Mathias Calfani, el ala pivot uruguayo del Ciclón, habló con Uno Contra Uno Radio después del triunfo ante Mogi que le dio el título de Campeón en la Liga de las Américas.  La felicidad y los nuevos objetivos de uno de los jugadores más queridos por la hinchada de San Lorenzo.

«Sí ahora a festejar, a vivirlo y a disfrutar, esto es algo impresionante y no es algo que se vaya a borrar con el tiempo, para mi va a quedar para el resto de mi vida por que es algo que hace mucho tiempo vengo soñando y es muy importante para mi».

«El año que salimos terceros con Biguá en la Liga de las Américas fue el año que empezó todo, de mi carrera profesional, de querer ser profesional y entenderlo. Ahí fue cuando aprendí con los jugadores, con el cuerpo técnico, con los dirigentes. Ahí aprendí el verdadero sentimiento del trabajo y de querer ser alguien. Hoy en día estar después de tantos años después, ganar este título es impagable».

«Venía un poco tenso, un poco medio nervioso, digamos, en el ataque. No me estaban saliendo muy bien las cosas entonces trataba de hacerles espacios a mis compañeros, ponerles buenas cortinas, de ir a todos los rebotes y cuando vi el espació no lo dudé, me mandé e hice esa volcada».

«La verdad estoy muy agradecido por que, sólo tengo esas palabras por que no tengo otra cosa para decir de esta gente, del cariño que me dieron en San Lorenzo y de esta oportunidad. Soy muy realista, se que se me dio una oportunidad muy importante y no la quería dejar pasar, voy a dar todo cada vez que me toque jugar por que quiero seguir ganando y logrando cosas por este equipo».

«No queríamos adelantarnos, pero ya con varios jugadores soñábamos con la Intercontinental»

Foto: FIBA

Artículo anterior«Ahora me encantaría el tricampeonato»
Artículo siguiente«Reaccionamos rápido»