Nacido en Phoenix, Arizona, el nuevo jugador del Rojo jugó en la NCAA 1 para la Universidad Estatal Sam Houston en las temporadas 2012/13 y 2013/14. En 2014/15 jugó la Liga de Desarrollo de la NBA (D-League) para Oklahoma City Blue. En el plano internacional jugó en México durante 2015 para Cerveceros de Meoquí en la Liga Chihuahua y en 2017 para Pioneros de los Mochis en la CIBACOPA.

También jugó en Islandia y Australia y recientemente en la temporada 2017/18 de la Liga Nacional de Chile donde promedió 17.5 puntos y 7 rebotes en 29.7 minutos jugando 36 partidos para la Universidad Católica. Su equipo quedó eliminado el pasado viernes en la Final de la Conferencia Centro. La dirigencia se abocará ahora a terminar todos los detalles de su habilitación para que pueda jugar este miércoles frente a Temperley.

Informe: Prensa Rocamora

Artículo anteriorRodríguez y Newsome llegaron a Ciclista
Artículo siguienteTriunfo de Mitre sobre el final