Platense 64-74 Deportivo Viedma

El primer cuarto arrancó parejo. Viedma más certero en la línea de foules. Con poco nivel en los dos equipos. En base a defensa dura en zona, la visita se escapó 18-11 a falta de 42 segundos. Con goleo repartido y un par de contragolpes tomó distancia. Final del primero 14-18 gracias a un triple de Lugrin sobre el final.

Platense desconcentrado por los fallos arbitrales no logró meterse en partido y Viedma sacó provecho para ganar por 19. 43 a 24. Gran pasaje de Mariani convirtiendo 16 puntos en el tiempo (10 desde la línea de foul).

En el tercero hubo un corto descuento de Platense, aunque seguía arriba el elenco de Pisani por 59-44. El local no se encontraba con su juego y Viedma aprovechaba.

De manera inteligente, marcando zona los 40 minutos, Deportivo Viedma fue el justo ganador. Ahora la serie viaja a Viedma con empate en 1. Fue 74 a 64. Mariani el goleador con 27 puntos. En el local se destacó Lee con 25.

Informe: Prensa Platense


Estudiantes 81-71 Centro Español

Entre los festejos del primer partido, jugadores y cuerpo técnico del Bata mencionaron “ésto – la desconcentración- no nos puede volver a pasar”, tomaron nota y corrigieron. Porque el segundo partido de la serie tuvo un desarrollo intenso y luchado como el primero, pero lo que cambió fue la solidez de Estudiantes.

En el primer cuarto, se vio lo mejor de Estudiantes. Fue recio en defensa, anulando por completo a Khapri Aklston y no dejando que la visita tomara tiros cómodos (5-16 en tiros de campo), y estuvo efectivo (75% en TC) y lúcido, para saber aprovechar el momento de Gastón Essengue, quien se adueñó de la zona pintada, en ataque. Ganó el parcial 31 a 14, diferencia que a la postre sería determinante.

La primera mitad del segundo segmento fue, quizás, el momento más flojo del local, porque perdió puntería y no fue tan riguroso en la marca, lo que le permitió a Centro anotar y acercarse en el marcador (35-24). Luego corrigió y se fue al descanso manteniendo la diferencia, pero sobre todo el control del partido.

Tras el descanso largo, Centro Español buscó la reacción y la encontró. Ajustó las marcas, provocó 5 pérdidas, y encontró a Alston en la pintura, que cuando no logró convertir le abrió caminos a Burgos y González Beratz. La visita llegó a ponerse a cuatro (52-48) con un poco más de 4’ por jugar, pero a diferencia de la noche del martes, Estudiantes no cayó en la desconcentración y, con un parcial de 5-0 en el cierre del cuarto pudo mantener la diferencia.

Los últimos diez minutos fueron una continuidad del juego, no hubo sorpresas. Estudiantes arrancó mejor, aprovechando el momento de Gamazo, y neutralizó cualquier intensión de Español. Hubo tres minutos sin anotaciones, que le permitieron a Estudiantes entrar a la recta final del juego con una diferencia de diez puntos y manejar el reloj a su antojo. La serie quedó match point para el Bata, pero seguramente el “Torito” de Plottier no se dejará encerrar fácilmente.

Informe: Prensa Estudiantes


Hindú 77-82 Barrio Parque

El comienzo fue muy similar al anterior, pero con una leve supremacía de los locales que con un buen lapso de Moya y Jones arrancó ganando por 12 (14-2) promediando el parcial. Pero lentamente los cordobeses le fueron tomando la mano al rival para igualar y pasar al frente 17-16 restando 1’32”. De todas maneras un mejor cierre con un Romero encendido le permitió a Hindú ganarlo por 4.

En el segundo una ráfaga de Vieta y Romero nuevamente hicieron escapar a Hindú por 11 (39-28 restando 3’) pero la punterìa infernal de Lauría y Jure acortaron a solo 3 antes del descanso largo.

El tercero fue palo y palo, intenso y ninguno podía sacar ventajas repartiéndose errores y virtudes pero con un Barrio Parque un poco mejor en la toma de decisiones, donde Cequeira en Hindú y Marozzi en la visita, establecían diferencias. Así los de Lotterio llegaron mejor al cierre por lo que se quedaron con el segmento 4 arriba.

El último cuarto fue el definitorio, porque el “Verde del Sur” llegó más entero y tuvo mejor la cabeza para definirlo con Rivata y Rossi jugando a gran nivel. Pero los locales, empujados por su público que alentó constantemente, salió a buscar el partido y casi lo logra porque llegó a alejarse a 7 conducido por Cequeira.

Pero el equipo visitante estaba más entero, mejor de la cabeza y bien conducido de adentro y de afuera, quebró a un Hindú que no tuvo la respuesta de sus hombres fundamentales en el final. Así fue festejo visitante de Barrio Parque en otro partido dramático que se definió recién en el último tramo. Ahora volverán a verse las caras en Córdoba, domingo y martes.

Informe: Prensa Hindú


Libertad 82-80 Oberá

Libertad se adelantó 2–0 en la serie de Semifinales de la Conferencia Norte al derrotar 82–80 a Oberá de Misiones. La visita planteó un juego mucho más intenso en defensa y estuvo más efectivo desde el perímetro en relación al encuentro anterior. A Libertad se lo notó muy incómodo en ofensiva y no contó con Miguel Ruiz a lo largo de todo el segundo tiempo.

Desde el vamos demostró Oberá que el partido no iba a ser el mismo de la noche del martes. Con otra actitud en defensa y certero desde el perímetro incomodó en todo momento a Libertad. En el arranque llegó a ganar 26–13 con tres triples de Corzo, uno de Ludueña y otro de Roberson. Los de Saborido no le encontraban la vuelta y Ruiz se destacaba con su ímpetu en ofensiva.

Al segundo cuarto, Libertad salió con otra actitud e interpuso un parcial 15–2 para igualar el tanteador en 28. Un triple de Copello más un doble y la posterior conversión de Landoni le permitió volver a ponerse rápido en partido. Sin embargo, dos escopetazos de Roberson y otro de Rupil distanciaron nuevamente a los de Torre 41–32. Sobre el cierre de ese primer tiempo Copello se hizo cargo de la conducción y Libertad logró descontar con dos dobles de Zago (38-41).

Además, en ese minuto final, Miguel Ruiz debió abandonar el campo de juego producto de un golpe que lo marginó durante todo el encuentro  (mediante una tomografía se descartó algún inconveniente cervical). En ese primer tiempo los de Saborido estuvieron desacertados desde 6,75 (1-12) y la visita hizo de ésta vía su arma letal (8-17).

En el tercer segmento los Tigres lograrían tomar el control del marcador. Con dos libres de Copello se pusieron al frente 48–46. Desde entonces el partido se emparejó y ninguno de los dos conjuntos logró distanciarse en el tanteador. Libertad estaba efectivo desde la línea de simples y así mantenía la pequeña ventaja (61–58) para ingresar al momento decisivo de la noche.

En el último cuarto, con un triple de Barovero y un doble de espalda de Zago Libertad sacó ocho de luz (72-64). Diferencia que se estiró a 12 (79-67) cuando el propio Zago castigó desde el perímetro, momento en el que parecía sentenciar el encuentro.

Sin embargo, Oberá nunca se rindió y con Calvi encendido volvió al partido a falta de 1’ 40. (79-74). Los de Torre metieron presión a campo completo y obligaron a malas transiciones de Libertad. Un triple fallado por Eseverri y un doble posterior de Gornatti dejó las cosas 81–80 a falta de 5 segundos. Corzo cortó rápido con falta, Copelló anotó uno de sus libres y, pese al intento de mitad de cancha de Ludueña, aseguró la victoria.

Informe: Prensa Libertad

Artículo anterior«Tenemos que mejorar la defensa»
Artículo siguienteContinúan los playoffs de octavos