«Dolido, pero siendo realista orgulloso. Hemos venido a una fiesta inesperada para nosotros a principio de temporada y al final nos pudimos meter en la final de la Liga Sudamericana y estar entre los mejores cuatro de la Liga de las Américas, no es nada despreciable así que bien. Con bronca por no tener medalla pero creo que el equipo se portó genial y estoy muy orgulloso de ellos».

«El cuadrangular fue difícil, nos tocó el anfitrión del cual sabíamos el potencial que tienen y de lo que podían ser capaces si se empezaban a sentir cómodos, logramos ponerlos incómodos durante poco más de veinte minutos pero después prevaleció su fortaleza y al final no pudimos competir. Hoy tuvimos un partido psicológico muy difícil para ambos equipos, jugar por el tercer puesto no es lo que uno soñaba ni imaginaba. Uno sueña con jugar la final entonces costó psicológicamente meternos en partido pero después estuvo cerca, casi lo ganamos en el final».

«Fue muy difícil recuperarnos de la caída con San Lorenzo, yo creo que no nos terminamos de levantar del todo, que jugamos un partido psicológicamente difícil y no pudimos sentirnos cómodos en el partido, no estuvimos haciendo las cosas que naturalmente hacemos y nos costó casi por veinte minutos meternos, luego si nos enfocamos y tuvimos la posibilidad de ganarlo».

«No creo que en el final haya pesado los psicológico, fueron buenas defensas de ellos y nosotros tiramos tiros claros con Tucker, que es nuestro tirador, y erró».

«Desde lo personal estoy muy contento, se lo complicado que es venir a este tipo de eventos que el equipo consiga una identidad tan rápida como lo hizo y estoy muy orgulloso de mis jugadores, cuerpo técnico y esta primera experiencia es muy buena».

«Lo que se viene en la Liga va a ser duro, nos van a poner todos los partidos postergados juntos, entonces no tenemos tiempo de entrenar y mi equipo necesita entrenar, descansar y no lo vamos a poder hacer asi que nos vamos a preparar de la mejor manera posible para poder competir todos los juegos que nos quedan que van a difíciles como es la Liga Nacional y hay que tomarla muy enserio, con mucho respeto por que esto ya se acabó y debemos cambiar el chip rápido de competencia internacional y ya pensar en la Liga Nacional».

«Espero que estas dos derrotas no pesen nada, que seamos consientes que llegamos al cuarto lugar de América siendo un equipo súper humilde, trabajando y unidos. Espero que sigamos ese camino para sacar resultados importantes en lo que viene».

Foto: FIBA

Artículo anteriorUCU TV del sábado 24
Artículo siguiente«Nos equivocamos un poco menos que ellos»