Guillermo Narvarte, entrenador de Boca, habló en UcU Radio tras la derrota de su equipo frente a Salta Básket en La Bombonerita. Analizó la caída 62 a 52 y el momento complicado del Xeneize.

«Para nosotros todos los juegos son muy importantes, este era un rival directo. Lo único positivo es que nos quedamos con la diferencia a favor. No tuvimos un buen juego y permitimos que ellos tomaran confianza, tomaron el control del juego y ellos vieron la posibilidad de ganar y nos fuimos complicando y cometimos muchos errores. Mostramos otra cara con respecto a las salidas en Mercedes y Concordia donde mostramos un buen nivel». 

«Los equipos que estamos en los últimos lugares son porque fuimos prisioneros de la propia irregularidad. Nosotros estamos con desniveles, alternamos buenos momentos con otros malos. Además se suma el desgaste de partidos, pero lo tienen todos los equipos que estamos en estas posiciones de abajo. Estos partidos duelen el doble pero creo que esto seguirá parejo hasta el final, y el que pueda sobrellevar esta presión irá para arriba». 

«Hoy por hoy tiene mucho que ver los niveles de confianza. Nosotros no estamos para jugar bien y no ganar, y eso nos pasó en Concordia y eso nos golpeó y llegamos a este juego con Salta Básket con más presión. En estos momentos ganar te hace bajar los niveles de stress y te sube la autoestima, eso lo sufrimos. En defensa estuvimos bien pero somos muy irregulares en ofensiva». 

«Tenemos que ser equilibrados, el equipo tiene la chance de hacer un cambio pero lo si lo hacemos es por algo bueno y concreto. Hoy el plantel es el que está y vamos a jugar con Instituto que es sumamente difícil. Estamos enfocados en este juego que se viene». 

Artículo anteriorMartes con un juego en Bahía
Artículo siguiente«Era un show pero queríamos ganar»