Quilmes es miembro y socio de la Asociación de Clubes desde 1988. Hace ya 30 años que esta noble institución marplatense acompaña al básquetbol profesional argentino. Desde su llegada hasta hoy no hizo más que acompañar y favorecer el desarrollo deportivo de la competencia.

Y sobre todo acatar los vaivenes y vicisitudes que los resultados deportivos arrojan. El Club Atlético Quilmes descendió deportivamente en 1997, luego en 2010 y 2012. La dirigencia de este club entiende perfectamente y sabe mejor que nadie lo que significa perder deportivamente. Y jamás rechazó un resultado. Se recompuso y volvió a seguir gestionando para competir y ganar sus ascensos deportivamente. Y permanecer en la elite del básquetbol profesional argentino.

Por eso mismo esta dirigencia tiene la autoridad moral para plantear, ante el Presidente de la Asociación de Clubes y los miembros de la Mesa Directiva, una situación de ineludible error administrativo en un juego de Liga Nacional con perjuicio en el resultado final para nuestra institución.

El partido disputado el martes 3 de abril de 2018 en la ciudad de La Banda entre el local Ciclista Olímpico y Quilmes de mar del Plata está viciado de NULIDAD en su resultado final.

Esta dirigencia solicitó un pedido de informe sobre los hechos ocurridos y terminó enterándose por las redes sociales de la sanción al Comisionado Técnico Juan Ledesma y al planillero de Olímpico por dos años de suspensión en virtud del error cometido.

El Club Atlético Quilmes realiza ahora un pedido oficial de reconsideración para que el partido sea reprogramado y se vuelva a jugar en fecha a designar con costos a cargo de la Asociación de Clubes y bajo los mismos regímenes de planilla oficial que se brindaron ese día (con el lógico cambio de Comisionado Técnico y Planillero).

El pedido se fundamenta en la innegable situación de perjuicio deportivo ante un error administrativo que la propio Asociación de Clubes sentenció como obra de la “MALA FE” de los involucrados, de lo contrario no hubiera habido sanción.

Todas las acciones de un partido de básquetbol responden a múltiples factores que el juego propone, y entre ellas la distancia en puntos (a favor y en contra) que el tablero muestra. Para Ciclista Olímpico y para Quilmes el partido que se formó por la indebida anotación de un punto de más para  el local, alteró por completo el juego, la toma de decisiones, los cambios, los descansos, las defensas y todas las articulaciones tácticas que se realizan en función de un resultado. Es un juego que carece de validez. Y por eso pedimos su NULIDAD y REPROGRAMACIÓN.

El partido terminó con la victoria del Club Quilmes de Mar del Plata, por un punto, con resultado real de 87-88. La transparencia es la herramienta más poderosa que pueda generar una Asociación para brindar una competencia deportiva. Y el Club Quilmes entiende que ambos equipos fueron perjudicados, pero quien ganó el partido legítimamente terminó perdiendo los puntos por errores administrativos inconcebibles para la moral de una Liga Nacional.

Por último queremos señalar que en la historia ya existe jurisprudencia al respecto. Cuando en 1986 el Tribunal de Penas de la CABB ordenó jugar el suplementario del partido 1,  de la serie de Play offs entre Olimpo de Bahía Blanca y Firmat FC ya que luego del partido confirmaron el error de un auxiliar que cargó mal los puntos en la planilla oficial (tal como ocurrió acá) donde se asignó un punto más a una conversión de dos puntos. En dicho caso anularon el punto y dieron por empatado el partido en 75. Por eso mismo la sanción fue jugar el suplementario. De trasladar ese fallo de 1986 a la actualidad el partido quedaría en manos de Quilmes. Por eso mismo es que el club hace esta presentación oficial para entender que lo primero que debe anteponerse y primar en esta situación es la transparencia y honorabilidad deportiva.

Fuente: Comunicado Quilmes de Mar del Plata

Artículo anteriorTriunfo de Berazategui y Obras
Artículo siguienteSalta derrotó a Regatas en suplementario