a Viedma con vida. Mariani tuvo la última bola. Intentó un triple casi desde mitad de cancha, pero no pudo lograr la hazaña. El Bataraz se llevó un triunfazo de Viedma y cortó una racha de 16 victorias seguidas en el Cayetano Arias.

Ahora, los dirigidos por José Luis Pisani se preparan para su gira por Neuquén. El viernes 16 visitará a Petrolero de Plaza Huincul y el domingo 18 a Centro Español de Plottier, ambos a las 21.30 horas.

Informe: Prensa Deportivo Viedma


Centro Español 88-100 Petrolero

Centro Español no encontró la fórmula para mantener la racha en El Templo y Petrolero Argentino se quedó con el clásico provincial 100 a 88 por la Conferencia Sur de La Liga Argentina. Khapri Alston fue el máximo anotador del encuentro con 22 puntos, aunque la efectividad del visitante desde la línea de tres puntos (62 por ciento) fue clave para la victoria -Cantarutti marcó 20-.

El comienzo del encuentro marcaba la tendencia: los de Plaza Huincul arrancaron encendidos con dos triples. Español se pudo acomodar, metió un parcial 8-0 y pasó arriba 15-10, para luego cerrar el parcial 25-21.

La diferencia se esfumó rápidamente, una decena seguida de Petro lo puso al frente de la mano de Donovan Marshall (25-31). El Torito no bajó los brazos y Nahuel Martínez desde 6,75 igualó en 40. En el cierre fue mejor el equipo de Daniel Jaule y con una ráfaga selló el 47-40 antes del descanso.

El perímetro de Petrolero era vital para sostener la renta: Pau (4/4), Lavezzari (3/3) y Ferrini (3/3) estaban encendidos. Otra vez desde atrás, los dirigidos por Mauricio Santángelo buscar limar diferencias de la mano de Martínez y Mario Sepúlveda -58 a 60-. Volvió a prevalecer la visita en el cierre y entró a la recta final con 9 de luz.

El último parcial fue todo a pedir de Petrolero. Cuando Español arremetió le facturó de tres (15/24) y no le dio opciones para levantarse, quedándose con la victoria en el clásico neuquino.

Informe: Prensa Centro Español


Villa Mitre 90-81 Rocamora

El local comenzó sus primeras ofensivas enfrentando a Portillo (cuatro asistencias) contra Lozano en el poste bajo, para aprovechar su potencia, y así aprovechó su visión para descargar a sus compañeros. Por el lado de Rocamora, Semiglia se erigió como el faro ofensivo. Los de Carbone tomaron una pequeña luz al cierre de 24 a 18, gracias a los buenos pasajes de Criswell (10 pts.) y Catalano (8 pts. 3-3 de campo).

Dos triples de Ibarra en el inicio del segundo segmento, le permitió al Verde tomar una máxima de 10. Gandoy se erigió en conductor de los entrerrianos para acercarse en el tanteador, pero Catalano amplió su buena mitad para irse arriba al vestuario 47 a 35.

En el arranque del complemento, Catalano y Portillo continuaron en la misma tónica que en la primera mitad para estirar la diferencia a 18 (57-39). Promediando el parcial, Joaquin Deck cayó de forma aparatosa, lastimando uno de sus tobillos, por lo que debió ser llevado en ambulancia al Hospital Pirovano. En la reanudación, los de Varas extendieron su defensa, provocando pérdidas de los porteños para arrimarse el marcador, pero un triple de Portillo sobre el epilogo separó a Mitre 70 a 55.

Gandoy asumió el protagonismo del visitante para acortar la brecha, pero nuevamente Catalano (25) alejó a los de La Paternal. Una ráfaga de Impini (10 en el cuarto) puso a su equipo a 10 con tres minutos por jugar. Pero un triple de Cocha y un doble de Criswell luego de una salida, dictaminaron el 90 a 81 final.

Informe: Prensa Villa Mitre

 

Artículo anteriorMiércoles con mucha acción en La Liga
Artículo siguienteGimnasia se tomó revancha