Estudiantes 88-78 Villa Mitre

Con buenas intervenciones de Rodríguez, Schoppler y Montes desde el perímetro más Essengue participativo en la pintura, Estudiantes supo sacar una luz de diez puntos promediando el cuarto inicial. Mientras en el Bata se sumaba Gamazo como vía de gol, en la visita comenzaron a aparecer Anderson Jr. y Criswell para mantenerse en partido.

En el inicio del segundo parcial, Villa Mitre logró achicar la diferencia a la mínima, pero en las dos posesiones siguientes Estudiantes no falló y volvió ampliar el marcador. Sosteniendo su juego ofensivo en sus extranjeros, la visita le impidió al Bata volver a escaparse y cuando parecía que se iban al descanso largo a un par de dobles de diferencia, Andrés Lugli clavó un triple sobre la chicharra para dejar el marcador un poco más cómodo de cara al regreso.

Un par de posesiones sin anotar le permitieron a Mitre reducir la distancia en los primeros instantes del tercer cuarto, pero luego un parcial de 6-0 del Bata fue determinante para quebrar el juego. En ese momento le sacó 10 y ya el visitante no tuvo reacción, porque el juego entró en un intercambio de jugadas y Mitre no tuvo las herramientas para contestar las anotaciones desde los 6.75.

Con Gamazo como estandarte, más el aporte de Lugli y Brocal, Estudiantes definió el partido en la primera mitad del último cuarto. Al Bata le quedaban piernas para correr mientras que a Mitre la nafta ya no le daba para seguirlo; el tanteador mostraba un 84 a 65. En los últimos minutos, a Estudiantes le alcanzó con dormir la bola para desactivar cualquier intento de la visita.

El Bata consiguió la primer parte del plan: ganar los dos en casa; ahora intentará cerrarlo en Buenos Aires para ahorrar energías y no gastar la máquina que funciona cada vez mejor.

Informe: Prensa Estudiantes


Platense 83-78 Atenas

Platense le ganó a Atenas por 83 a 78 en Vicente López y de esta manera se quedó con los dos juegos de Cuartos de Final disputados en casa.

El primer cuarto comenzó con una buena circulación del balón por parte del local para ponerse 8-3 con un triple de Sebastián Morales. Platense estaba totalmente certero en el aro y sacó diez puntos de diferencia (17-7) promediando el parcial. Con un buen rendimiento de Emiliano Agostino sobre el final del capítulo, Atenas logró terminar abajo apenas por cuatro (22-18).

Con el aporte de Luciano Tantos y Taylor King y Scott Cutley en el poste bajo, la visita se acercó y lo empató de la mano de Agostino en los primeros minutos del segundo chico. El Calamar comenzó a incomodarse, sumando errores y pérdidas de balón, mientras tanto el Griego hizo lo suyo en ataque para ponerse arriba con un triple de Agostino (29-30). Finalmente fue para la visita por 35-39.

A la vuelta de los vestuarios, con Cutley y Agostino en una gran noche, el elenco de Gelpi se alejaba en el marcador (46-52). La defensa maragata no lo dejaba jugar a Platense, que seguía sin encontrar el rumbo. Pero, promediando el tercero, el juego de Facundo Vázquez, más el aporte de Tyrone Lee en la pintura hicieron que el Calamar acorte las distancias. Pablo Bruna se encargó de manejar los hilos del equipo y con un triple de Genaro Lorio, el local igualó el encuentro en 56.

En los últimos diez fue Ariel Eslava el encargado de lastimar la defensa rival para sumar de dos y poner a su equipo 71 a 62 a falta de tres minutos. Atenas comenzó a cortar con falta y Bruna, Morales y Aristu, certeros, lo terminaron definiendo desde la línea de libres. El resultado final fue 83 a 78.

De esta manera, Platense viaja a Carmen de Patagones con el match point en la serie y se ilusiona con la clasificación a las Semifinales de la Conferencia Sur.

Informe: Prensa AdC   Foto: Prensa Platense


Parque Sur 87-69 Centro Español

Los estados de ánimo. La lesión de Alderete el miércoles fue un piñazo al mentón. Y esa misma lesión hizo que anoche todos rindieran al máximo desde el nacimiento del partido, cuidando con una soberbia actuación a su goleador sentado en el banco.

El primer cuarto sureño fue muy bueno, regalando tranquilidad. El 15-4 pasando los 5′ reflejaron su comienzo. Y al 23-10 del cierre se llegó con mucha autoridad, manejando el partido en toda la cancha. Le anuló los caminos a Centro Español a la zona pintada, que apostó a eso ante la sabida ausencia de Alderete. Y se repartió el goleo, jugando muy bien al básquet y con un O’Garro impecable. Giménez y las ayudas anularon a Alston, que erró hasta los libres sumergido en la impotencia que le generaron sus marcas.

Prolijo, sereno, concentrado y con los dientes apretados en cada jugada. Parque Sur paseó su dominio por el Gigante en el segundo cuarto y la figura fue el equipo. Estiró su ventaja a 20 puntos rápidamente, ante un rival que no le encontró nunca la llave a esa presión en todo el primer tiempo. Al descanso largo: 50-30. El tablero marcaba tranquilidad de un lado y nerviosismo del otro.

Y alentado por todo un estadio, la historia guardará que una vez en la previa de un partido que asomaba muy difícil Parque Sur no sufrió. Corrió la cancha en los primeros minutos del tercer cuarto y tomó más de 30 puntos de distancia, con un trabajo descollante. El 74-44 al final del tercero lo reflejaron.

Los Sureños manejaron los últimos diez. Estaba cerrado. Y el entrenador rotó el equipo. Una gran noche de básquetbol. Parque Sur jugó desde el arranque a la altura de las circunstancias. Lo ganó cómodamente. Destacar tareas individuales sería injusto y largo: anoche todos rindieron para poner la serie match point. Dos a cero. Los espera el viaje el domingo a las 8 y lo que sigue en Neuquén. Continúa escribiendo la historia. Está a una página de verse impreso en semifinales de Liga Argentina.

Informe: Prensa Parque Sur


Libertad 75-68 Independiente

Libertad volvió a superar a un durísimo Independiente de Santiago del Estero y se impone 2 – 0 en una de las series de cuartos de Final de la Conferencia Norte. Los Tigres se quedaron con el triunfo 75 – 68, luego de perder 61 – 52 a falta de 6 minutos. La visita se descontroló a partir de ese momento y terminó con cuatro hombres fuera del partido. Los de Saborido aprovecharon ese tramo del juego y con un Barovero decisivo lograron festejar.

El primer cuarto fue parejo, ninguno de los dos equipos pudo alejarse en el marcador. Incluso Libertad no logró aprovechar tres faltas técnicas que le cobraron a los santiagueños por protestas y necesitó de Bruno Barovero, que ya por entonces comenzaba a hacerse dueño del equipo al anotar 12 puntos. En la visita, Palacios con un triple, y Spalla lograron mantener la paridad en un 21 -18 favorable a los de Saborido.

En el arranque del segundo cuarto, Libertad metió un parcial de 8 – 2 para alcanzar su máxima de 9 unidades (29 – 20) gracias a un intratable y solitario Barovero. Pero luego Independiente reaccionó y logró descontar esa diferencia para irse 34 – 32 al cabo del primer tiempo. Un segmento de bajo goleo en el partido, donde las defensas incomodaron notablemente a los ataques.

Luego de dos minutos sin que se moviera el marcador, los de Montenegro metieron un parcial de 7 – 0 y pasaron al frente 39 – 34 de la mano de Palacios y Spalla. Esa ventaja la manejó bien la visita lo que le permitió terminar arriba el tercer período 52 – 49. Los Tigres seguían en partido pese a que en ese momento estaban muy erráticos desde 6,75 (1-18).

En el último cuarto Independiente tomó la máxima 61 – 52 con un triple de Mansilla y un doble del siempre presente Spalla. A partir de allí la visita se descontroló y Libertad aprovechó la eficacia de Bruno Barovero desde la línea de simples (25 – 27) para acortar diferencia. En ese tramo los de Montenegro perdieron a Mansilla y Reinick por cinco faltas y a Palacios y Spalla por dos faltas técnicas, por lo que tuvieron que abandonar el estadio.

Los Tigres sacaron rédito de ésta situación con dos volcadas de Miguel Ruiz y la mano caliente de Barovero, que en esos últimos minutos del partido metió su primer triple del cotejo (1 – 11). Gran triunfo de Libertad que superó a un incómodo rival y esta match point en la serie.

Informe: Prensa Libertad


Tiro Federal 73-80 Barrio Parque

Barrio Parque superó a Tiro Federal por 80 a 73 en tiempo suplementario después de terminar el partido empatados en 65. De esta manera igualó la serie de Cuartos de Final de la Conferencia Norte.

En el local se destacaron Sebastián Acevedo con 20 unidades y 9 rebotes y Juan Ignacio Rodríguez Suppi también con 20 puntos.

En el ganador, el goleador del equipo y del partido fue Nicolás Lauría con 26 puntos y 6 rebotes. Juan Kelly y Agustín Jure sumaron 13 puntos cada uno.

Ahora se volverán a ver las caras el lunes 30 de abril y el miércoles 2 de mayo, esta vez en el Teatro del Parque para disputar el tercer y cuarto juego de la llave.

Foto: Prensa Tiro Federal


Hindú 92-65 Unión

El comienzo mostró a los dos muy imprecisos y con dificultades para convertir, pero en medio de esa paridad los triples de Mariani y la voluntad de Sánchez le daban a la visita un pequeño aire donde sacó seis (18-12 restando 3’).

Pero a partir del segundo acto los de Rovner endurecieron su defensa, pusieron mucho carácter en cada  ofensiva y  aparecieron los aportes desde el banco donde Romero y Reinaudi comenzaron a pesar en el juego. Además Fernández, Jones, Coronel y Cequeira pusieron en cancha toda su jerarquía para que los locales se despeguen por 8 y mantengan controlado al adversario. Con esa diferencia a favor se fueron al descanso largo.

Y en el tercero, después de una reacción del “tatengue” encabezado por Borsellino y los mencionados Sánchez y Mariani que lograron descontar, apareció toda la jerarquía individual de Hindú que de a poco lo fue sometiendo al adversario y no lo dejó jugar. Además al recuperar su puntería desde larga distancia la grieta se fue ensanchando y los locales sacaron 15 (66-51 con 2’40” por jugar) ante el delirio de su público que en buen número colmó el estadio.

El último cuarto no cambió mucho con respecto al anterior, por el contrario el “Bólido Verde” no bajó su intensidad y terminó quebrando a un duro adversario, llegando a sacar 25 (84-59) promediando el cuarto, por lo que llegó el tiempo de los juveniles que también tuvieron sus minutos en cancha. Así Hindú volvió a festejar se puso 2-0 y ahora la serie se traslada a Santa Fe donde el lunes 30 y el miércoles 2, de ser necesario, se disputarán los juegos 3 y 4.

Informe: Prensa Hindú


Deportivo Viedma 83-78 Rivadavia

Los locales se quedaron con un partido durísimo, con actuaciones destacadas de Federico Mariani con 20 puntos y Maxi Tabieres con 18 tantos (5/9 TC) y 11 rebotes. También sobresalieron DeAngelo Kirkland con 17 puntos y Alexis Knecht con 12 (4/8 TC), ambos saliendo desde el banco.

El inicio del partido fue flojo para los dos. Con muchas imprecisiones, ambos tuvieron que trabajar mucho para convertir los primeros puntos. La visita cerró mejor el primer parcial y se fue arriba 15-18.

El segundo segmento arrancó mucho mejor para Rivadavia. Con un volcadón de Quadir Welton estiró a 7 (15-22). Ahí llegó la reacción del Depo con Pedro Franco manejando el juego, Tabieres atacando el rebote y Mariani convirtiendo. El local clavó un parcial de 10-2 para recuperar el liderazgo por la mínima (25-24). Con un buen momento de DeAngelo Kirkland y una bomba de Fede Grun, los de Viedma estiraron a 7 (39-32) y sostuvieron esa diferencia en el final de la primera mitad: 44-37.

En el tercer cuarto se vio lo mejor del equipo rionegrino. Primero estiró a 11 (48-37), después a 12 con un doble de Alexis Knecht (62-50) y alcanzó la máxima de 13 con un triple de Kirkland (65-52) casi sobre el cierre.

Pero en la última parte se despertó Gonzalo Álvarez en el Naranja. Con 7 tantos seguidos, empujó al equipo hasta ponerse a 5 (69-64). Viedma quiso reaccionar, pero los extranjeros de Rivadavia se encendieron. Welton clavó dos volcadas tremendas para achicar a 2 (77-75) con 38 segundos por jugar. El equipo mendocino, que perdió a sus extranjeros por cinco faltas, peleó hasta la última pelota. Pero el Depo lo cerró bien desde la línea de libres con Franco, Knecht y Centeno y logró llevarse una dura victoria para igualar la serie.

Ahora la acción se traslada a Mendoza. El tercer juego se disputará el lunes 30 en el estadio de Rivadavia.


Deportivo Norte 89-76 Oberá

En el Estadio Jorge Ferrero para el equipo de Cupulutti había una sola opción, ganar, Los Tigres no podían permitir otro triunfo ajeno en su cancha, así el equipo salió con una defensa muy intensa que no permitió tiros cómodos a Oberá y un ataque muy al estilo del DT, buen movimiento de pelota para que tire el mejor ubicado.

El primer cuarto fue de mucha paridad, aunque Norte siempre se mantuvo arriba, la visita lo seguía de cerca y se comenzaba a “picar” cuando hubo un encontronazo en el piso entre Calvi y Gerez, acción que fue bien sancionada con una falta antideportiva para ambos que hizo calmar un poco las tensiones. El cuarto terminó 23-18.

El segundo chico Norte comenzaba a ganar de sus segundas y hasta terceras oportunidades en ataque, así estiraba la diferencia a 10 en la mitad del cuarto, ventaja que la visita redujo a la mitad y Cupulutti tuvo que pedir minuto para acomodar el equipo. A la vuelta, Oberá propuso una defensa zonal pero un triple de Eterovich les hizo cambiar los planes. El descanso largo llegó con un tanteador que mostraba un 41-35.

La visita entró al tercer parcial más cargada de faltas que el local y un error de Gómez Quintero que denotó en su segunda antideportiva lo dejó fuera de juego. Norte también se equivocaba y con un doble y falta de Gornatti dejó  a su equipo a sólo 5 de diferencia, llegando a estar a 2 pero Los Tigres, con Borsellino como principal organizador del juego, supieron no irse de partido y volver a atacar con tranquilidad un triple de Eterovich más un doble de Gallegos seguido por un recupero y doble de Torresi dejó el tanteador con 10 a favor del local.

Los últimos diez si bien la visita estuvo en juego hasta los últimos minutos, el local mostraba un básquet más prolijo. Un triple de Cupulutti dejó a 10 de nuevo la diferencia faltando 5 minutos y ahí empezó la seguidilla de bombas para definir el juego, dos de Cupulutti, uno de Gallegos y otro de Eterovich. La visita con poco por hacer pudo achicar con un triple de Calvi pero ningún acción iba a ser suficiente, el triunfo estaba definido y en manos de Norte.

Con la serie empatada en 1, el lunes estos dos equipos volverán a verse las caras en la ciudad de Oberá donde se podrá disfrutar de dos juegos totalmente intensos como los vistos en Armstrong.

Informe: Prensa Deportivo Norte

 

Artículo anterior«El objetivo ahora es estar en Playoffs»
Artículo siguienteLa Unión volvió al triunfo en Bahía