Manu Ginóbili consumó otra plusmarca a su ya extenso historial de registros. El escolta argentino se convirtió en el jugador con más robos en la historia de San Antonio Spurs , al llegar a 1389 pelotas capturadas a los rivales.

Manu jugó 14 minutos, lapso en el que anotó 10 puntos -incluidos dos libres para sellar el resultado a cinco segundos del final-, tomó 3 rebotes y consiguió 2 robos, cifra con la que alcanzó la plusmarca en este rubro para la franquicia texana, y dejó atrás el registro que ostentaba otro histórico de la franquicia, David Robinson (1388). Ginóbili entró desde el banco, como es habitual, y resultó decisivo en el tercer cuarto con dos triples consecutivos para que San Antonio comenzara a enderezar el rumbo del partido.

Más allá del triunfo, otra buena noticia para los Spurs fue el regreso de LaMarcus Aldridge, que había salido lesionado en el último encuentro, pero se recuperó de la contusión en la rodilla izquierda. De hecho, Aldridge fue la figura de la noche con 25 puntos y 11 rebotes en 34 minutos de juego.

Por Oklahoma, Paul George firmó 26 puntos, Russell Westbrook marcó 19, y Carmelo Anthony, el otro miembro de su «Big Three», únicamente nueve.

Hasta el momento, Houston lidera cómodamente en el Oeste rumbo a los playoffs con marca de 61-14, seguido por Golden State (54-20), Portland (46-29), San Antonio (44-32), Oklahoma (44-32), New Orleans (43-32), Minnesota (43-33) y Utah (42-33). El próximo partido de los Spurs será el domingo por la tarde, justamente contra Houston, en el clásico de Texas, en el AT&T Center.

 

Nota: canchallena
Foto: Reuters

Artículo anteriorCategórica goleada de Instituto a Gimnasia
Artículo siguiente«Veo un equipo con muchas ganas»