Entre los distintos laureles que rodean al joven oriundo de la localidad bonaerense de Zárate, fue elegido Jugador Más Valioso (MVP) del Torneo Nacional de Ascenso (TNA) temporada 2011/12 logrando el ascenso a La Liga Nacional. Temporada donde obtuvo excelentes números promediando 16,7 puntos, 9,5 rebotes y 1,4 asistencias por cada aparición que tuvo en un parquet con la camiseta de Unión Progresista de Villa Ángela.

Sus inicios basquetbolísticos fueron justamente en su Zárate natal, formándose en Independiente y debutando en una Liga B con Sportivo Escobar, a los 17 años. Pasó a la ciudad de Bragado donde consiguió un importante ascenso al TNA y el debut en la máxima división, La Liga, fue en 2010 con Sionista de Paraná, Entre Ríos.

Sus cualidades y forraje ganador lo llevaron a integrar distintos equipos, uno de ellos fue nada menos que Peñarol de Mar del Plata, en la temporada 2012 donde el conjunto de La Feliz llegaba como tricampeón de la máxima categoría con jugadores de enorme nivel como Leo Gutiérrez, Facundo Campazzo, Marcos Mata, Selem Safar, Martín Leiva y Matías Ibarra entre otros. También jugó en Bahía Basket en la temporada 2013/14, en ese último año fue parte del Campus de Agentes Libres de los Brooklyn Nets.

Sus últimos destinos fueron Ferro Carril Oeste (2015), Defensor Sporting de Uruguay (2016), Atenas de Córdoba (2016/17), CADU-ORO (2017) y en Chile formó parte de la escuadra Leones de Quilqué también el año pasado.

Ahora el nuevo desafío del ala pivote de casi dos metros de altura estará en Salta junto a Los Infernales quienes ya concretaron la continuidad del entrenador Leandro Hiriart y el asistente técnico, el salteño Ramiro Díaz Cuello. Más el armador de enorme categoría como Diego Gerbaudo, el nuevo jugador del equipo salteño fue compañero del base cordobés en la temporada 2013 con Weber Bahía Basket.

Artículo anterior«Fue una muy buena experiencia»
Artículo siguienteJohn Thomas llega a Petrolero