Salta Basket no puede salir del pozo al que se metió hace seis partidos. Este sábado, en una nueva presentación en la Liga Nacional, perdió en Río Gallegos frente a Hispano Americano por 78 a 69 y ya suma seis derrotas en fila. Los infernales siguen desperdiciando chances de salir de este bajón puesto que ayer jugó un buen primer tiempo pero se derrumbó en el segundo.

Con el correr de los partidos el margen de error de Ricardo de Cecco y compañía se va haciendo menor. A Salta Basket le quedan siete partidos para finalizar la fase regular y sigue sin encontrar ese envión anímico que le permita zafar de la última colocación en la tabla de posiciones.

Los infernales tuvieron una buena chance de volver al triunfo frente a Hispano Americano, un equipo irregular y que mostró falencias en los dos primeros cuartos. Los salteños llegaron a tener una ventaja de once puntos que terminó siendo de nueve (39-30) al termino del primer tiempo.

La reacción de Hispano llegó a partir del tercer cuarto,cuando se fueron apagando las ideas de los infernales. Los dirigidos por Marcelo Richiotti llegaron al último parcial con una diferencia de dos puntos a su favor; comenzaron a entrar los tiros de tres puntos de Nicolás Paletta y Larry O’Bannon para dejar sin chances a los salteños. Salta Basket tuvo anoche los debuts del estadounidense León Willimas, que aportó 14 puntos, y del puertorriqueño Jezreel de Jesús, que no aportó en el marcador.

Los infernales cerrarán una nueva gira en la Liga Nacional enfrentando el lunes a Boca Juniors, un rival directo, en el estadio Luis Conde. El encuentro se jugará desde las 20.30.

Destacados

Hispano: Larry O´Bannon 19 puntos, 4 rebotes / Lenny Daniel 16 puntos, 17 rebotes / Nicolás Paletta 14 puntos, 9 rebotes, 4 asistencias

Salta Basket: Louis Mc Cullough 32 puntos, 4 rebotes / Leon Williams 14 puntos, 10 rebotes / Ricky Harris 12 puntos

Planilla oficial del juego

Nota: El Tribuno

Foto: La Liga Contenidos

Artículo anteriorEnorme triunfo de Comunicaciones sobre Ferro
Artículo siguienteSan Martín venció al Ciclón y sueña con el uno