Artículo anteriorEstudiantes se recuperó ante Salta Basket
Artículo siguienteManu, los Spurs y una chance más