Torre, de esta manera, se convierte formalmente en el nuevo DT de los “halcones rojos” de cara a la venidera temporada liguera. El entrenador ex Oberá, estará a cargo solamente del primer equipo y estará acompañado por Matías Lugones como asistente técnico, Daniel Pérez como preparador físico y Gustavo Morla que seguirá en su cargo de coordinador general de las divisiones formativas del club.

El contrato del nuevo entrenador tendrá una duración de 10 meses, lo que dure la temporada y según la planificación confeccionada en conjunto con la dirigencia se espera que el San Isidro de Torre, comience sus trabajos de pretemporada el 6 de agosto en el estadio Severo Robledo.

Informe: Prensa San Isidro

Artículo anterior«Debemos ser más físicos»
Artículo siguiente«Los entrenadores están condicionados»